Histórico trasplante: Hombre recibe corazón de cerdo genéticamente modificado

La ciencia ficción cada vez se convierte en nuestra vida diaria. En Estados Unidos, el paciente David Bennett, de 57, ha sobrevivido hasta ahora a un trasplante histórico de la historia de la medicina: recibió un corazón de cerdo, genéticamente modificado. Por Logan

Un equipo del Centro Médico de la Universidad de Maryland (EEUU) fue el responsable de tal hazaña que ha logrado salvarle la vida a David Bennett, hace apenas unas semanas desahuciado a su suerte.

“Era morir o hacer este trasplante”, explicó Bennett un día antes de la cirugía, según consigna BBC. “Sé que es un tiro en la oscuridad, pero es mi última opción”, dijo.

El cerdo utilizado en el trasplante había sido modificado genéticamente para anular varios genes que habrían llevado al rechazo del órgano por parte del cuerpo del Sr. Bennett, informa la agencia de noticias AFP.

Para el equipo médico que realizó el trasplante, marca la culminación de años de investigación y podría cambiar vidas en todo el mundo.

David Bennett, de 57 años, recuperándose de la histórica cirugía.

El cirujano Bartley Griffith dijo a BBC que la cirugía traería al mundo “un paso más cerca de resolver la crisis de escasez de órganos”. Actualmente, 17 personas mueren todos los días en los EE. UU. esperando un trasplante, con más de 100,000 según se informa en la lista de espera.

Hasta ahora todos los xenotrasplantes de este tipo que se han realizado han sido un fracaso, ha explicado el medio xataka.com:

“En el 84, por ejemplo, un bebé llegó a sobrevivir 21 días con el corazón trasplantado de un babuino. Sin embargo, si la operación tiene éxito estaremos ante un salto de gigante en el mundo de los trasplantes. Durante décadas, el principal problema que hemos tenido ha sido la escasez órganos: pero si la edición genética puede eliminar los problemas de rechazo, ese problema se desvanecerá completamente”.

La empresa a cargo de este corazón, llamada United Therapeutics, y un equipo de cirujanos del NYU Langone Health de Nueva York consiguieron el trasplante del primer riñón de cerdo.

Inventan cristales del tiempo que desafían las leyes de la física

Dos equipos de investigación científica afirman haber creado cristales del tiempo, un estado de la materia que se creía era imposible porque rompe la segunda ley de la termodinámica.

El cristal del tiempo es básicamente un mecanismo de movimiento perpetuo en el que partículas cuánticas se mueven de forma ordenada, automática y constante sin consumir ningún tipo de energía por toda la eternidad. Este comportamiento, el movimiento sin energía, es totalmente contrario a la segunda ley de la termodinámica. 

Los dos estudios —uno de la Universidad de Delft, en Holanda y otro realizado por científicos de Google, Stanford, Princeton y otras universidades — llegan a la misma conclusión.  El primer análisis científico dice haber creado un cristal del tiempo dentro de un diamante usando átomos de carbono. El segundo estudio, que es mucho más grande y además escalable, lo ha creado en una simulación usando Sycamore, el supercomputador cuántico de Google. 

Según Quanta Magazine, los dos trabajos de investigación han sido pre-publicados y están en fase de evaluación por terceros.

Resultados asombrosos

Lo que sí es cierto es que, por ahora, los científicos que no han participado en los estudios pero lo han leído se muestran asombrados de los resultados, que confirman una idea propuesta por el ganador del premio Nobel de física Frank Wilczek, que en 2012 apuntó a la posible existencia de estos cristales del tiempo, que sufrirían un movimiento periódico para volver a su estado original en intervalos exactos de tiempo.

Suena como un reloj pero en realidad no tiene nada que ver. Un reloj consume y disipa energía, pero estos cristales del tiempo no consumen energía ni la disipan. Sencillamente, las partículas cuánticas se mueven de forma independiente, cíclica y constante, cambiando de posición y estado de forma ordenada para volver a su posición original. 

Y sí, también suena imposible cada vez que lo lees. De hecho, un experimento dijo probar que la idea de Wilczek  era absurda como todas los mecanismos de movimiento perpetuo. Pero ahora, dos equipos diferentes no sólo dicen que es posible sino que además lo han logrado hacer.

