NerdZoom: Entrevista a David Albala, director de ‘Pacto de Fuga’

En julio de este año, Ernesto Garratt entrevistó al cineasta David Albala, conocido por sus trabajo en los noventa como ‘Patiperros’ y más recientemente, por su filme ‘Pacto de Fuga’, que trata sobre el escape de algunos miembros del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR) de la Cárcel Pública de Santiago en 1990.

Aquí, Albala adelantó en su momento que su película iba a estar disponible en Amazon Prime y que estaba postulando a varios festivales internacionales como también de sus otros proyectos; su tiempo en Estados Unidos y el cine que le gusta ver. 

Para leer la entrevista original, pueden visitar el Especial ‘Pacto de Fuga‘ que NerdNews preparó hace un tiempo.  

A continuación los dejamos con la entrevista completa.

‘Pacto de Fuga’ lidera estrenos de agosto en Amazon Prime

El servicio de streaming va creciendo cada día más.

Nuevos títulos originales y licenciados llegan al servicio de Amazon Prime en Latinoamérica. Películas lideradas por la cinta nacional ‘Pacto de Fuga’ y ‘My Spy‘. Programas que permanecen en el corazón de muchos como ‘24‘ y ‘Malcolm in the Middle‘; además de nuevas producciones originales, tales como ‘Pan y Circo‘, conducido por el actor mexicano Diego Luna y la serie ‘Chemical Hearts’, son algunas de las novedades que llegarán en agosto a este streaming.

A continuación los dejamos con estos estrenos:

24 – serie completa – 1 de agosto

Acompaña a Jack Bauer a acabar con los complots terroristas y salvar a la nación del desastre, en las 8 temporadas de la monumental serie, ‘24′. Intentos de asesinato presidenciales, detonaciones de armas de destrucción masiva, bioterrorismo, ataques cibernéticos, así como conspiraciones que tratan con la corrupción gubernamental y corporativas son algunas de las misiones que te mantendrán intrigado de principio a fin.

True Story Avec – 2 de agosto

No te pierdas el estreno de ‘True Story Avec‘ en donde un grupo de comediantes YouTubers se encuentran con celebridades con el objetivo de compartir anécdotas realmente increíbles. Estos YouTubers presentan estas historias reales agregando un toque inesperado de su propio humor.

Esta serie es en un formato sin precedentes en el que la ficción y la realidad se entrelazan para brindarte una experiencia original y divertida.

Bandish Bandits – 3 de agosto

La cantante clásica india Radhe y la estrella del pop Tamanna. A pesar de sus La cantante clásica india Radhe y la estrella del pop Tamanna. A pesar de sus personalidades contrastantes, los dos “emprendieron juntos un viaje de autodescubrimiento para ver si los opuestos, aunque podrían atraer, también pueden adaptarse e ir a largo plazo. 

Arkansas – 7 de agosto

Kyle y Swin viven a las órdenes de un capo del narcotráfico con sede en Arkansas llamado Frog, a quien nunca han conocido. Pero cuando un acuerdo sale terriblemente mal, las consecuencias son mortales.

Basada en la novela homónima de John Brandon y dirigida por Clark Duke en su debut como director, a partir de un guión de Duke y Andrew Boonkrong. Esta cinta es protagonizada por Liam Hemsworth, Duke, Michael Kenneth Williams, Vivica A. Fox, Eden Brolin, Chandler Duke, John Malkovich y Vince Vaughn..

Pan y Circo – 7 de agosto

Se testigo de los menús de algunos de los mejores chefs de México, que acompañarán una charla amena entre expertos y diferentes personalidades, moderada por el actor Diego Luna.

Cada capítulo cubrirá un tema de suma importancia para el país y para el mundo entero. Para abordar estos temas, la comida de seis reconocidos chefs, también se integrará al episodio, poniendo el pan, como preámbulo al circo.

Consta de 7 episodios de una hora, cada episodio tendrá la presencia de un chef y de cinco invitados diferentes y se estrenaran tres el primer día y dos las siguientes semanas.

Stumptown – 7 de agosto

Una veterana de la Marina ingeniosa se convierte en investigadora privada en para resolver problemas en los que la policía no puede involucrarse al mismo tiempo lucha por sobrevivir y cuidar a su hermano con síndrome de Down.

La serie está basada en los cómics del mismo nombre, de Greg Rucka, Matthew Southworth, y Justin Greenwood, y adaptada para la televisión por el escritor y productor Jason Richman.

Boyz in the Wood – 7 de agosto

Cuatros adolescentes tienen la oportunidad de cambiar sus vidas al completar el viaje del Premio Duque de Edimburgo a través de sierra de Escocia. Al mismo tiempo, intentan escapar de un misterioso cazador y la unidad de policías de Highlands se encuentra detrás, fallando espectacularmente en brindar asistencia.

Casi Leyendas – 7 de agosto

Tres amigos separados que se ven obligados a reunirse en con banda de rock que en su juventud estaba a punto de ser famosa, pero por razones misteriosas, nunca tuvieron éxito. Los espera un doble desafío: ser la banda que siempre soñaron y, de paso, intentar solucionar sus catastróficas vidas.

Dos más dos -7 de agosto

Diego y Emilia forman feliz matrimonio en el que pronto se les abrirá un mundo de posibilidades frente a ellos. Gracias a unos amigos conocen el movimiento ‘swinger’, o más conocido como el intercambio de parejas, que les enseñará un tipo de fiestas donde las personas no piensan en sus relaciones actuales sino con quién les gustaría estar en ese momento.

El Fútbol o Yo – 7 de agosto

La pasión de Pedro por el fútbol sobrepasa la de la mayoría de los mortales: es un adicto total al fútbol, una pasión que está arruinando su vida matrimonial. Tanto que Verónica, su mujer, comienza a ver insostenible el que su marido dedique la mayor parte de su tiempo al fútbol y nada a la pareja.

Gilda – 7 de agosto

La película sigue la vida íntima y poco conocida de Miriam Alejandra Bianchi, quien se convirtió en ídolo de la canción popular argentina bajo el nombre artístico de Gilda (en honor al personaje de Rita Hayworth).

Hilo Rojo – 7 de agosto

Una leyenda china cuenta que un hilo rojo invisible conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, sin importar tiempo, lugar o circunstancias. El hilo se puede estirar o contraer, pero nunca romper.

Utilizando esta leyenda oriental como premisa narrativa se presenta la historia de 2 personas que se enamoran al instante al conocerse en un avión. Sin embargo, tras el flechazo y sentir que son el uno para el otro, la suerte hace que se separen. Años después ambos han formado una familia y viven felizmente casados, pero el destino los reúne de nuevo, poniendo en jaque sus valores y creencias acerca del amor.

Me casé con un boludo – 7 de agosto

Una actriz desconocida se enamora de un actor famoso. Después de casarse, se da cuenta de que se ha enamorado de un personaje que interpreta su futuro esposo y no de la persona real.

