Fiesta ochentera en el purgatorio: Así es “Dawn FM” de The Weeknd

El músico canadiense, que ha vendido 75 millones de discos, debuta con su quinto álbum de estudio: una obra maestra de la música pop que demuestra la eterna longevidad de los años 80s como fuente de inspiración. Además, en “Dawn FM” colabora la protagónica voz de Jim Carrey y en algunas canciones habrían pistas sobre el vínculo de The Weeknd con Angelina Jolie.

Por Ernesto Garratt, publicado originalmente en https://www.lared.cl/2022/general/el-nuevo-disco-dawn-fm-de-the-weeknd-es-una-genial-y-oscura-fiesta-ochentera

Al igual que alguna vez la cavernosa voz de Vincent Price desgarró desde adentro “Thriller “de Michael Jackson, y nacía así un disco ícono de la canción pop al instante; en el nuevo y quinto trabajo de estudio de The Weeknd la voz de Jim Carrey recorre desde dentro las letras y narrativa de “Dawn FM” (“Amanecer FM”).

Video Clip Oficial “Gasoline”

Y sí, al igual que en los 80s, estamos asistiendo al nacimiento de otro disco ícono de la canción pop al instante, parido esta vez en 2022, sí, pero que mira y respira el ethos de la década más larga de la historia: justamente los años 80s.

El comediante canadiense Jim Carrey asume desde el histrionismo vocal ¿quizás de La Máscara? el muy lúdico juego de locutear y ser el DJ de una ficticia radio FM ochentera, homónima al disco en cuestión: “Amanecer FM”.

Para tratar de asir el real significado e impronta de este gran disco pop conceptual, asumidamente ochentero y que recrea la escucha cronológica y analógica de la música FM (como solíamos hacerlo en aquellos años, ¿no?, sin saltarnos altiro al filete y placer inmediato, sino que yendo en un viaje de menos a más y de más a menos), hay que decir algo clave: no podemos dejar de ver ni mencionar los videos musicales como parte del ecosistema de The Weeknd para navegar por este viaje “hacia la luz”.

La voz de Jim Carrey de hecho nos advierte al comienzo de Dawn FM que hay que ponerse cómodo en este pasadizo “hacia la otra vida”:

Ahora estás escuchando 103.5 Dawn FM/

Has estado en la oscuridad por demasiado tiempo/

Es hora de caminar hacia la luz/

Y acepta tu destino con los brazos abiertos/

¿Asustado? No te preocupes/

Estaremos allí para sostener su mano/

y guiarte a través de esta transición sin dolor/

Pero, ¿cuál es la prisa?/

Simplemente relájate/

y disfruta de otra hora /

de música libre de comerciales en 103.5 Dawn FM/

Mantente al tanto.

El primer corte después de esta intro radial “Dawn FM” es “Gasoline”, invocación al espíritu new wave de Spandau Ballet y Duran Duran. El video clip, dirigido por Matilda Finn, es el encuentro de la versión anciana de The Weeknd con su doble joven, una rendezvous brutal en un festejo en un sitio que bien podría el purgatorio. Entre referencias bíblicas a demonios, pecado y placeres carnales, The Weeknd una vez más juega con su propia imagen y si en el anterior disco bromeaba con sus rasgos bajo una invasiva cirugía plástica, en este nuevo trabajo se ancianiza para poner bajo la lupa su ecosistema laboral: la hoguera de las vanidades de la fama y el placer juzgado como pecaminoso. De hecho, Dorian Grey, cuya pintura envejece mientras el real Dorian se mantiene joven en los placeres mundanos sin culpa ni remordimiento, es la referencia para explicar este contrapunto.

Estamos en un viaje hacia el arrempentimiento, pero en este primera estación el carrete eterno sirve para mostrarnos en camino a la salvación. ¿Muy cristiano? Seguro y también muy narrativo.

Video clip Oficial  “Take My Breath”

El perfecto tándem formado por “How Do I Make You Love”  y “Take My Breath”, con los sintetizadores fuera de borda navegando sobre las olas de neón ochenteras, bien podrían ser el soundtrack de un video juego Arcade de los 80s: pixelado, alegre, colorinche e ingenuo.

