‘Assassin’s Creed: Valhalla’: Un entretenido RPG, que tiene poco de la saga original

Calificación:

Desde hace una semana estoy jugando ‘Assassin’s Creed: Valhalla’, tercer videojuego lanzado por Ubisoft donde la icónica saga dio un giro y pasó a convertirse en un videojuego de acción-aventura y RPG (role-playing game) de mundo abierto. Y debo comenzar contando que la he pasado demasiado bien jugando este título, incluso mucho más que ‘Assassin’s Creed: Origins’ o ‘Assassin’s Creed: Odyssey’, el cual me encantó.

En ‘Assassin’s Creed: Valhalla’ seguimos la aventura de Eivor, un fiero guerrero Vikingo dividido entre el deber hacia su hermano Sigurd y una búsqueda personal de gloria. Expulsados de Noruega por interminables guerras y menguantes recursos, el clan de Eivor deberá asegurar su futuro entre los reinos de Inglaterra. Durante su viaje, Eivor se enfrentará a poderosas figuras, incluyendo a los reyes Sajones y los belicosos hijos de Ragnar Lothbrok, así como una misteriosa y creciente amenaza ligada al destino de Inglaterra.

Debo confesar que en al principio, especialmente en la parte que funciona como prólogo, sentí un poco de escepticismo respecto a lo que ‘Assassin’s Creed: Valhalla’ me estaba ofreciendo en cuanto a sus mecánicas. Primero porque pensaba —en ese momento— que este nuevo juego era un poco más débil que ‘Odissey’, ya que el modo de cubrirse, atacar, el parkour y el sigilo en este nuevo título son similares, pero más flojos. Pero estaba completamente equivocado, ya que al terminar esta primera parte del juego, me di cuenta de que no eran flojos, sólo son más simples y con bastante razón ya que se acomodan a la historia y la forma en que debemos ir jugando para completar las misiones.

En ‘Assassin’s Creed: Valhalla’ tendremos un asentamiento principal en donde vivirán nuestro clan y sus familias. Instalación que debemos ir mejorando creando diferentes tiendas como por ejemplo, una pescadería, cervecería, un almacén, caballería y hasta una tienda para nuestra vidente, la que recomiendo crear, ya que entrega una de las misiones más hermosas y alucinantes del juego.

Existen dentro de este y otros asentamientos que se van desbloqueando en la medida que avanza la historia, algunos mini juegos, tales como competencia de bebidas, jugar a los dados e incluso una especie de batalla de gallos donde la competencia se centra en crear rimas. Todas estas mejoras a la panadería, cervecería, pescadería, etcétera, ayudan además, a poder invitar a toda la comunidad a banquetes de celebración que como todo festejo, suben la moral de los habitantes de la colonia.

Todas estas tiendas se deben crear con recursos que se obtienen principalmente a través de saqueos a monasterios que están marcados en el mapa, a los que podemos llegar en barco a atravesando los diferentes ríos o a caballo, o en mi caso, luego de obtener una skin, un lobo blanco. Para estas excursiones y ataques, es principal además nuestra especie de dron que al igual que en los juegos anteriores, es un ave, pero esta vez no se trata de un águila sino de un cuervo.

Es aquí donde se entiende el cambio de combate y sigilo, al ser bastante comunes estas especie de raids. Ayuda mucho que sea todo más simple por la cantidad de soldados que defienden estas localidades.

Las habilidades ahora son pasivas y se van desbloqueando en una especie de nodos con uno principal y además tenemos destrezas que se aprenden leyendo libros que se pueden encontrar en diferentes localidades a lo largo y ancho de este mundo. ‘Assassin’s Creed: Valhalla’ en ese aspecto mejora esta mecánica, ya que estas pasivas ayudan durante el combate sin tener que realizar la combinación de botones que ahora están destinados a las destrezas. Además, estás destrezas y habilidades van creando nuestro nivel de poder porque ya no tenemos nivel para portar armas e incluso las que tenemos se pueden ir mejorando gracias a las runas que tienen cada una de ellas.

Como escribí anteriormente, todo esto ligado a la historia principal de ‘Assassin’s Creed: Valhalla’ que a diferencia de ‘Assassin’s Creed: Odissey’, mantiene una sola línea argumental que no deslumbra, pero que atrae totalmente. Al igual que el juego anterior, al estar enlazado a una época y personajes históricos reales, ‘Assassin’s Creed: Valhalla’ tiene un vínculo permanente con obras que ya conocemos, como por ejemplo, la serie ‘Vikingos’, la cual tenía en mi lista de “ver más tarde” y que gracias a este juego, me dieron ganas de visitar. Algo que personalmente creo demuestra el interés que genera esta historia que además de eso, me ha tenido buscando en Google lugares y personajes del videojuego.

