HBO estaría desarrollando una nueva temporada de ‘Lovecraft Country’

Leti y compañía podrían tener nuevas aventuras.

El año pasado, una de las series más populares y aclamadas de la cadena HBO fue ‘Lovecraft Country‘. Basado en el libro de Matt Ruff, la serie contaba la historia de Atticus Freeman (Jonathan Mayors), quien junto a su amiga Leti (Jurnee Smollett) y su tío George (Courtney B Vance), viajan en un Estados Unidos segregado en busca del padre de Atticus, mientras tratan de no ser atacados por monstruos que alguna describió el autor H. P. Lovecraft.

Con eso, Deadline apuntó que HBO tiene intenciones de realizar una segunda temporada de la serie, aunque no exista más material en cual basarse.

Según lo consigna el sitio, la showrunner Misha Green había tanteado el regreso de la serie el año pasado en una entrevista con este medio, asegurando que: “Imagino una segunda temporada que continúa el espíritu de la novela de Matt Ruff al continuar reclamando el espacio de la narración de género en el que las personas de color normalmente se han quedado fuera“.

En esta misma línea, el jefe de contenido de HBO, Casey Bloys, afirmó que Green estaría trabajando con un grupo de escritores, para ver cuál sería el viaje que los personajes restantes podrían tener en esta nueva aventura.

Recordemos que ‘Lovecraft Country‘ tuvo 10 episodios y que usaba la fantasía de H. P. Lovecraft para tratar temas como el racismo. Además, la serie está nominada a Mejor Serie Dramática en esta versión de los Globos de Oro. 

‘Lovecraft Country’: El ADN del racismo

Aseveré hace unas semanas que la serie ‘Lovecraft Country —extraordinaria, digámoslo— usaba el mundo de uno de los escritores más racistas ever (justamente H.P. Lovecraft), para enarbolar uno de los discursos más antirracistas que he visto en un show de TV gringo actual.

El foco de ‘Lovecraft Country’ es el de una familia afroamericana justo en medio de la guerra de Corea, es decir, mitad del siglo pasado. Atticus Freeman (Jonathan Majors) es el leadman, un veterano que enfrenta de vuelta en casa, la carga de una sobrenatural herencia familiar que,  a lo largo de esta perfecta primera temporada, lo ha llevado a encontrarse con monstruos salidos de cuentos de horror y pulp.

Pero, claro, la propuesta de esta serie de HBO es más radical. Los verdaderos monstruos no son los monstruos, como esa súcubo coreana enamorada de Atticus. No. El real monstruo es el racismo encarnado en la constante humillación a la que debe someterse el coro de personajes negros en la recreación de una época maldita en la historia de Estados Unidos durante la era de las leyes de Jim Crow, que normaban la discriminación legal de los afroamericanos respecto de los blancos.

Toda la serie sostiene su tesis antiapartheid validada por distintos episodios que cambian de eje según la fórmula de un pulp por entregas y donde van alterando los “monstruos”: una casa embrujada, el súcubo de Corea, una hermafrodita eterna que conoce la lengua de Adán, portales interdimensionales y un nutrido etcétera que mezcla magia y sci fi. Razón (que parece ser eso, razón) y fantasía (delirante).

Todo sin embargo envuelto en la misma unidad de medida: el horror cósmico emparentado a Lovecraft, mitad cuento de terror, mitad relato de ciencia ficción. El miedo a lo desconocido, a la grandeza de esos dioses olvidados que dominaron la Tierra antes que los hombres, agreguemos, también está en el ADN de esta serie inabarcable, sorprendente y que además se da el lujo de jugar a que tal vez, su mejor personaje, la morena Ruby Baptiste (Wunmi Mosaku), literalmente cambie de piel merced magia negra. Esas secuencias gore, de incluso poesía formal, muestran cómo Ruby se convierte en una mujer blanca y cómo, cuándo se rompe el hechizo, se desconstruye para volver a ser la mujer afroamericana acostumbrada al maltrato blanco.

El otro gran personaje —también femenino— es Hippolyta Freeman (Aunjanue Ellis): integrante de la familia y quien se hace como mil viajes del héroe en un capítulo —por varias dimensiones— y se convierte en pieza clave del mejor episodio: el penúltimo y donde la troupe de héroes viaja al año 1921 en Tulsa, a los disturbios raciales que terminaron con la masacre de los blancos contra una ejemplar comunidad negra, destruyéndolo todo y con el saldo de cerca de 300 fallecidos afroamericanos.

Es curioso que la TV gringa de sci y fantasía esté revisitando ese hecho histórico. También de hecho es el lugar y fecha histórica escogida para el primer capítulo de ‘Watchmen’, la serie de TV y un tremendo producto que viaja por el mismo mensaje de ‘Lovecraft Country’: los monstruos son los blancos racistas que se creen señores.  

‘Lovecraft Country’, así las cosas, es una afrenta preciosa contra cualquier oligofrénico que jura que su superioridad depende del color de su piel. En ‘Lovecraft Country’ el color no importa… o tal vez sí, pero no de la manera que los racistas insisten en creer.

‘Lovecraft Country’: El monstruo del racismo

Atticus Freeman (Jonathan Major) sueña una delirante secuencia que abre el primer capítulo de esta maravillosa serie original de HBO: un plano que parte en trincheras y campo de batalla, en blanco y negro, al estilo de las cintas bélicas del Hollywood; con un afilado perfil épico que de pronto se convierte en un delirante fresco sci fi: los monstruos de Howard Philip Lovecraft, Cthulhu flotando entre platillos voladores en una arena de batalla a la que se suman referencias de ‘Una Princesa de Marte’, de Edgar Rice Burroughs.

