‘The Morning Show’: Encubrimiento, acoso y tensión detrás de cámara

Por Andreas Mauna Celedón

Develar la verdad es un principio sustancial del periodismo. Cuando esta verdad se trata de un delito grave como el acoso sexual hacia colaboradoras de un medio de comunicación, es aún más necesario exponerla y, por ningún motivo, encubrirla.

Esta introducción podría resumir a ‘The Morning Show’, una de las primeras producciones originales de Apple Tv + estrenada en noviembre de 2019, con la cual la plataforma busca competir con Netflix y Disney+.

Inspirada por el libro ‘Top of the Morning’ de Brian Stelter, la trama adapta consistentemente el impacto del acoso sexual a raíz de las variadas denuncias contra ejecutivos de cadenas de televisión norteamericanas, agrupadas en el movimiento MeToo.

A través de los diez capítulos de su primera temporada se desenvuelve la historia de Mitch Kessler (Steve Carell), co-animador de un noticiero matutino y cómo estos hechos constantes fueron ignorados por Alex Levy (Jennifer Aniston), co-animadora por quince años, y Charlie ‘Chip’ Black (Mark Duplass), productor ejecutivo del programa. Todo encubierto y supervisado por el dueño de la cadena, Fred Micklen (Tom Irwin).

La sobreexposición negativa que alcanza ‘The Morning Show’ cuando Mitch es despedido se intenta resistir con una transición forzada que busca eliminar a Alex al mismo tiempo. En este momento surge Cory Ellison (Billy Crudrup), un ambicioso ejecutivo que busca algo más que mejorar el noticiero, y Bradley Jackson (Reese Witherspoon), una reportera local conocida por perder el control en vivo. Ella capta el interés de Cory, quien la convence para viajar a Nueva York y así entrevistarla.

En una entrega de premios, la que era la excusa perfecta para deshacerse de Alex, ella retoma el control e impulsivamente nombra a Bradley como su nueva co-animadora, causando un nuevo impacto mediático e iniciando al mismo tiempo un sinnúmero de cambios en la forma en que se comunican los altos mandos con el equipo de producción.

A medida que la temporada avanza, Alex, Bradley, Cory y Chip se ven arrastrados a una relación de resistencia, lucha de egos y muchas veces de conveniencias personales para sacar adelante sus propias motivaciones, aunque llegado un punto deciden hacer un frente en común ante Fred, el jefe de la cadena.

Aniston, Witherspoon y Crudrup tienen una resonancia mucho más alta que el resto del elenco, con diálogos dignos de admirar y excelentes actuaciones. Steve Carell interpreta de gran forma a un “lobo vestido de oveja”, de acuerdo a cómo va cambiando temporalmente, pero su personaje está al servicio de la historia.

Además de los protagonistas, el potente arco evolutivo de Hannah Shoenfeld (Gugu Mbatha-Raw) le da un cierre y sentido a la temporada completa, porque involucra el conflicto, las presiones de ambos lados y a tod@s sus participantes en conjunto.

Puede que haya una trama que no acaba de cerrar en la historia: el romance entre Yanko Flores (Nestor Carbonell) y la interna Claire Canway (Bel Powley), ya que la serie aún al cuestionar las dinámicas de poder en las relaciones interpersonales, al mismo tiempo desarrolla esta relación casi como un alivio cómico, y se siente extraño.

‘The Morning Show’ se posiciona de forma precisa en esta época, donde ya no hay espacio para la tolerancia al acoso, pese a que siga ocurriendo. Tiene una importancia única porque condena el encubrimiento, manifestado en actitudes y comportamientos machistas que acallan las denuncias.

Al incentivar a que estos hechos no sigan ocurriendo en lugares de trabajo, a que sean denunciados y sancionados ejemplarmente, ‘The Morning Show’ gana mucho. Transparenta muchas cosas que no se ven detrás de la pantalla y es una propuesta innovadora, poco tocado en series.

Por último, no está demás decir que el guión es intensamente fluido con las emociones. La tensión en la temporada va in-crescendo capítulo a capítulo hasta llegar al último episodio donde todo explota. Muy recomendable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te podría gustar...