‘Assassin’s Creed: Valhalla’ mantiene la idea de poder jugar con un personaje principal de sexo femenino o masculino, el cual se puede cambiar durante cualquier momento y debo decir que a pesar de mantener este sentimiento de atracción que entrega la historia, el personaje principal no llega a tener el carisma de los de ‘Assassin’s Creed: Odissey’, en especial comparando la versión femenina, ya que Kassandra me enamoró completamente. Acá cumplen su función, pero no son absolutamente aburridos o malos personajes, a diferencia eso sí de varios secundarios que caen algunos en la caricatura del Vikingo.

Donde destaca completamente ‘Assassin’s Creed: Valhalla’ es en la creación de su mundo abierto, algo que ya viene trabajando bastante bien Ubisoft en sus diferentes videojuegos. El arte y la calidad gráfica de este mapa son alucinantes y destacan los diferentes detalles que vamos encontrando durante nuestros viajes. La versión que estoy jugando es la de PlayStation 4 y a pesar de tener algunas caídas de fps en combates con demasiados personajes peleando al mismo tiempo, ha funcionado muy bien.

Claro, algo que también ya caracteriza a Ubisoft, son los bugs que sobre todo en esta serie siempre acechan cuál fantasma, y a pesar de que me he topado con algunos que me han tenido al borde de querer irme bien al Valhalla, haciendo la raya para la suma final, no han restado demasiado y sólo queda esperar que se vayan arreglando con los futuros parches o del próximo contenido que irá entregando al juego en sus expansiones.

Y recalco esto de la raya para la suma final porque es aquí donde está mi gran pero y que es algo que creo los fanáticos de la saga ‘Assassin’s Creed’ deben tener en cuenta: ‘Assassin’s Creed: Valhalla’ es un tremendo videojuego de aventura RPG en mundo abierto, el cual me ha entregado demasiadas horas de entretención al borde del vicio, pero definitivamente se desmarca completamente de los anteriores juegos clásicos de esta IP. Esta trilogía ha hecho que muchos seguidores de ‘Assassin’s Creed’ se hayan alejado y se han negado a comprar algunos de los títulos de esta trilogía, desde ya les digo que este último juego no les va a hacer cambiar de idea.

‘Assassin’s Creed: Valhalla’ para mi tiene de ‘Assassin’s Creed’ lo siguiente:

Claro, incluye a los científicos del animus, la historia principal introduce a unos personajes ligados a la saga, tiene esta vez la daga —que no está oculta— y una tienda que sirve de punto principal donde ir siguiendo las misiones para ir asesinando a los miembros de La Orden, pero durante el transcurso del videojuego, uno se olvida que es un título de la saga ‘Assassin’s Creed’.

Y es raro ya que dentro de esta ya terca idea de crear juegos RPG de mundo abierto llenos de looteo, Ubi ha caído en desastres como lo fue al inicio ‘Ghost Recon Breakpoint’ o en pequeñas —o grandes según el punto de vista del jugador final— decepciones como ‘Watch Dogs: Legion’, pero acá la idea les resultó y al igual que en los dos ‘Assassin’s Creed’ anteriores, ‘Assassin’s Creed: Valhalla’ es un juego muy pero muy entretenido, el cual me tiene esperando el nuevo contenido y en este momento, intentando obtener un arma gloriosa de la mitología Vikinga.

‘Assassin’s Creed: Valhalla’ es definitivamente un gran título, no recomendable para los que llamo ‘talibanes de los videojuegos’ los que desean morir para que su preciado ‘Assassin’s Creed’ vuelva a sus raíces, pero sí lo recomiendo para quienes les gusten los videojuegos en general y en especial este tipo de RPG, donde además de la entretención que entrega la misión principal, hay muchas otras cosas más por hacer.

‘Assassin’s Creed: Valhalla’ ya está disponible ahora en Xbox Series X|S, consolas Xbox One, PlayStation 4, PlayStation 5, la tienda Epic Games Store y Ubisoft Store en Windows PC, así como en Stadia, Amazon Luna, y en Ubisoft+, el servicio de suscripción de Ubisoft. Agradecemos a Ubisoft, quienes vía nuestros amigos de LocalStrike, nos hicieron llegar una copia del juego para contarles mi experiencia.

Ficha Técnica

Título original: ‘Assassin’s Creed: Valhalla’.
Año: 2020.
Género: Acción-aventura RPG de mundo abierto.
DesarrolladorUbisoft Toronto.
DistribuidorUbisoft.
Motor GráficoAnvil.
PlataformasMicrosoft Windows, PlayStation 4, Xbox One,PlayStation 5, Xbox Series X|S.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te podría gustar...