Los que aman. Odian – 7 de agosto

El Dr. Huberman llega a la sección de hoteles de Bosque de Mar en busca de una soledad deliciosa y fructífera. Poco se imagina que pronto se verá involucrado en las complejas relaciones que han estado tejiendo los habitantes del hotel.

Los 80 – 7 de agosto

Serie que muestra los acontecimientos de la década de los 80 que han marcado la historia de Chile, contados por una familia típica chilena.

En plena dictadura de Pinochet hay diversos sucesos históricos ocurridos en Chile, durante la década de 1980. Algunos ejemplos son: la gran crisis económica de 1982 y el terremoto de Santiago de 1985. Los sucesos son mostrados y narrados desde el punto de vista de una familia santiaguina de clase media típica de esos años.

Dark Waters – 14 de agosto

Un abogado corporativo comienza una demanda ambiental contra una empresa química que expone una larga historia de contaminación. El caso conecta las muertes y enfermedades con la empresa de fabricación de productos químicos de una de las empresas más grandes a nivel mundial. En el proceso arriesga su futuro, su trabajo y hasta su propia familia para sacar a la luz la verdad.

Malcolm in the Middle – 14 de agosto

La mega popular serie que aborda los divertidos problemas y situaciones de una familia en la que Malcolm, uno de los hijos, parece ser el único sensato… o al menos el único que da señales de cordura.

Backseat Driver – 16 de agosto

Un banquero se convierte en el blanco de la furia de su chofer, pero ¿es la dinámica de poder en estas cuatro ruedas lo que se ve a simple vista?

Prime Rewind: Inside the Boys – 18 de agosto

El aftershow de ‘The Boys‘ temporada 2, se llama Prime Rewind: Inside The Boys, será presentado y producido por Aisha Tyler, quien también se desempeñó como moderadora del panel Comic-Con @ Home.

Los episodios de Prime Rewind estarán disponibles inmediatamente después de cada episodio de la temporada 2 de ‘The Boys‘, que se transmite semanalmente, en ellos los miembros del reparto, el equipo creativo y otros invitados especiales se unirán a Tyler mientras analizan los eventos que se desarrollan en cada episodio.

Kim Kardashian West: The Justice Project – 20 de agosto

Este documental exclusivo de dos horas sigue a Kim Kardashian West mientras usa su plataforma pública masiva para abogar por la reforma de la justicia penal en Estados Unidos.

En junio de 2018, Kim usó su influencia global para ayudar a convencer a la Casa Blanca de otorgar clemencia a Alice Marie Johnson, una bisabuela que cumple una condena de cadena perpetua de más de 25 años como delincuente no violento por primera vez.

My Chemical Hearts – 21 de agosto

Esta producción Amazon Original está basada en la novela del mismo nombre, Krystal Sutherland y protagonizada por Lili Reinhart y Austin Abrams. Sumérgete en la historia de Henry Page, quien conoce a Grace Town… alguien que no se parece en nada a quien Henry imaginó como su primer amor.

My Spy – 27 de agosto

Un duro agente de la CIA, que no le pide nada a los grandes héroes de acción, se encuentra a merced de una niña de 9 años, cuando es asignado a una operación encubierto para vigilar a su familia. Una comedia para todos, llena de acción y risas.

Pacto de Fuga – 28 de agosto

Basada en una historia real que aconteció en 1990, en donde 49 prisioneros políticos intentan escapar a través de un túnel que llevó 18 meses cavar. Este caso se conoció como “Operación Éxito” y buscaba liberar a presos políticos que llegaron ahí durante la dictadura de Pinochet, por atentados en contra del dictador.

The Meg – 29 de agosto

Un grupo de científicos en la Fosa de las Marianas, encuentran más de lo que habrían deseado, cuando se topan con el depredador marino más grande que haya existido sobre la Tierra: el Megalodón.

All or Nothing: Tottenham Hotspurs S1 – 28 de agosto

La serie de documentales deportivos de Amazon Prime Video, ‘All or Nothing‘, está de regreso con el equipo de la Premiere League, Tottenham Hotspur.

La emocionante temporada 2019-2020, trae situaciones nunca antes vistas detrás de los vestidores y de los atletas que forman parte de este formidable equipo.

‘Pacto de Fuga’: ¿Qué precio estás dispuesto a pagar por tu libertad?

¿Qué hace que una película sea clasificada como buena? ¿Es automáticamente menos una producción que pertenece a cierto género? ¿Es el cine de autor el único que puede ser categorizado como puro, o hay espacio para cualquier cinta que supere un examen básico de calidad?

En el caso del cine chileno, pareciera que la vitrina de lo bueno está reservada solo para ese tipo de cine, el cine de autor. No me malentiendan, con esto no busco armar una gran polémica, ni insinúo que ese tipo de cintas sean malas, para nada. Lo que sí quiero decir es que ese tipo de proyectos abundan y por lo mismo el cine de género ha sido estigmatizado – tal vez a veces lo merece – como algo de menor calidad, y ha hecho que pocos se atrevan a explorar sus aguas.

Es eso por lo que sorprende cuando una producción nacional intenta, y logra, aventurarse con una película de género que no solo cautiva al público y logra llenar salas, sino que lo hace con un estándar de calidad que también convence a los expertos, algo que, siendo sinceros, no suele pasar en Chile. Una cinta es popular y la crítica la destroza o, todo lo contrario.

Pacto de Fuga’ es la excepción a la regla que viene dominando nuestra pequeña industria por más de lo que podemos y queremos asumir. Este thriller de acción, que además está inspirado en hechos reales, logró convocar a más de 125 mil espectadores en su primer fin de semana, y más de 230 mil en total, una cifra muy alta considerando las circunstancias de su estreno, entre estallido social y pandemia.

Pero antes de hablar de lo accidentado de su llegada a la pantalla grande hay que hablar del hombre que puso en marcha, y logró sacar adelante este proyecto, que llevó casi siete años en concretarse. Su director, David Albala, es periodista y realizador audiovisual. El 2005 estrenó su primer trabajo como director en un largometraje documental llamado ‘PersPecPlejia’, un ejercicio autobiográfico donde relata, en primera persona, los eventos que lo dejaron parapléjico y su vida como persona en situación de discapacidad. Incluso el nombre es una amalgama de dos palabras que dominan el argumento, perspectiva y paraplejia.

Su debut en la ficción llegó con el cortometraje ‘Jaque mate al alma gemela’, que rodó en Estados Unidos el 2010, y que estrenó el 2012 en SANFIC. Por lo que, siendo estrictos, ‘Pacto de Fuga’ es la primera película de ficción de larga duración dirigida por Albala, quien además participó en el guion, en la producción y en el montaje.

En rigor no es su ópera prima, pero para conveniencias de esta crítica nos referiremos a ella cómo su primer trabajo en ficción. Y como primer trabajo en este formato, ‘Pacto de Fuga’ es un excelente debut. La película está basada en la “Operación éxito”, un complejo plan que permitió la fuga de 49 presos políticos, siete de ellos condenados a pena de muerte, desde la Cárcel pública de Santiago en enero de 1990, pocos meses antes de que Pinochet dejara el poder.

