Jonas Rasmussen, director del premiado documental ‘Flee’: “La animación era la única forma de contar mi documental”

Dentro de la programación del FIDOCS, que finalizó el pasado 8 de diciembre, se presentó una joya de joyas: ‘Flee’, documental animado ganador de Sundance, Annecy y muchos festivales de cine alrededor del mundo. El registro, cuenta la historia real de un refugiado afgano que pasó cinco años huyendo de Afganistán a Dinamarca, para no sólo salvar su vida, sino también para vivir con dignidad.

El director de esta alquimia cinematográfica, el danés Jonas Poher Rasmussen, habla con NerdNews de cómo logro plasmar en el formato de la animación la historia real de un amigo de infancia: este refugiado de bajo perfil, silenciado por el miedo —siempre latente—, de perder todo lo que ha conseguido.

VIDEO DE LA ENTREVISTA

Hola, Jonas, gracias por acompañarnos. Es un gran honor tener esta oportunidad de hablar contigo. Felicidades. Tu película es muy profunda y muestra una realidad que es difícil de contar por diferentes razones. ¿Por qué elegiste esta mezcla entre documental y animación para desarrollar esta historia de Amin, un verdadero refugiado de Afganistán en tu país (Dinamarca)?

Um, lo fue. Era la única forma de contar la historia. Sabes, conocí a Amin cuando tenía 15 años y él llegó a mi pequeña ciudad natal danesa y vino solo desde Afganistán. Y ya en ese entonces, por supuesto, tenía curiosidad por saber por qué y cómo había venido. Pero ya sabes, no quería hablar de eso. Le dieron esta historia falsa a la que tenía que ceñirse, pero no quería mentir. Así que simplemente no quería hablar de su historia. Y también, estaba tan traumatizado por todo lo que había sucedido. Así que no es fácil para él hablar. Así que no han pasado tantos años, y tuve la idea de hacerlo como un documental animado, y le pregunté si podíamos, si estarías dispuesto a compartir su historia y no podíamos hacerlo como un documental animado. Y dijo que sí, muchísimo, porque con la animación podíamos hacerlo anónimo porque todavía le cuesta hablar de lo que pasó y el hecho de que no tuviera que ser público fue lo que realmente lo liberó.

¿Qué lo abrió y lo hizo capaz de compartir su historia? Porque si tuviera que ser público al respecto, ya sabes, y tal vez conocer gente en la calle que quisiera tener una pequeña charla sobre lo que había pasado, no podría hacerlo. Entonces, el hecho de que él pudiera ser anónimo detrás de la animación fue lo que realmente lo hizo decir, está bien, pero esta es una buena manera de decirlo. Y eso fue lo que inició todo el proyecto. Pero, ya sabes, también porque es una historia que tiene lugar en el pasado. Entonces, ¿cómo haces que el pasado vuelva a la vida? ¿Cómo se hace Afganistán en los 80? ¿Cómo logras que el hogar de su infancia vuelva a estar vivo y cómo lo colocas allí? Y también porque es una historia mucho sobre la memoria y el trauma, y ​​con la animación, realmente podrías ser mucho más expresivo sobre cosas de las que es difícil hablar. Podrías adentrarte en sus emociones, sus emociones de miedo, ira, tristeza con la animación y ser más surrealista de lo que podríamos haber hecho con la cámara.

—Bueno, entonces quiero hablar un poco sobre esta mezcla de general, quiero decir, documental y animación no es habitual que el público chileno vea este tipo de obras. Así que te pregunto si puedes desarrollar un poco esta mezcla en términos de historia. Recuerdo que vi en 2008 la gran película Waltz with Bashir que usaba la misma técnica. Y en el periodismo tenemos, por ejemplo, el periodismo-historieta de Joe Sacco, por ejemplo, y su obra Palestina. ¿Qué tan importante es para ti esta mezcla, por favor?

Pero, ya sabes, creo que tuve la misma experiencia que, ya sabes, vi Waltz con Bashir en los cines aquí en Copenhague, y me quedé asombrado por el hecho de que , ya sabes, el hecho de que tuvieras personas reales hablando de cosas realmente difíciles en una animación y lo expresivo que se puede mostrar el trauma: que se puede realmente mostrar un trauma de repente con la animación y el hecho de que sea (una historia) animada, de alguna manera hace que sea más fácil de ver. Ya sabes, porque estamos expuestos a tantas historias todo el tiempo. A los seres humanos les suceden tantas cosas horribles en todo el mundo, y estamos expuestos a ellas todo el tiempo. Entonces, el hecho de que tengas que relacionarte con un rostro humano puede ser algo demasiado fuerte para lidiar con estas historias todo el tiempo. Pero para eso está la animación intermedia. Creo que empiezas a escuchar más porque no puedes defenderte. No intentas bloquearlo porque se vuelve abrumador. Pero debido a que estás frente a una animación, escuchas más y tal vez te enfrentas a la lucha. Esa fue mi experiencia, al menos cuando  vi la película. Y hay muchos buenos ejemplos del uso de la animación en un documental. Y tal vez también se trata de haber visto la animación cuando era niño y asumir que era una experiencia más abierta. De alguna manera, tienes una especie de autoengaño cuando miras la animación porque está muy simplificada, por lo que también puedes poner tus propias emociones en ella.

