‘The Boys’, segunda temporada: Los finales felices no son para todos

Calificación:

Ayer fue lanzado por Amazon Prime Video el octavo y último episodio de la segunda temporada de ‘The Boys’. Y lo tuvo todo; cerró correctamente cada trama, y abrió nuevos guiños, para una próxima partida de capítulos.

Es que ‘The Boys’ es un mash-up de cultura pop con una base de cómic, que introduce más antihéroes al mundo, critica subvertidamente la “limpieza” de Marvel y DC a través de un gore visceral —y no de forma figurativa—, contingente con los conflictos sociales e incluso los memes, que se funden con las naturalezas perversas, y hasta aquellas inocentes y llenas de esperanzas. Todo orquestado con explosiones, trajes de spandex, clandestinidad, vida mediática más Rolling Stones, Aerosmith, Talking Heads, una variada mezcla de hip-hop, rock y el sempiterno héroe personal de Hughie, Billy Joel.

Ciertamente es una serie para quienes gustan del género de súper héroes, anti héroes, justicieros, pero también puede llamar a un público más reticente a este tipo de productos, porque de forma simple y realista puede mostrar lo que el poder puede hacerle a cualquier humano, cuando abusa de él o revela verdades.

Al principio de la temporada, el escenario no es el más favorable para la banda de muchachos, y dentro de toda la locura del relato, es lógica la manera en que se dan vuelta las cosas para el grupo de justicieros, porque Butcher, Mother’s Milk, Hughie, Kimiko y Frenchie, al ser perseguidos, pasan la mayoría del tiempo ocultos, pero apenas surgen algunos datos sobre la nueva súper de los Siete, todo comienza a rodar de nuevo y velozmente regresan a su rol de perseguidores.

V de Vought

Si durante la primera temporada descubrimos la escalofriante naturaleza de Homelander, las aberrantes conductas de algunos de los Siete, y los dramas de Los Muchachos, el argumento bajo la superficie del mundo supe heroico está centrado en el compuesto V, que conecta al gobierno con Vought, o mejor dicho Stan Edgar, (Giancarlo Esposito; ‘Breaking Bad‘, ‘The Mandalorian‘), que juega un papel crucial al mantener a raya a Homelander y compañía, convirtiéndose en la mente maestra que sin escrúpulos actúa fríamente por la rentabilidad de las acciones.

Al introducirse el movimiento anti-Vought, encabezado por la congresista Victoria Neuman, se crean distracciones en la historia que desvían inteligente y temporalmente la atención del relato; tentáculos argumentales que asombrosamente, mantienen el enfoque en la banda para plantar sorpresas que, finalmente conectarán toda la temporada.

La hilarante pero breve parodia a ‘Batman v Superman: Dawn of Justice’ o ‘Justice League’, la visita al “psiquiátrico” Sage Grove, junto al arco de La iglesia de la colectividad, fueron las muestras más cómicas de la temporada, sin olvidar los chistes cortos o comportamientos erráticos de algunos personajes, como Lamplighter, revelado en el penúltimo episodio.

Familia

Más allá del poder desplegado por cada súper, The Boys habla de sentirse parte, de pertenecer a una familia a su manera.

Butcher en la remembranza de su hermano Lenny y cómo se le parece tanto a Hughie, que por otro lado, demuestra su lealtad hacia el grupo más de una vez. Kimiko alcanza un punto álgido debido a su relato personal de pérdida, pero que intenta conectar con Frenchie después de derrumbarse. Annie/Starlight y Maeve paulatinamente comienzan a colapsar dentro de los Siete, intentando conciliar sus relaciones con su idealismo y ética, hasta que deciden separadamente elaborar planes para renunciar; deserción que las hará coincidir en un enfrentamiento.

Sin embargo, todo este sube y baja inevitablemente lleva de alguna manera a Homelander —el arma con doble filo de Vought y el mundo—, un villano psicópata, astuto e impredecible. Lo peor, es que lo único que siempre ha deseado es sentirse amado por una familia de verdad, algo que busca incesantemente y por lo que seguirá revoloteando hasta obtenerlo.

El episodio final cierra espectacular, pero de forma agridulce y trágica. Revelará también un secreto explosivo. La banda de los muchachos se separa momentáneamente, hasta una eventual tercera temporada, cuando nos haga desear nuevamente que algún día caiga Homelander.

Ficha Técnica

Título original: ‘The Boys’.
Año: 2020.
Duración: 50 min.
País: Estados Unidos.
Guion: Eric Kripke (showrunner), Rebecca Sonnenshine, Craig Rosenberg, Ellie Monahan, Anslem Richardson
Género: Súper héroes/suspenso/humor negro/drama.
Elenco: Karl Urban, Antony Starr, Jack Quaid, Karen Fukuhara, Erin Moriarty, Laz Alonso, Tomer Kapon, Dominique McElligott, Chace Crawford, Aya Cash, Claudia Doumit, Ann Cusack, Shawn Ashmore y Giancarlo Esposito.

One thought on “‘The Boys’, segunda temporada: Los finales felices no son para todos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te podría gustar...