De un total de 120 detenidos, muchos miembros del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, 24 se organizaron para cavar un túnel de más de 80 metros de largo, y del que extrajeron más de 55 toneladas de tierra, que depositaron durante más de 500 días en el entretecho de la galería que los albergaba en la cárcel en pleno centro histórico de Santiago.

A ese arriesgado plan, a esos inagotables presos políticos, a esos sueños de libertad, ‘Pacto de Fuga’ les es fiel. En gran parte a un excelente trabajo de guion, a cargo del propio Albala, de Cecilia Ruz, Loreto Caro-Valdés y Susana Quiroz-Saavedra. Pero que además contó con la asesoría de Raúl Blanchett, frentista y uno de los líderes de la fuga. Lo que hace que esta historia “basada en hechos reales” sea mucho más veraz para quien la ve.

Filmada entre las cárceles de Buin y La Serena, la cinta hace un excelente trabajo al intentar recrear la, ahora demolida, Cárcel pública, que durante la Dictadura fue usada como centro de detención política y tortura. La banda sonora es también un buen componente para esta historia, que además de tensión, también logra transmitir emotividad. Y usa algunos himnos de la canción chilena para retratar la época, como es el caso de “El baile de los que sobran”, de Los Prisioneros que, coincidentemente, se convirtió en la canción de lucha del estallido social.

Lo que me lleva al siguiente tema: el estreno. ‘Pacto de Fuga’ estaba programada para estrenarse el 24 de octubre del 2019. Por motivos de la revuelta social que explotó el viernes 18 de octubre, y el consecuente cierre de cines, se debió recalendarizar el estreno, que se movió más de tres meses, para finalmente lanzarse el 23 de enero de este año. Resulta poético, entonces, que una película que habla sobre la injusticia y la lucha por la libertad haya sido interrumpida por las mismas razones, pero a escala nacional.

Pacto de Fuga’ tiene un elenco encabezado por Benjamín Vicuña, pero sería un error decir que él es el protagonista, porque este es más bien un reparto coral, que se detiene y toma el tiempo en mostrar a cada personaje como individuo, pero también su relevancia en la colectividad. Es, en general, un casting excelente. Destaco el trabajo de Diego Ruiz y Eusebio Arenas, los más jóvenes de este grupo de reclusos, que muestran bastante canchafrente a otras caras reconocidas del cine chileno, como son Roberto Farías, Víctor Montero, Luis Dubó y el propio Vicuña. Las mujeres, a pesar de ser pocas, también están excelentes. Francisca Gavilán en el papel de la esposa de un preso y Amparo Noguera, como la abogada defensora, son responsables de algunos de los momentos de más emotividad.

En relación con esa emotividad, la cinta logra emocionar sin ser lastimera, sin victimizarse, mostrando a los personajes en sus lugares más vulnerables sin exponerlos a una posición de víctima, porque, sobre todo, tienen dignidad. Algunos críticos, como Ernesto Ayala de Artes y Letras del diario nacional El Mercurio, se extrañaron que los personajes retratados en la película fueran dueños de una intimidad, de una vida social y emocional más allá de sus ideales políticos. Pero sí, los tienen, y David Albala se encargó de dejarlo claro. Aunque no me gusta decir que cierto personaje o colectivo de personajes fue “humanizado”, lo cierto es que esta cinta logra eso, humaniza. Son personas más allá de las ideologías que algunos usan como excusa para criticar la película.

Pacto de Fuga’ es una película excelente, que no teme usar algunos clichés para llegar a la fibra del espectador, no teme ser de género en una industria muchas veces tan llena de lo mismo, se arriesga a ser de consumo masivo sin desproteger la historia que tan bien está llevada a lo largo de 121 minutos. Técnicamente cumple más que bien, la fotografía en esos tonos sepia que dan la sensación de terrosidad funciona.

Argumentalmente se encarga de mostrar la historia de cada personaje en la medida justa para seguir teniendo un reparto coral. Ese elenco es de gran calidad, se nota el trabajo previo que hicieron para llegar a esos niveles de afinidad en cámara. El montaje es también una nota alta, ya que resuelve de buena forma contar más de un año y medio de historia en tiempo lineal en pocos minutos, acompañado muy bien de la música.

La película funciona, a mi parecer, muy bien en todos sus niveles, y salvo algunos pequeños errores que le podemos encontrar, me parece de las mejores películas chilenas del último tiempo. Porque, como ya dije bastante, no teme y se arriesga a ser masiva, con un tema que muchos se niegan a seguir viendo en pantalla, como lo es la dictadura, pero lo aborda de una manera tan novedosa que no necesita mayor contexto histórico para funcionar. Tanto para un público nacional que conoce el trasfondo, como para un espectador extranjero que ve un thriller sobre un escape carcelario.

Con esto tal vez enoje a algunos, pero, sin revelar explícitamente de qué hablo, la secuencia final de esta película y la emoción que me provocó, solo puedo compararla con la escena de Tim Robbins con los brazos abiertos bajo la lluvia después de un exitoso escape en ‘The Shawshank Redemption’. Puede que ‘Pacto de Fuga’ sea nuestra propia versión de esa cinta del ’94, con la única diferencia que aquí la fuga ocurrió de verdad.

Título original:Pacto de Fuga

Año: 2020

País: Chile

Director: David Albala

Guion: David Albala, Cecilia Ruz, Loreto Caro-Valdés y Susana Quiroz-Saavedra

Protagonistas: Benjamín Vicuña, Roberto Farías, Víctor Montero, Francisca Gavilán, Eusebio Arenas.

Duración: 121 minutos

David Albala, director de ‘Pacto de Fuga’: “Esta película habla del sentido de la vida”

El cineasta chileno detalla cómo logró que esta notable película chilena fuera incluida en el catálogo de Amazon. Además, David Albala cuenta en extenso el making of de ‘Pacto de Fuga’, que  acaba de empezar su circuito de certámenes internacionales como parte del festival de cine de Shangai.

David Albala está trabajando hasta altas horas de la noche. Aunque ya filmó y ya se estrenó en cines su ópera prima en la ficción, ‘Pacto de Fuga’ inspirada en hechos reales (el escape de presos políticos en plena dictadura), el próximo estreno en Amazon Prime de esta cinta protagonizada por Benjamín Vicuña le sigue dando trabajo a este periodista y documentalista (en los 90s fue productor general del espacio-documental ‘Patiperros’ de TVN y en 2005 realizó el documental ‘PerspeCplejia’) devenido en director de ficción merced justamente este emocionante thriller.

Además de preocuparse de Amazon, al momento de esta entrevista le acaban de informar ‘Pacto de Fuga’ forma parte de la selección oficial del festival de Shangai. Nada mal para una cinta de género a la chilena y que sigue el ejemplo de títulos como ‘Johnny Cien Pesos’ en esto de conectar con la esquiva audiencia.