Ahora, tu película es la presentación oficial de Dinamarca al Mejor Largometraje Internacional en los Premios de la Academia 2022, pero también puedes tener una oportunidad como Mejor Película y también puedes tener una oportunidad en la categoría Mejor Animación. Entonces tienes diferentes posibilidades porque tu película no sólo es una cosa. Son varias cosas a la vez. ¿Qué piensas sobre eso?

No. Pero ya sabes, por supuesto, es asombroso. No quiero celebrar nada todavía. Al igual que, todavía hay un largo camino por recorrer antes de que lleguen los Oscar, y hay tantas películas que aún no han salido. Pero ya sabes, es un honor estar en ese tipo de conversación. Y sabes, para mí, he trabajado en la película durante tantos años. Trabajé en la película durante siete u ocho años para que ese trabajo fuera reconocido. Por supuesto, es muy, muy importante para mí. Y también cuanto más reconocimiento obtiene la película y más público obtiene. Y eso es, ya sabes, realmente es clave que cuando trabajas en algo durante mucho tiempo alguien lo vea al final. Así que estoy muy emocionado de ver que viaja por el mundo y ahora está en Chile, y es encantador verlo.

Sí, es increíble tener la oportunidad de ver esta película y la pantalla grande. Y quiero preguntarte, ¿cómo fue la reacción del real protagonista, quiero decir, cuando vio su propia historia en la pantalla?

Sabes, fue una experiencia muy emotiva. Se conmovió mucho cuando vio la película, pero también me dijo que no sabía si se emocionó porque era una buena película, ya sabes, porque, ya sabes, es su historia en la pantalla. Entonces, por supuesto, se siente conmovido porque son sus propias historias. Así que dudaba un poco si era una buena película. Pero estaba muy feliz cuando la película finalmente se estrenó en el festival de Sundance este año y vio que la gente realmente reaccionó bien y pudo identificarse con su historia. Y creo que estaba un poco preocupado porque, ya sabes, se trata de un personaje un poco marginado por ser gay y refugiado. Hubo un poco de preocupación por si las personas podrían ser capaces de relacionarse, incluso si no eran ninguno de los dos. Entonces, el hecho de que la gente realmente lo asimilara y resonara con el público en Sundance y en los Estados Unidos. Y luego en diferentes festivales de todo el mundo realmente significa mucho para él.

Sí, quiero decir, el premio en Sundance estaba realmente centrado en la película y tu trabajo y me refiero a la historia también, hablando de este doble, ya sabes, doble búsqueda porque la película  es una coming of age storie, es decir el paso de un joven a la adultez. Y también es la historia de este joven convertido no sólo en un hombre, sino en una persona gay. Entonces, ¿cómo fue lidiar con esa narración para mostrar a la audiencia este arco, este arco dramático, a pesar de que se basa en hechos reales?

—Pero sabes, conocer estas historias son realmente similares, ¿sabes? Sí, la película se llama ‘Flee’ (Huir, en español) y se trata de escapar de Afganistán a Dinamarca, pero en realidad se trata de una persona que estaba huyendo, ya sabes, cuando era niño en Afganistán siendo gay, y se le permitió hacerlo. No se le permitía ser gay, así que tuvo que esconderlo. Y luego llega a Dinamarca, y luego no se le permite traer su pasado con él, así que tiene que ocultarlo. Así que siempre ha habido una parte de él que ha tenido que esconder. Entonces, la huida se trata realmente de esconderse de uno mismo. Entonces la historia para mí es realmente una historia sobre un hombre que busca un lugar en el mundo donde pueda estar, que está con todo lo que conlleva, su sexualidad, su pasado y todo lo demás. Entonces sí, son historias diferentes, pero también es realmente lo mismo. Y creo que es algo con lo que la mayoría de la gente puede identificarse. En algún momento de tu vida, buscas ese lugar donde sientes que puedes ser quien eres. Y ese fue realmente el núcleo del trabajo en ello.

