‘Maldita’: La reinvención de un clásico

La leyenda del Rey Arturo, legítimo heredero al trono ha sido adaptada al cine y la televisión incontables veces. Algunas con más éxito y mejor calidad que otras. La última fue la infame versión del Guy Ritchie, donde fue eliminado el mago Merlín, uno de los personajes centrales de las leyendas artúricas. ¡Pero si hasta en ‘Shrek Tercero’ lo incluyeron! En fin, a lo que nos convoca.

Si hemos visto tantas versiones de la misma historia, ¿qué hace diferente a ‘Maldita’? Bueno, lo atractivo de esta nueva serie de 10 capítulos, protagonizada por Katherine Langford (‘13 Reasons Why’, ‘Knives Out’), es justo eso, el personaje principal es una mujer. En este caso, Nimue, o como es conocida popularmente, la Dama del Lago. Esta reinvención del clásico cuento del caballero que busca su destino, es una fresca mirada a las más que revisitadas aventuras de Arturo Pendragon.

Maldita’ es una adaptación de la novela homónima, escrita en conjunto por el astro de los cómics, Frank Miller (‘Sin City’, ‘300’, ‘Dark Knight Returns’) y Tom Wheeler, responsable de los guiones de las películas animadas ‘El Gato con Botas’ y ‘Lego Ninja go’. Esta colaboración no deja de ser interesante, porque si bien este libro se presenta como novela, también incluye ilustraciones aportadas por el propio Miller, pero aun así no es un cómic, ni una novela gráfica.

Se sabe que simultáneamente a la escritura del libro, ambos comenzaron a trabajar en la serie de la que hoy les hablo. Por lo que no queda claro qué proyecto vino primero, o cuál desembocó en cuál. A pesar de lo difuso que puede ser el desarrollo de estas obras, Miller y Wheleer producen esta versión que llega hoy a la plataforma de streaming, Netflix.

Específicamente, ‘Maldita’ cuenta la historia de Nimue, un hada con un gran poder, incontrolable incluso para ella y que le ha traído el rechazo de su propio pueblo. Siendo aún una adolescente, se convierte en una heroína inesperada, responsable por la seguridad de su especie, que es amenazada constantemente por la religión. En su misión por preservar su raza de criaturas mágicas se encuentra con un joven Arturo – Devon Tarrell (‘Barry´) –, que se vuelve su aliado en la lucha, pero además en su interés romántico.

Paralelamente está el Rey Uter (Sebastian Armesto), que se enfrenta a un rey vikingo que amenaza con quitarle su reino. Y su única opción para asegurar su lugar es obtener la espada del poder, Excálibur, aunque durante la serie nunca se le nombra así. Convenientemente para la historia, la portadora de la espada es Nimue. Para unir todos los hilos argumentales está Merlín, interpretado por Gustaf Skarsgård, que en cierta medida repite su papel de Floki, uno de los personajes más conocidos de ‘Vikings’, aunque con una vibra más pacífica.

Pero un actor no es lo único que ‘Maldita’ y ‘Vikings’ comparten, porque los sets y paisajes son bastante similares. Incluso, en momentos, la trama se vuelve parecida. En general, esta serie que tiene como núcleo la grandiosidad de la vida medieval se las arregla para volcar el drama en problemáticas familiares y personales.

Con eso dicho, aprecio el esfuerzo que ‘Maldita’ hace por reimaginar una leyenda tan largamente contada. También se agradece que sea con un elenco joven y diverso, además de no ser tan conocido. Entonces, ¿por qué esta serie no convence? En mi opinión se debe a la manera en que están pensados los capítulos, que además de ser exageradamente largos (55-59 minutos), se concentran en arcos que no resultan tan interesantes. Además de entregar la información muy espaciadamente, haciendo que en algunos capítulos se sienta que no pasa nada.

Otro punto en contra es lo poco carismático que son algunos personajes, que no logran encontrar el tono épico de la historia en sus interpretaciones. Porque si bien ‘Maldita’ intenta contar las cosas desde un punto de vista novedoso, eso no resta gloria a las aventuras de sus protagonistas.

El final de la primera temporada deja abierta la opción para una continuación, por lo que si esta primera revisión a la historia de Nimue tiene éxito, lo más probable es que veamos una segunda parte.

A pesar de que la historia no logró convencerme al 100%, sí me gustaría poder ver una segunda temporada donde se puedan arreglar algunos detalles, que van más allá del guion y que tienen que ver con la producción de la serie. Lo que sí puedo decir, sin ninguna duda, es que ‘Maldita’ es una forma nueva, actual e interesante de poder ver a través de la mirada de una mujer, una historia dominada por hombres.