La película ha sido de la más vista en el accidentado 2020 que llevamos en curso en Chile. Y promete seguir su reguero de buena estrella gracias al abultado visionado que puede lograr en el formato streaming a través Amazon Prime. 

-¿Qué te llevó a lograr ese gran acuerdo (con Amazon)? ¿Cómo fue eso?

Bueno, primero, evidentemente es un gran logro que va a permitir que la película haga su estreno en plataforma internacional dentro de América. Y eso va a permitir que la gente que, en Chile, no la pudo ver en sala porque no alcanzó en el verano o porque luego vino la pandemia y se cerraron los cines, pueda verla, y también gente de otros países la vea, hasta Estados Unidos, porque el territorio que va a abarcar Amazon es de Estados Unidos hacia el sur de América latina, incluido Chile y todos los países del cono sur.

-¿Del polo norte al polo sur?

No del polo, no alcanzamos el polo, pero ese territorio sigue disponible. Eso no quiere decir que no podamos llegar con la película a muchos más territorios. Y es una gestión que hizo nuestro agente de ventas.

-‘Pacto de Fuga’ es una película impresionante: ¿Cuánto tiempo estuviste haciéndola?

Bueno, primero gracias por tus conceptos de apreciación al respecto, y como he contado antes, me demoré, y nos demoramos en rigor con todo el equipo, siete años, de cero a cien. Siete años desde que inicio la investigación del proyecto, y luego lo que significó escribir y reescribir, escribir y reescribir, hasta que la película se estrena en sala el 23 de enero de este año, justo cuando se cumplían 30 años de la fuga. Hubo esa sincronía. Y bueno, es un tiempo de mucho trabajo, que me gustaría decir que espero que en mi próxima película no me demore siete años. Ojalá me demore dos, porque tampoco podría decir “quiero hacer una película cada año“. Así de esta envergadura, son tan estresantes, y es tan demandante, que prefiero decir una cada dos, para respirar un poco. Lo que quiero decir es que no me quiero demorar siete años, y espero no demorarme siete años en la próxima película.

-‘Pacto de Fuga’ es una película de género muy bien hecha: ¿Por qué tú, a diferencia de otros cineastas chilenos y latinoamericanos, tienes esta empatía hacia el género cinematográfico?

-Te tendría que decir, o compartir que mi aproximación al desarrollo de la película, no es directamente pensando en la audiencia, sino, es pensando en lo que a mí me entretiene. Entonces, cuando trabajo, es sintiendo cómo lo estoy pasando yo al ver o imaginar esta película, o escribir junto con los coguionistas, porque en rigor no es que yo esté pensando ni en la estructura de género, ni con un manual de estructura de género, para poder estructurar el guion. Es, cómo voy sintiendo esta historia. Y en ese sentido había una cronología que permitía ser la columna vertebral del desarrollo narrativo, porque lo que planteamos fue, vamos a contar a lo largo de la película cómo se construye el túnel de la fuga.

Esa es la columna vertebral de la progresión dramática. Ahora, tú no puedes hacer una película sobre la historia de cómo se construye un túnel, porque no se sostiene. Entonces, ok, yo voy a contar la película a lo largo del proceso de construir un túnel. Ahora, qué ocurre mientras se construye el túnel. Y en ese proceso tu empiezas a delinear un guion que va a tener un montón de escenas que te permiten ir conociendo personaje, o situaciones o conflictos, y todo esto apalancado con la asesoría de Raúl Blanchet, que fue uno de los líderes de la fuga, y con quien trabajamos codo a codo tres años. Tres años por un lado en escritura, reescritura, y luego corrección. Se hicieron 25 versiones, solo del guion adaptado a la pantalla. Lo que es algo inédito en nuestra industria nacional, donde hay muchos versiones de un guion a la hora de filmar. Eso podría decir que nosotros éramos tan inexpertos que necesitábamos,  hacer más versiones. Porque se puede ver por los dos lados, eran tan inexpertos que tuvieron que hacer 25 versiones , o fueron tan aplicados que hicieron 25 versiones.

Y ahí las dos interpretaciones quedan libres, a mí en realidad me da un poco lo mismo lo que la gente pueda decir al respecto, porque lo que importa es lo que lograste estructurar para poder armar la película. Y en ese sentido, que yo sea director y coguionista, me permitía describir los procesos, porque uno puede escribir como guionista “entran al túnel y excava“. ¿Cómo excava?¿cómo entra al túnel, en qué brazo está apoyado, usa punto y codo, qué tiene en la mano para excavar, cuál es el movimiento que hace? Y eso tu lo tienes que describir en palabras, y de esa manera yo podía obtener todos los tiros de cámara, porque cada frase era un tiro de cámara. Entonces, tiro, tiro, tiro, y luego podía fusionar tiro, podía mezclar planos, etc.

Además, el ser coguionista igual ayuda mucho en lo que es la visualización de la película. Que hay que imaginarla antes de filmarla. Ese es un trabajo que yo me demoré dos meses y quedé raja. Se llama, en los procesos que aprendí en Estados Unidos, cuando tú haces una película, se llama line script. Tú escribes el guion, que sé yo, y luego tienes que hacer el line script, que no es el storyboard, eso viene después. Es cuando tú con un lápiz vas escena por escena, definiendo cómo grabas, en que plano y en que tiro cada escena, cada palabra o cada frase. Entonces tienes que ir imaginándote cada tiro de cámara toda la película, y bueno, es un proceso y una de las cosas que hicimos fue no saltarnos los procesos. Porque en Chile uno suele decir, no, me da lata, esto es muy aburrido, me salto el proceso. No, hagamos el proceso por muy latoso que sea. Y así lo trabajamos.

-La cinta está liderada por Benjamín Vicuña, también tenemos a Roberto Farías. ¿Cómo fue el trabajo con ellos y con el equipo a la hora de recrear de cárcel, a la hora de recrear además el trasfondo político?

Son cosas que se trabajan en forma independiente primero, y que luego se produce un encuentro de las partes. Porque por un lado yo conozco a los actores, hablo con ellos y ahí no hay ninguna cárcel, no hay ninguna escenografía, no hay nada, es simplemente la conversación muy preliminar al principio del proceso. Y luego más en profundidad y a fondo, cuando se requiere, de alguna manera, determinar en detalle lo que ti quieres lograr con ellos.

Ahora, mi suerte fue trabajar con un elenco tan extraordinario y de tan alta jerarquía. Porque, lo primero que tengo que decir que es muy fácil trabajar con actores tan profesionales, es muy fácil. Es muy fácil que te entiendan lo que tú les estás pidiendo que realicen o interpreten. Porque tu les planteas un concepto, una necesidad, un conflicto y ellos son los que interpretan cómo instrumentistas. Yo soy el director, pero yo no toco el violín, yo le paso el violín al violinista que tocará un Stradivarius o lo que sea, y yo no le puedo decir, oye estás moviendo mal el arco. Veamos qué sonido le sacas. Y dentro de esos tú dices, pucha que suena bien este gallo, o pucha que suena bien la Pancha Gavilán, la Amparo Noguera, porque evidentemente, haciendo esta analogía con un instrumento, ellos interpretan y sacan el sonido y le dan vida a un personaje que es inspirado en hechos reales, pero que tiene que hacerse carne y hueso para que tú lo sientas cercano, te sientas identificado con él, empatizar con él.