Atticus viene llegando tras combatir en la guerra de Corea y se despierta alterado en la parte trasera de un bus, con el libro de Burroughs en las manos. Los afroamericanos van atrás, apartados por las leyes de segregación de aquellos años, y los blancos adelante. Cada uno en su caja y si te sales un milímetro, puedes ser víctima del monstruo del racismo amparado por la ley.

Atticus es un exsoldado, pero antes que todo es nerd; integrante de un club de lectura sci fi en su hogar y cuando retoma contacto con su culto tío y una amiga de juventud, pues comienza la aventura. Un viaje, todos juntos, al corazón blanco y racista de la América profunda en busca de su padre extraviado. En medio, nace el cruce alucinante entre las creaciones —citadas intencionalmente— de Lovecraft con el acto de odiar al prójimo sólo porque tiene otra pigmentación de piel.

La mirada creativa de los productores Jordan Peele y J. J. Abrams es parte del ADN constitutivo de esta rareza (en el excelente sentido de la palabra): Una bien hecha aventura de matiné que se entrecruza además, con ideas y reflexiones sobre el retraso constante de la sociedad norteamericana en cuanto a los derechos civiles y la aceptación de su identidad multicultural.

‘Lovecraft Country’ es disruptiva en cada paso que da. Cita a uno de los creadores más racistas de la historia de la literatura (Lovecraft) para levantar un iluminado discurso anti xenofobia; utiliza la figura del orden y la ley, la policía, como herramientas del mal y del enemigo (son los uniformados quienes ejercen con más desprecio la solapada y atroz violencia legitimada contra la población negra).

—”¿Por qué lees la historia de un exsoldado confederado y que peleó por la esclavitud” —pregunta una pasajera negra a nuestro protagonista al inicio de la serie en referencia a John Carter en ‘Una Princesa de Marte’. Y Atticus responde lo mismo que exterioriza la serie en su valor más elevado.

—”Las historias son como las personas. Amarlas no las hace perfectas. Sólo trata de apreciarlas y pasar por alto sus defectos”.

Cada domingo en HBO, a las 22 horas. También disponible en HBO Go.

Los monstruos se revelan en este primer tráiler de ‘Lovecraft Country’

Estos son asuntos de familia.

La serie original de HBO, ‘Lovecraft Country’, basada en el libro homónimo de Matt Ruff y con producción de Jordan Peele y J. J. Abrams, debutará el próximo 16 de agosto por las pantallas de la cadena. A poco más de dos semanas de esa fecha, se liberó un nuevo avance que, en esta oportunidad, revela toda su monstruosidad.

Este primer tráiler oficial – el clip anterior fue un teaser – introduce a los personajes protagonistas Atticus Freeman (Jonathan Majors) y su amiga Letitia (Jurnee Smollett-Bell), quienes emprenderán un viaje por carretera para encontrar al padre de Atticus. Será acompañado por su tío George (Courtney B. Vance), porque “estos son asuntos de familia, y la familia se mantiene unida”.

En el camino deberán luchar con el monstruo del racismo, que se hace presente fuertemente en la década del ’50, época en la que está ambientada la serie. Pero son los monstruos reales los que tienen más emocionados a los fanáticos, porque en este avance podemos ver a Cthulhu en gloria y majestad.

Hoy, sábado 25 de julio a las 19:00 hrs. pueden unirse a la trasmisión del panel oficial del elenco de ‘Lovecraft Country’, a través de YouTube en el marco de la Comic-Con @ Home. Más información en www.Comic-con.org.

Puedes disfrutar el tráiler a continuación:

https://youtu.be/dvamPJp17Ds

Así será ‘Lovecraft Country’, la serie que retratará monstruos reales e imaginarios

El miedo traspasa generaciones.

Directamente desde la revista Entertainment Weekly, llegan las nuevas imágenes de lo que será ‘Lovecraft Country’, serie ambientada en los Estados Unidos de los ’50 y que hará su debut el 16 de agosto por las pantallas de HBO.

Esta adaptación televisiva, está basada en la novela homónima escrita por Matt Ruff, y relatará el viaje por carretera que realizan el veterano de la Guerra de Corea y fanático de la ciencia ficción, Atticus Freeman (Jonathan Majors), su tío, George Freeman (Courtney B. Vance), y su amiga, la cantante y activista, Letitia “Leti” Lewis (Jurnee Smollett), en busca del padre de Atticus.

En el camino el trío se enfrentará a algunos terroríficos monstruos lovecraftianos, pero sobre todo a un monstruo mucho más peligroso y que vive hasta nuestros días: el racismo. Los protagonistas de esta historia lo vivirán a través de la brutalidad policial, la arbitrariedad de algunas decisiones, y la intolerancia dada solo por el color de sus pieles.

Esta serie llega en un momento especialmente álgido para la historia relacionada al racismo en Estados Unidos, ya que luego del asesinato a George Floyd por parte de un Oficial de Policía, se reactivaron muchas de las demandas exigidas durante el movimiento de los derechos civiles en los ’60.  Y se han desarrollado una serie de protestas antirracistas en el país durante los últimos meses.

La historia está a cargo de la showrunner Misha Green, conocida por su trabajo en ‘Underground’, proyecto que también fue protagonizada por Jurnee Smollett, que ahora, en ‘Lovecraft Country’, también produce. En ese campo comparte créditos con J. J. Abrams y Jordan Peele.

Green declaró que se siente orgullosa del trabajo que el equipo de efectos especiales ha realizado en esta serie, ya que, además de contar la historia de una familia azotada por la intolerancia, juega con la mitología clásica de Lovecraft.