 Con letras románticas y melancólicas, como es parte del sello del canadiense oriundo de Toronto, el llamado es asir al amor imposible y a buscar el “Fuego en tus ojos”, como reza una de las estrofas de “Take My Breath”. Ambos temas son indisolubles en el disco, están unidos por una transición radial típica de los 80s y esta música de “espera” hacia el final del túnel sigue con quizás el single que más alto vuelo:

“Sacrifice”, en especial en su versión remix ft. Swedish House Mafia (Alternate World) -qué video, qué arreglos-, no solo una irrepetible fiesta portable, sino que además una declaración de principios conceptual. Nada es nuevo, solo se transforma. El santo y seña de este viaje “hacia la luz” no es otra cosa que soportar el purgatorio del presente, pero jugando a estar en los 80…¿cuándo todo era mejor?

Video clip Oficial “Sacrifce”

De hecho, nada es nuevo. El invento es usar lo que ya está inventado y si alguien puede hablar mejor de los amores rotos en el presente, es Quincy Jones y sus amores rotos en el pasado, en una monólogo musicalizado que dice más o menos así:

Nunca olvidaré ver a mi madre/

 ser puesta en una camisa de fuerza/

 y ​​sacada de mi casa cuando yo tenía solo siete años. /

Le diagnosticaron demencia precoz /

y la pusieron en una institución mental. /

Dejaron a mi papá solo conmigo y mi hermano pequeño Lloyd. /

Más tarde tuve una madrastra malvada /

que consolidó aún más la idea de que yo no necesitaba /

una madre con la que crecer/

Eso  tuvo una influencia duradera que no entendí /

completamente hasta mucho más tarde en la vida. /

Se desangraba en mis relaciones con la familia /

y aquellos con los que me había involucrado románticamente.

The Weeknd construye una atmósfera permanente en el disco, con las intervenciones constantes del locutor de Jim Carrey, superponiendo canciones unas con otras, como si esta melancolía de un antiguo recuerdo radial fuera un examen de conciencia sobre sus pasadas relaciones amorosas, sobre empezar de nuevo en el amor (será Angelina Jolie el objeto de su amorosa declaración “Mi nueva novia, es una estrella de cine” en “Here We Go…Again”). Y acerca de lo complejo que es rodear y acercarse a su objeto de deseo y amor en un mundo fracturado entre lo que debería ser y lo que tristemente es (“Best Friends”, “Is There Someone Else?”, “Starry Eyes”, “Every Angel Is Terrifing” y en especial “I Heard You´re Married”).

The Weeknd – Out Of Time (Official Lyric Video)

Lo femenino como tabla de salvación, ¿hay algo más ochentero?, fluye como parte del ADN musical y como leit motiv creativo y narrativo de este gran artista del siglo 21. The Weeknd de esta manera nos lleva a un estado mental que bien podría ser el reflejo o expansión moral de “Donnie Darko”, el filme de culto de Richard Kelly de 2001 y ambientado en los años 80. Así es: Otra vez los 80s.

¿Recuerda de qué se trata “Donnie Darko”? Un perturbado relato sobre un aún más perturbado viajero del tiempo, Jake Gyllenhaal, que podría fluir aún mejor si la viéramos con “Dawn FM” como su banda sonora. Pregunto: ¿No se parecen acaso los voces de necesaria certeza de Patrick Swayze (ese charlatán que vendía consejos de autoayuda en formato VHS) con la voz de confianza que reza Jim Carrey al final del disco en el litúrgico monólogo “Phantom Regret by Jim”?

¿Estás escuchando muy cerca?/ 

El cielo no es eso, es esto/ 

Es la profundidad de este momento/ 

No alcanzas la felicidad/ 

Dios sabe que la vida es un caos/ 

Pero Él hizo una cosa verdadera/ 

Tienes que relajar tu mente/ 

Entrena tu alma para alinear/ 

Y baila hasta que encuentres ese boogaloo divino/

 En otras palabras

Tienes que ser el Cielo/  

Para ver el Cielo.