Entonces, cuando todas esas piezas se unen, ahora en locación, lo que les pasa a ellos es que terminan de completar el personaje, porque cuando entran a la cárcel entran a una cárcel de verdad. Y empiezan a sentir el peso de la cárcel, porque las cárceles pesan. Sientes cómo te cansas más rápido, la energía te dura menos. Se deberá a la vibración, se deberá al frío, porque adentro hace mucho frío. En La Serena estábamos en pleno verano, y hacía mucho frío.

-Entre paréntesis, dónde filmaron, nos puedes recordar, fue una cárcel real ¿no?

Nosotros conformamos una cárcel con cuatro locaciones. La Serena, en la galería del penal, que era muy parecido a la cárcel pública de Santiago, también está Buin, con el patio de Buin, que obviamente con la reconstrucción de efectos especiales tú no ves Buin, ves la cárcel pública de Santiago, porque ese era el objetivo.

Al trabajar con greenscreen y todo el visual effects que se hizo. Y luego está el túnel, que estaba montado en un galpón en Calera de Tango, y el entretecho que estaba montado en un estudio en Huechuraba. Entonces, en total las locaciones, armábamos una cárcel. Ah, y además en el estudio de Huechuraba estaban las réplicas de las celdas de La Serena. Hicimos dos celdas que eran exactamente iguales a las que teníamos en La Serena, y de hecho, ni siquiera yo, que soy co-montajista, con Pepe Córdova, no me puedo dar cuenta cuándo estoy en a escenográfica y cuándo estoy en la real. Incluso hay una pelea en la película que está filmada en las dos celdas, y yo no sé en qué plano estoy en qué celda. Y eso es fantástico, es la magia del montaje. Entonces, de esa manera construimos un penal.

-Hiciste un gran documental de 2005 ‘Perspecplejia‘, donde abordas tu propio cambio de vida, que ahora estás sin la movilidad de tus piernas y estás en silla de ruedas. Es un gran documental, muy recomendable ¿Cómo fue ese cambio de pasar el switch de documental a ficción?

El switch o el cambio lo hice yéndome a estudiar a Estados Unidos, a la Universidad Texas de Austin, porque yo me fui con mi objetivo personal de hacer la transición del documental a la ficción.

Para eso me fui, quería aprender a hacer películas de ficción, evidentemente, toda la experiencia documental ayuda mucho, más aun si es una película que está inspirada en hechos reales, porque es como recoger una historia documental, documentada, y representarla y recrearla de la manera en que se cuentan las películas de ficción. Y la transición la hice estudiando en Estados Unidos, en una universidad que es extraordinaria, por su puesto, pero en donde es uno el que tiene que estudiar, porque yo le digo a mis estudiantes también, y a mis colaboradores, que la universidad no te enseña, el que aprende eres tú. Y aprendes  porque eres tú el que lee, eres tú el que pregunta, eres tú el que ve las películas, eres tú el que aprende a recrear un montón de cosas, escribiendo y haciendo el trabajo que se necesita para aprender.

Unos aprenderán más rápido que otros, por supuesto. Otros no necesitarán teoría y son geniales desde que nacieron, otros como yo, tenemos que ser mateos y vivir estudiando para sacar adelante los proyectos y que queden con la calidad que uno desea. Así hice la transición. Entonces, también fue muy orgánico, porque cuando te vas a estudiar a una universidad pasas por todo un proceso de hacer un master of fine arts, que es estudiar, preparar, hacer proyectos, entregar pruebas, trabajos lo que sea.  Y eso lo hace muy natural también, no es que de un día para otro te pidieran pasar del documental a la ficción. A mí no me pasó eso.

Fue paulatino, progresivo, y en Estados Unidos hice varios cortos de ficción, e incluso hice uno documental, con el cual me gradué del master, en el cuál, cuando yo entrevistaba mis personajes del documental, los trataba como si fueran personajes de ficción. Entonces ya no era como, te entrevisto y dame tu respuesta como te salió. No, repítemela, repítemela con sentimiento. No, explícame mejor lo que me estás contando de tu vida. Y de esa manera era como tratar a personajes reales, dentro de una película de ficción, aunque el género del trabajo era documental. De esa manera me sirvió mucho, y también, evidentemente, cuando uno hace una película de ficción, tienes que trabajar como con los actores. El director básicamente está con los actores, porque el resto del equipo es el que monta las escenas que tú ya definiste o diseñaste, meses antes. Yo no estoy diciendo ahí dónde va la cámara, las plantas de cámara están hechas hace rato. Y parte del storyboard.

En ‘Pacto de Fuga’ no alcanzamos a hacerlo entero. Pero no importó, sabíamos perfectamente lo que íbamos a filmar, porque yo no improviso en escena; en ese sentido podría decir que me acerco al maestro Hitchcock, que llegaba con sus storyboard y los respetaba pero a la pata. Yo prefiero hacer eso. Otros no, otros improvisan y dicen mira, mejor para allá, no. Sabes que no.

-¿Cómo fue la manera de trabajar con los efectos especiales, y con la acción?  ¿Qué desafío involucró esos challenges técnicos?

En una entrevista que me hacían Jump Cats, para un podcast que ellos tienen, con quienes trabajamos los efectos especiales, otros los hicimos en Filmoestudio directamente, y otros los hicimos en la casa productora, primero una de las cosas que me preguntaron era si yo había tenido temor de trabajar con efectos especiales, y yo nunca sentí que tenía miedo de trabajar con efectos especiales, sobretodo con gente que ya me había demostrado lo que hacía en otros trabajos.

Entonces, me preguntaban, ¿pero no te da miedo que no quedara bien?, pero por qué iba a quedar mal, entonces, primero eso. Segundo, estaba asesorado, había gente en locación revisando las cosas que estábamos haciendo, y de esa manera se filmaba con el asesoramiento directo en terreno de la escena que tenía el FX. Y tercero, en Chile hay mucha gente preparada, compositores de efectos especiales, que manejan un montón de softwares, porque hoy día los softwares y los hardwares están disponibles y accesibles económicamente al financiamiento, porque tú con computadores de bajo costo y softwares que se usaban en Hollywood, se pueden hacer maravillas.

Con esto, sólo lo que tienes que tener es el knowhow y el expertise de cómo se hace. Y aquí en Chile hay gente muy preparada y nos permitieron llegar a resultados que era como base, tenían que ser tremendamente verosímiles, de ahí para arriba. Porque si los efectos especiales quedaban mal, la película se iba al tarro de la basura.