Sí, y lo entiendo perfectamente, quiero decir, soy quien siento que soy en este, ya sabes, lugar con todos mis libros y todos mis juguetes y todas esas cosas. Y hablando de la gran idea de la película para crear esta, esta atmósfera, ya sabes, porque puedes escuchar la película y también puedes ver la película. Creo que eres un buen DJ. Además, sé que tienes experiencia en la radio porque usas canciones pop de  A-Ha como ‘Take On Me’. Además, terminas la película con Daft Punk… Entonces, ¿qué pasa con el trasfondo de la radio para utilizar esta gran experiencia auditiva en beneficio de la película?

—Creo que esa parte diferente de mí, la experiencia en la radio, la puse en la película. Una cosa es definitivamente, ya sabes, todas las referencias culturales pop, la música también crea el paisaje sonoro. Trabajé mucho haciendo buen sonido en mi tiempo en la radio, así que simplemente creé una atmósfera que se sentía auténtica. Y, ya sabes, todas las canciones pop de la película realmente provienen de las entrevistas de un hombre que dice que tenía este Walkman que le dio su hermana cuando era niño, y luego le pregunté qué tipo de música escuchaba. Y ya sabes, las canciones que escuchas en la película son básicamente las que él escuchó, y me sorprendió que escucháramos la misma música. Pero eso es lo que sabes, sí, es muy bueno que tengas este tipo de referencias culturales a través del país que ese chico en Afganistán, el chico en Dinamarca, y probablemente también escucharon en Chile

—Sí. Quiero decir, ‘Take On Me’ es y ha sido el mejor videoclip en la historia. Vamos.

Sí, exactamente. Exactamente. Pensé que el hecho de que puedas hacer estas conexiones era importante que la gente entendiera, está bien, pero él no es tan diferente. Sabes, él también estaba escuchando en Kabul, como probablemente estabas escuchando tú en Santiago,  y yo estaba en mi pequeño pueblo. Pero también, ya sabes, de la radio traje esta forma de entrevista que usé en la película donde él está acostado y tiene los ojos cerrados y habla en tiempo presente. Porque cuando haces comentarios habituales, no tienes imagen. Así que realmente necesitas que tu tema sea muy descriptivo para atraer a la audiencia. Entonces, al tenerlo acostado, hablar en tiempo presente y tener los ojos cerrados, realmente trajo cierta presencia para hacer funcionar su forma de hablar. Y así, cada vez que comenzaba a hablar sobre un nuevo recuerdo, le pedía que hiciera… Al principio, le pedí que describiera realmente la ubicación en la que se encontraba. ¿Sabes, qué tipo de plantas hay? ¿Cuáles son los colores? ¿Los ves? ¿Qué olores hueles? Todas estas cosas, que darían mucha información para que los animadores puedan tener algo en qué basarse, pero también lo llevarían de vuelta a la situación específica, y comenzaría a generar nuevos recuerdos y, en lugar de simplemente volver a contar la historia, él reviviría todo de nuevo y nosotros podríamos revivirlo también. Y esa es una técnica que también tomé directamente de mi experiencia en la radio y la puse en la película sólo para crear ambiente en las entrevistas.

Y hablando de Huir del título y huir, quiero decir, ¿cuál es tu propia huida? Quiero decir, en la vida… es una pregunta personal, pero lo lamento, soy periodista.

Lo siento. Sí, pero está bien. Ya sabes, dije antes, creo que todos tenemos un cierto punto de nuestra vida en el que tratamos de averiguar dónde estar. Y, ya sabes, huir puede ser muchas cosas. Pero, ya sabes, en una parte del proceso de hacer esta película, comencé a asfixiarme con mi propia familia acerca de mis propios antecedentes porque no soy un refugiado. Mis padres no son refugiados, pero mi abuela y mi abuelo fueron refugiados. En realidad, mi abuela nació aquí en Copenhague como refugiada de judíos rusos, que estableció los programas en Rusia e hizo la misma ruta huyendo a través del Mar Báltico y vino aquí para buscar asilo en Copenhague y luego debieron mudarse a Berlín, donde creció mi abuela. Pero siendo judío, no era el mejor lugar para estar. Tuvo que ponerse de pie en clase con una estrella amarilla en el pecho y luego tuvo que huir nuevamente. Y mi abuelo, creció en una pobreza extrema en Francia, y su familia no podía alimentar a sus hijos. Entonces, cuando tenía 13 años, lo enviaron a trabajar a las colonias de África occidental cuando sólo tenía 13 años. Entonces, ya sabes, existe esta sensación de desplazamiento y la sensación de no poder permanecer donde está tu casa y tener que empezar de nuevo y construir desde cero. Es algo que se estableció en mi familia. He tenido la suerte de crecer en un lugar donde me siento seguro y tengo un hogar, pero me doy cuenta de que lo que me pasó es algo que le puede pasar a todo el mundo.