Y aunque todavía no tienen claro para qué van a servir, sí saben dos cosas. La primera es que, como dice Roderich Moessner, co-autor de uno de los estudios y director del Instituto Max Planck para la física de sistemas complejo en Dresden, en Alemania, ‘las consecuencias son asombrosas porque los cristales del tiempo eluden la segunda ley de la termodinámica.

La segunda, como apunta el propio Moessner, es que, aunque todavía no sabemos qué uso exacto se le puede dar a estos cristales, “algo tan estable como esto es inusual y las cosas especiales siempre son útiles”. 

La mayoría de los grandes inventos que han cambiado el mundo de forma radical -desde el telégrafo al GPS al láser o la energía nuclear- vinieron de descubrimientos de la física extraordinarios sin una aplicación útil al inicio. Primero habrá que ver si estos cristales del tiempo son, efectivamente, viables y reales. Si se confirman, las maravillas tecnológicas seguro que vendrán después. 

Y una última cosa: de confirmarse el invento de Google y compañía, esta también sería la primera aplicación práctica de un computador cuántico en algo que ninguna otra máquina en el planeta hubiera podido hacer, confirmando también la predicción del físico Richard Feynmanque, como apunta Quanta Magazine, ya escribió en su día que estos ordenadores serían capaces de “simular partículas de cualquier sistema quántico imaginable“.

Detectan luna formándose alrededor de un exoplaneta

Observaciones hechas por el Very Large Telescope, ubicado en Chile, son útiles para comprender mejor la formación de esos astros.

La formación planetaria es un proceso complicado de múltiples capas. Incluso con la afluencia de datos sobre exoplanetas, todavía hay solo dos planetas conocidos que aún no están completamente formados.

Según Science Alert, conocidos como PDS 70b y PDS 70c, los dos planetas, que fueron encontrados originalmente por el Very Large Telescope, ubicado en el cerro Paranal en Antofagasta, en Chile, son algunos de los mejores instrumentos de investigación que tenemos para conocer sobre la formación planetaria. Y ahora, se ha confirmado que uno de ellos tiene un disco de formación de luna a su alrededor.

Los astrónomos habían predicho durante mucho tiempo que el planeta PDS 70c estaba rodeado por un disco de este tipo, pero con las imágenes que habían capturado anteriormente no pudieron confirmar su existencia. Ahora, se ha confirmado físicamente más allá de la sombra de la duda.

La formación de la luna se comprende menos bien que la formación planetaria en este punto. Incluso los orígenes de nuestra propia luna todavía están en debate. Pero el descubrimiento del PDS 70c tiene el potencial de iluminar la creación de, al menos, uno mientras lo estamos viendo. De hecho, hay suficiente material en el disco para crear tres lunas del tamaño de la nuestra alrededor del planeta similar a Júpiter.

El proceso de formación de la luna también juega un papel clave en la formación planetaria, con discos circumplanetarios que pueden formar lunas que también influyen en la creación del planeta en sí. Observar la evolución de ese disco ayudará a los científicos con sus modelos de formación planetaria y lunar.

Esa evolución seguramente llevará millones de años, pero hasta ahora PDS 70c es el único planeta conocido con algún tipo de disco circumplanetario.

El mismo conjunto de datos que confirma su existencia mostró que su gemelo similar a Saturno, PDS 70b, no tiene un disco que algunos científicos habían sugerido anteriormente. Otros pueden encontrarse con telescopios más potentes, pero hasta entonces este sistema es el mejor que tenemos.

Dada su singularidad, el sistema PDS 70 seguirá siendo un punto focal de gran potencia de fuego de observación. 

El universo podría ser en realidad una dona gigante en 3D

Un gran círculo finito para explorar.

Imagina un universo en el que podrías apuntar una nave espacial en una dirección y, finalmente, volver al punto de partida. Si nuestro universo fuera una dona finita, entonces tales movimientos serían posibles y los físicos podrían potencialmente medir su tamaño.

Podríamos decir: ahora conocemos el tamaño del Universo“, dijo el astrofísico Thomas Buchert, de la Universidad de Lyon, Centro de Investigación Astrofísica en Francia.

Al examinar la luz de un universo muy temprano, Buchert y un equipo de astrofísicos han deducido que nuestro cosmos puede estar conectado de forma múltiple, lo que significa que el espacio está cerrado sobre sí mismo en las tres dimensiones como una rosquilla tridimensional.

Tal universo sería finito y, de acuerdo con sus resultados, todo nuestro cosmos podría ser solo de tres a cuatro veces más grande que los límites del universo observable, a unos 45 mil millones de años luz de distancia.