Si esto dejaba de ser verosímil, significaba que el espectador dejaba de creer en lo que está viendo. Y ese sentido, el trabajo estuvo muy bien y adecuado al objetivo que se planteó. Porque independientemente de que siempre se puede hacer mejor, los efectos especiales te permiten creer la historia que te estoy contando en ‘Pacto de Fuga’.

-Hay otro tema también que me gusta mucho, que es como humanizas a los protagonistas que son no solamente personas que creen en la lucha contra una dictadura cruenta, y que están encarcelados políticamente por eso, sino que además son personas con heridas y lastres familiares…

Parto respondiendo la pregunta que me hizo el jurado de CORFO cuando estábamos en desarrollo, y ellos me preguntan, ¿tú vas a hacer una película sobre terroristas?. Entonces yo le digo “esta película trata sobre la búsqueda del sentido de la vida y la esperanza, porque nadie nace terrorista”.

Cuáles son las decisiones de tu vida que te llevan a un camino u otro, y por lo mismo, terminas teniendo vidas tan comunes o normales por un lado, cuando tu dices familia, afecto, convicciones personales, estar enamorado, no esta enamorado. Y luego, cuáles son las convicciones políticas que te llevan a renunciar a eso mismo, que se valora tanto. Y por otro lado, le decía al jurado de CORFO, quién te puso el adjetivo, porque el adjetivo te lo puso un dictador que usurpó la democracia por la fuerza. ¿Qué validez le vas a dar a esa persona que te adjudicó ese adjetivo? Entonces, esto da para un debate que trasciende la película, que va más allá de lo que cuenta narrativamente el film.

Eso da para agarrar plumón y pizarra y desentrañar profundamente cómo se construye un personaje así, o qué les pasó realmente a estas personas que decidieron tener estas decisiones de vida que los llevó por estos caminos.  Uno podrá decir, “no, eso es inaceptable, yo jamás habría tomado ese camino“, legítima respuesta. Otro podría decir “me habría encantado pertenecer, y no tuve la oportunidad“. Y también puede pasar. Entonces, efectivamente todo eso entra en esta juguera o remolino cuando construyes un personaje, que no solo tiene que tener una convicción política, o ser un adversario o un enemigo político de un dictador como Pinochet, sino que evidentemente tiene vidas personales que forman parte de su recorrido antes y durante del período en el que está encarcelado.

-En ese sentido, quería consultarte por una crítica chilena de Ernesto Ayala en Artes y Letras, sobre la imposibilidad de que personas que luchan o tienen ideales políticos contra una dictadura cruenta, tengan además ideales acerca de  formar una familia y ser personas que pueden sentir emociones como el amor filial, el amor paternal.

Era extraño ese planteamiento ¿no? Es muy extraño, podríamos decir, es muy limitado también. Porque estás descalificando que personas, porque tenían una convicción política, que consistía en luchar contra un dictador, no tuvieran afectos ni historia personal familiar, que apalancara todo este proceso. ¿por qué? ¿cuál es la lógica de eso? Por otro lado, es una visión muy sesgada, uno podría incluso pensar¿vio realmente la película o estuvo todo el rato pensando en que no le gustaban los personajes por sus convicciones políticas en la vida real?

Entonces, evidentemente, es una crítica limitada, y bueno, una más de las opiniones, el mundo está lleno de opiniones, y hay que simplemente aceptar no más, independiente que uno no esté de acuerdo con ellas.

-Hasta ahora ‘Pacto de Fuga’, de lo que llevamos de 2020, es la película chilena más vista  de los últimos dos años..

Con más de 230 mil. Que es una cifra buena, dentro de nuestro contexto, sobre todo que era post estallido social, y pre pandemia, porque incluso salimos de sala dos semanas antes de lo programado. Entonces, evidentemente no alcanzamos a estar dos semanas que podríamos haber sumado más espectadores. Eso por un lado.

Por otro lado, Amazon la va a mostrar internacionalmente. Y también estamos postulando a festivales internacionales, en donde sabemos que la película también se va a exhibir. La semana pasada se exhibió en screening, on line en el Marche du film, screening que estaba organizado por nuestro agente de ventas, y que fueron vistos por productores de distintas partes del mundo. De hecho recibimos mails de Inglaterra, Francia, España, Italia, felicitándonos por la película, por la calidad de la narración, de la producción.

-¿Qué proyectos están desarrollando, siempre en ficción?

En Calibre 71 (su productora) estamos desarrollando muchos proyectos que son de distintos géneros. Me atrae mucho el cine fantástico, ciencia ficción, el misterio. Pero también me atraen los biopic, tenemos una biopic en carpeta, y una serie de televisión inspirada en hechos reales. Además tenemos proyectos de desarrollo tecnológico por el lado de las plataformas. Entonces, sí, yo creo que no quiero ser tan preciso en el detalle, porque recurro al refrán que dice “no hables de tus proyectos futuros, porque puede que al hablar de ellos nunca ocurran“, que es como el desgaste de la energía de un proyecto cuando tu hablas de él.

Benjamín Vicuña y ‘Pacto de Fuga’: “Tuvimos un nivel de respeto enorme por la historia”

El actor chileno se adentra en su protagónico de esta película nacional de David Albala que debutará en Amazon Prime y que actualmente es parte del festival de cine de Shangai. Pensando en varios proyectos a la vez desde su confinamiento en Buenos Aires, Benjamín Vicuña además adelanta que será parte de la primera serie Hulu para LATAM y que se trata de una comedia con los mismos creadores de la gran cinta ‘El ciudadano ilustre’.

Créame. Esta película chilena es realmente muy buena. Muy buena. Su relato es un asumido thriller, que cumple con las reglas del cine de género; algo que buena parte del cine chileno rehúye como si fuera una enfermedad. El debut en el largometraje de ficción del director David Albala (‘PersPecPlejia’, 2005) cuenta su cuento de lo más bien. Desde el “basado en hechos reales” hasta las normas para sorprender, tensar, emocionar, entretener y hacer reflexionar con su relato: la fuga de presos políticos en las postrimerías de la dictadura de Pinochet.

Benjamín Vicuña, como el protagónico, es la punta del iceberg de un reparto en su mejor expresión y que se corona con un soberbio Roberto Farías como parte de los guerrilleros que planifican y ejecutan lo imposible: sacar toneladas de escombros básicamente con “cucharas” para intentar huir por un túnel. Desde ‘Johnny Cien Pesos’ que he estado esperando una película así en Chile, con la capacidad de entretener, en su caso con un impresionante músculo narrativo, a lo Michael Mann –esto es un rudo mundo masculino- y también con el espesor y punto de vista para levantarse como algo único y valiosamente artístico.

Es cierto que antes ha habido buenos títulos comerciales de autor, como la injustamente menospreciada ‘Las niñas araña’ (2017), con Michelle Mella y de Guillermo Helo. Pero ‘Pacto de Fuga’ agrega otro valor: su recreación del Chile de 1988, 89 y 90, por ejemplo, tiene un eco sorprendente con el agitado presente social del país: un incómodo espejo que habla de la lucidez y sobrada inteligencia de David Albala para devolvernos, a todos los chilenos, un reflejo de lo que aún seguimos siendo. Chapeu. Drama. Chile. 2020. 100 minutos. T.E.   