Y yo siento lo mismo por motivos personales, tengo la misma empatía, sabes, lo entiendo completamente. Hay momentos en tu muy buena película que parece una película de terror, especialmente en los escenarios rusos. Son horribles. Quiero decir, son perfectos, pero la sensación es horrible. Es como si estar en una película de terror fuera para explorar esa dimensión en la película.

Sabes, realmente vino del testimonio de Amin y sus experiencias y luego simplemente tratando de dar esa eventualidad. Y, por supuesto, parte de esto es muy unilateral porque, por supuesto, también hay gente fantástica en Rusia y lugares fantásticos en Rusia. Pero se encontró con una enorme cantidad de cómo se llama, represión y gente que simplemente intenta presionarlos por dinero y, ya sabes. Y Rusia era un mal lugar, ¿verdad? Cuando estuvo allí, ya sabes, todo iba cuesta abajo y esa gente se estaba muriendo de hambre. Así que no era un buen lugar para quedarse. Y, por supuesto, hice una gran cantidad de fondos de investigación, muchas imágenes de archivo y se podía decir cómo la gente luchaba en ese momento. Y sólo puedo imaginar lo difícil que debe haber sido para un niño tener que sobrevivir a eso.

Y recuerdo la primera vez que fui a Rusia y esto fue como hace 20 años y mi primer deseo fue, quiero ir a McDonald’s. Entonces esa escena en la película, porque tienes esta escena en McDonald’s en Rusia, fue muy, muy genial. Muy buena escena.

Gracias. Sí. Y nuevamente, eso vino de las entrevistas que hice. Y dijo que recordaba la apertura del primer McDonald’s en Moscú y el primer McDonald’s en Rusia y que él estaba allí. Y luego esto sucedió con la policía y la niña que fue violada. O al menos eso creemos. Pero luego, ya sabes, podría volver. Pude encontrar un archivo de esa situación en la que él estaba allí y ver cómo se veían las cosas. Y podríamos copiar cosas directamente del archivo a la animación y dibujar cosas y hacer que parezca que la animación y el archivo provienen del mismo mundo. Tenía muchas ganas de recordarle a la gente a lo largo de la película que esta es una historia real, que se basa en eventos históricos que ocurrieron en el mundo en el que vivimos. La razón por la que lo expulsaron de Afganistán y todo lo que atravesó se debe eventos reales. Y sólo para recordarle a la gente que esto es, en esencia, una película documental.

Y mi última solicitud, mi pregunta es ¿pueden invitar al público chileno a ver su película, por favor y en pantalla grande aquí en Chile? Seguro.

¿Es en todo Chile o es sólo en Santiago?

Es sólo en Santiago. Está bien.

—Entonces, hola, Santiago, Chile, mi nombre es Jonas Rasmussen, y soy el director de Flee, que es un documental animado que se proyecta ahora en Santiago, y espero puedan acercarse y vivir el viaje de un amigo mío muy querido que conocí cuando él tenía 15 años y yo 16, y pasó cinco años huyendo de Afganistán a Dinamarca. Así que espero que vengan a verlo  a la pantalla grande, vengan al cine y experimenten lo que él experimentó.

Muchas gracias. La hice muy, muy última pregunta. Lo juro, juro que esta es mi última pregunta porque no tenemos tiempo. ¿Eres tú? ¿Eres bueno dibujando o apestas?

Soy muy malo dibujando. Quisiera. Sería una película muy diferente si tuviera que hacerlo de hecho, mientras hacía la entrevista, hice algo bien. Bueno, entonces es algo bueno. No soy el animador, pero…

Apestas como dibujante.

Realmente apesto dibujando. Pero, en realidad, es lo que hay. Mi director de animación me obligó a hacer un pequeño dibujo para la película. Así que hay una secuencia al final en la que estamos en una habitación de hotel en Nueva York. Hay un cuaderno en la cama. Sí, casi fuera del marco. Y eso es mío. Es un poquito.

—Sí.

—Al menos tuve un dedo meñique en la animación.

Así que felicitaciones. Muchas gracias por compartir su tiempo y espero que su película se pueda ver en todas partes, todos en todos los sentidos, porque es muy buena.

Eso es  muy bueno. Muchas gracias. Gracias.