-¿Cómo te ha tratado la cuarentena?

 Me ha tratado de diferentes formas, de todas las formas posibles. Desde la reflexión, la desesperación, la ansiedad. Ahora estoy atravesando un momento de proactividad, estoy desarrollando muchos proyectos, adaptándome a las formas. Pero bueno, básicamente, con la incertidumbre que creo compartimos todos.

 -Comparando el encierro que estamos todos obligados a vivir ahora por la situación sanitaria, ¿cómo extrapolas esos recuerdos de grabación de ‘Pacto de Fuga’, donde justamente tu personaje era un preso político en el Chile de 1988-89, en plena dictadura?

Efectivamente fue el material que tuvimos, y fue desde donde construimos esta historia del confinamiento, del encierro, de la libertad, de la solidaridad también. Cómo este grupo de presos políticos que entienden la libertad como la única salida posible, digna. Y la verdad es que el trabajo con David fue súper placentero, es un gran director.

Un tipo muy inteligente, contenedor, brillante. Estoy feliz, independiente que la película fue accidentado su estreno. Era una película pautada para el 19, 20 de octubre, estábamos realizando junket de prensa. Vino el estallido, supimos replegarnos, entender que había algo más grande que el estreno de una película, que era un llamado, era una necesidad, un debate social. Pasaron varios meses, estrenamos con mucha fortuna, estábamos teniendo una súper respuesta del público, transformándonos en la película más vista después de varios años, y luego vino la maldita pandemia.

Hoy tenemos la buena noticia de comunicar que la película va a ser vista por Amazon, para toda Latinoamérica, Canadá, Estados Unidos. Y está buenísimo saber que las historias que nosotros contamos y las producciones que hacemos desde Chile, viajan lo más lejos posible, así que feliz y orgulloso.

-‘Pacto de Fuga’ tiene algo súper interesante, corrígeme si me equivoco, pero tal vez sea la película más política en la que has participado en mucho tiempo. Y no sólo porque tiene una ambientación política, sino que tiene también una lectura bastante coincidente con la realidad social que nos tocó vivir en Chile desde el estallido social ¿no?

Es verdad, efectivamente es una coincidencia de timing impresionante. Yo siempre alcanzo la anécdota de Los prisioneros con “pateando piedras” o el “Baile de los que sobran“, que está en el soundtrack de la película, y es una decisión de David, tres, cuatro meses antes que viviéramos el estallido y que esa canción se transformara en el himno del estallido. Entonces, en ese sentido, es muy loco las coincidencias políticas y de momentos, que creo efectivamente la película, con este accidentado estreno o como lo llamemos, terminó viendo la luz en un momento que era absolutamente necesaria.

Yo viví la recepción del público, y era muy bonito. Pero lo que sí te corrijo, es que yo efectivamente he tenido muchas películas y proyectos que han tenido un contenido político, y esto no lo digo con orgullo, sino una casualidad. ‘Dawson. Isla 10’, ‘Los archivos del Cardenal’, o el documental que hice de memoria ‘Imágenes prohibidas’.

De alguna manera es inevitable ser actor y que no te rocen, y no hacerte cargo de tu historia reciente. A veces el público, y ahí sí creo que hubo un cambio de paradigma, el público tipo bots o haters, los comentarios como “hasta cuándo van a seguir sacando los huesitos“, cosas muy agresivas en torno a la necesidad de contar nuestra historia reciente que, por supuesto que la dictadura es parte de eso. Y con esta película hubo una sensación de que sí es necesario y clave revisitar una mil veces nuestro pasado reciente.

Y en ese sentido, estuvo bueno. Pero, nada, te lo quería decir como aclaración ni para bien ni para mal, pero que me hago cargo de que a veces incluso hasta te pueden tildar de un actor con cierta carga política por este tipo de proyectos, pero la verdad

no concibo la carrera de un actor sin hacerse cargo de eso, de la realidad de tu país.

-Y haciendo el vínculo con los trabajos que mencionaste, la estupenda serie ‘Los archivos del Cardenal’ y la película ‘Isla Dawson’, donde también todo está basado en hechos reales, ¿qué tan difícil fue para ti trasladar a personas  de la vida real a la pantalla?

Siempre, sobre todo este tipo de personajes, en donde personalmente despierta una admiración, respeto, hay un desafío de humanizarlo, de sacarlos de ese rol quizás épico.  O en el caso mío, cuando hice esta película que era para televisión pero que nos quedó muy bonita, que era Manuel Rodríguez, era darle carne y humanidad a un prócer, a una estatua. Sacarlo de ahí y verlo con sus miedos, con sus fantasmas, con sus debilidades.

Y en el caso de esta película, creo que fue absolutamente coral, creo que fue una composición coral, independiente de los colores de los personajes. Y ahí rescato el trabajo de Víctor Montero, de Roberto Farías, de la misma Amparo (Noguera), de la Pancha (Francisca Gavilán). Un súper equipo, que también se dio esta situación de estar filmando… fue un rodaje largo para lo que es el cine chileno. Estuvimos casi dos meses y era imposible no generar una cofradía, una sensación de respeto, de cariño por los compañeros. Tuvimos también un trabajo de entrenamiento que fue súper bonito, que creo que ya lo comenté en varios lugares en su momento para el junket.

Estuvimos una semana los actores, con el director, con Raúl Blanchet que lamentablemente murió hace poco. Y él compartiendo la filosofía de estos personajes reales, los sueños de la época, y de alguna manera viviendo esta situación donde nosotros nos hacíamos las camas, cocinábamos nosotros, lavábamos la loza, y eso por supuesto que interactúa muy bien con lo que luego vivimos que era el confinamiento, y estar dentro de la cárcel y vivir esas dinámicas que son muy parecidas. Entonces, de alguna manera la historia, gracias a estos entrenamientos se contó de manera bastante fluida, nos costó poco. Sin embargo, a veces es difícil cuando a ti te dicen “este es tu personaje, estas son las circunstancias dadas“, uno dice, me cuesta entender cómo como actor me acerco a estas situaciones límite.

Pero a través de este tipo de experimento o de experiencias uno empieza a familiarizarse y a reconocer texturas, y finalmente se cuenta, se puede contar.

-Además hay algo súper interesante en la película y creo que lo que me acabas de contestar, que es la relación entre todos ustedes. Que es una película muy masculina: ¿me puedes contar cómo era esa dinámica, cómo funcionaba?, porque te juro que se ve como si estuviera pasando, no como si estuvieran actuando.

Es que para mí, insisto, para mi fue clave este entrenamiento que nos fuimos una semana con los compañeros a conocernos, a reconocernos también. Luego, el rodaje se dio de forma muy bonita, se establecieron códigos.

Se trabajaba también por celda, y se ubicó el relato y la historia que queríamos contar por sobre los personajes e incluso, cada dimensión o cada interés de un personaje determinado. Y ahí ya te marca la diferencia, porque ahí pasa a ser coral. Y lo logramos, David lo logró.

La historia es más fuerte, el relato, la anécdota, es escape épico histórico, y ahí se puede general un debate social, ¿son héroes, son villanos?¿son terroristas o son no sé? Eso es más importante que el individualismo de cada actor y cada personaje, y eso creo que se dio gracias al punto de vista de David, al guion y a tener muy claro qué es lo que se quería contar.

-Sin hacer spoiler, la secuencia final es muy emotiva, está muy bien pensada para que uno se emocione sin que sea una manipulación burda. En esa secuencia, ¿ustedes tenían claridad de lo bien que estaba quedando al momento del rodaje, o eso lo van a saber después al final del montaje?

Bueno, me imagino que tú sabes porque tienes mucho cine encima, sabes mucho de los rodajes. Uno va percibiendo cuando las cosas son emotivas, son bonitas, son trascendentales. Tuvimos un nivel de respeto, amor y cariño por la historia que estábamos contando, que eso trasciende.

Hay una anécdota súper potente , se me paran los pelos, de un momento que había un monólogo, creo que era de Roberto (Farías), y estábamos guardando mucho respeto, mucho silencio, y en eso hay un estallido muy fuerte, bueno, la anécdota es que una paloma blanca se metió en un generador, dando una explosión y la paloma murió, y a nosotros… parece una estupidez, pero lo tomamos como una señal porque era un monólogo que tenía que ver con la libertad, que tiene que ver con la paz, con los acontecimientos.

Entonces te quiero decir que no sólo el actor siente señales o recibe señales de que está quedando bien o mal porque el rodaje está fluyendo, sino que a veces en este tipo de cosas que realmente son paranormales. Son sincronías que uno las asume así, y te da esa confianza o esa sensación de que vas por un buen camino. Sabemos que hay grandes historias del cine mundial, donde los protagonistas se llevaban como el culo, no se podían ver, y se transforman en la pareja más adorada y hermosa, y respetada y admirada de los últimos tiempos. O sabemos cómo trabaja Hitchcock, o Tarantino, no sé. No hay una forma de hacer las cosas, pero si tú me preguntas a mí, yo soy un poco más conservador y me gusta ir sintiendo buenas señales. Así como también hay procesos creativos que uno dice, francamente esto es una mierda, no tiene por dónde salir y efectivamente termina siendo así.

-La película para mí fue de lo mejor que vi en el año y que  trata de sintonizar con la masa. Está bien contar una historia de autor, pero quizás esta parte del cine más masivo está un poquito dejada de lado ¿no?

Lo que dices es algo que venimos persiguiendo hace mucho rato. Un grupo de personas que nos sentimos parte de la televisión y el cine, que es poder ampliar el abanico, y efectivamente no solamente, y está perfecto que exista, no sólo se haga cine de autor, sino que también puede haber cine de género. En ese sentido, el trabajo de David de ir más allá y pasar por encima de algunos prejuicios, me parece súper valioso.

Lamentablemente, esta pandemia nos frenó el mundo, pero ya con David veníamos con otro proyecto, y venía un envión muy importante, que espero se pueda retomar después de esto. Me imagino, que de lo bueno también salen cosas malas, porque gracias a esta pandemia donde no podemos salir, estamos consumiendo más streaming. Y es gracias a esta demanda es que quizás, ´Pacto de fuga’ puede tener una vitrina de exposición súper buena en todo el continente.

Igual se pensó así, y yo creo que era una película que tarde o temprano ese iba a ser el recorrido. No creo que haya sido producto de esta pandemia su internacionalización. Pero sí, creo que en relación a lo que dices de los malos tiempos y las oportunidades, que hay gente que no le gusta llamarlo así. Yo creo que los grandes beneficiados ha sido, sin duda, el streaming, los delivery, los takeaway, los diseñadores y la ficción. Si bien la ficción hoy está viviendo un momento muy delicado, tremendo para muchos actores, realizadores, técnicos, freelance, que es horrible. Si logramos soportar esta situación de apnea, va a volver la ficción y va a volver con todo. Porque nos dimos cuenta que la ficción y el documental es clave a la hora de acompañarnos.

Y viste cómo se demandó, cómo subieron los consumos de televisión, series, películas en todo el mundo. Fue nuestro gran aliado en este lockdown, en este confinamiento, y eso las grandes empresas generadoras de contenido y plataformas lo perciben. Y vamos a salir a producir, vamos digo porque me sumo como un actor más de la industria. Vamos a salir a producir y a generar contenidos para muchos años más.

-Cinco años de estudio para esta pregunta que viene, Benja ¿qué estás consumiendo y viendo en streaming ahora?

He visto todo, estoy mano a mano con Garratt, he visto mucho. He visto desde ‘La Jauría’, pasando por ‘Le treve’, una serie Belga. He visto ‘Hinterland’, de las que terminé las españolas. Mira, de verdad pregúntame qué no he visto en las plataformas. Está muy bien, porque además, es parte de tu oficio y es parte de lo que tu haces. Como que un escritor esté leyendo, tiene que hacerlo. Reconozco que me he concentrado en el thriller, como género. Que he visto que mayormente, por lo menos a mi, me llega mucho y es lo que más me gusta. Me gusta ver ficción de Europa del este, o Europa, pero sobre todo series, debo ser honesto contigo. Películas… como que necesito una serial, necesito encariñarme y que no me abandonen tan rápida. Por una sola cita, no estoy preparado a que me rompan el corazón por tan poco.

-Uno ya no está para Tinder, uno quiere una relación más larga en la vida del consumo cultural.

De verdad, yo digo, tiene tres temporadas, por lo menos tres temporadas, menos que eso, entro con mucha desconfianza.

-Sí, te entiendo súper bien. No, genial Benja, a todo esto. Entiendo que vas a ser papá de nuevo, te felicitamos y que salga todo bien. Para nosotros es un placer hablar contigo, siempre has sido muy cordial y profesional conmigo y con este espacio. Te quiero agradecer, y te recomiendo un par de series. Hay una que es de Hulu, que se llama ‘Devs’, que es un thriller a lo ciencia ficción.

Yo complemento algo, hablando de Hulu, voy a retomar ahora si todo vuelve, y se pueden cumplir los protocolos, una serie que haríamos la primera serie para Hulu de LATAM, así que contento con nuevos proyectos.

-No puedes decir mucho más, me imagino…

No, pero es una serie que la vamos a grabar acá en Argentina, y que me tiene bien contento porque es bien ambiciosa y tiene elementos muy potentes, pero es comedia, es una comedia delirante. Y los autores son dos tipos, bueno, ‘El ciudadano ilustre‘, dos tipos muy talentosos.

-Qué gran comedia de Argentina, con Oscar Martínez.

 Sí, Oscar Martínez que ganó una Copa Volpi en Venecia.