Los físicos usan el lenguaje de la relatividad general de Einstein para explicar el universo. Ese lenguaje conecta los contenidos del espacio-tiempo con la flexión y deformación del espacio-tiempo, que luego les dice a esos contenidos cómo interactuar. Así es como experimentamos la fuerza de la gravedad.

En un contexto cosmológico, ese lenguaje conecta el contenido de todo el universo (materia oscura, energía oscura, materia regular, radiación y todo lo demás) con su forma geométrica general.

Durante décadas, los astrónomos habían debatido la naturaleza de esa forma: si nuestro universo es “plano” (lo que significa que las líneas paralelas imaginarias permanecerían paralelas para siempre), ‘cerrado’ (las líneas paralelas eventualmente se cruzarían) o ‘abierto’ (esas líneas divergirían).

Esa geometría del universo dicta su destino. Los universos planos y abiertos continuarían expandiéndose para siempre, mientras que un universo cerrado eventualmente colapsaría sobre sí mismo.

Múltiples observaciones, especialmente del fondo cósmico de microondas (el destello de luz lanzado cuando nuestro Universo tenía solo 380.000 años), han establecido firmemente que vivimos en un universo plano. Las líneas paralelas permanecen paralelas y nuestro universo seguirá expandiéndose.

Pero hay más formas que geometría. También está la topología, que es cómo las formas pueden cambiar manteniendo las mismas reglas geométricas.

Por ejemplo, toma una hoja de papel plana. Obviamente es plano, las líneas paralelas permanecen paralelas. Ahora, tome dos bordes de ese papel y enróllelo en un cilindro. Esas líneas paralelas siguen siendo paralelas: los cilindros son geométricamente planos. Ahora, tome los extremos opuestos del papel cilíndrico y conéctelos. Eso crea la forma de una rosquilla, que también es geométricamente plana.

Si bien nuestras medidas del contenido y la forma del universo nos dicen su geometría, es plana, no nos dicen sobre la topología. No nos dicen si nuestro universo está conectado de forma múltiple, lo que significa que una o más de las dimensiones de nuestro cosmos se conectan entre sí.

Mira la luz

Mientras que un Universo perfectamente plano se extendería hasta el infinito, un Universo plano con una topología de múltiples conexiones tendría un tamaño finito. Si pudiéramos determinar de alguna manera si una o más dimensiones están envueltas sobre sí mismas, entonces sabríamos que el Universo es finito en esa dimensión. Entonces podríamos usar esas observaciones para medir el volumen total del Universo.

Pero, ¿cómo se revelaría un universo con múltiples conexiones?

Un equipo de astrofísicos de la Universidad de Ulm en Alemania y la Universidad de Lyon en Francia examinó el fondo cósmico de microondas (CMB). Cuando se lanzó el CMB, nuestro Universo era un millón de veces más pequeño de lo que es hoy, por lo que si nuestro universo está realmente conectado de manera múltiple, entonces era mucho más probable que se envolviera sobre sí mismo dentro de los límites observables del cosmos en ese entonces.

Hoy, debido a la expansión del universo, es mucho más probable que la envoltura se produzca a una escala más allá de los límites observables, por lo que la envoltura sería mucho más difícil de detectar. Las observaciones del CMB nos brindan nuestra mejor oportunidad de ver las huellas de un universo conectado de forma múltiple.

Científicos logran cultivar microbios en rocas de Marte

Un pequeño paso para un gran futuro.

Hace más de tres décadas, Marte ha inspirado a más de algún escritor de ciencia ficción para usarlo en su historia. Desde ‘Crónicas Marcianas‘ de Ray Bradbury, hasta ‘El Marciano‘ de Andy Weir, el planeta rojo ha sido un tema que a muchos fascina y que últimamente, su exploración por parte de potencias mundiales como China y Estados Unidos ha generado conversación.

Ahora, por primera vez astrobiólogos lograron germinar microbios en rocas pertenecientes Marte, aumentando las posibilidades de probar que este planeta albergó o pudiese albergar vida nuevamente.

Según lo consigna ScienceAlert, el hito fue hecho por el departamento de Bioquímica Espacial de la Universidad de Viena, Austria, que utilizó la bacteria Metallosphaera sedula (que es frecuente en lugares volcánicos) para luego ponerla en unos pedazos de suelo marciano que datan de hace 4 billones de años en un biorreactor que simulará las condiciones del planeta rojo. El resultado fue el crecimiento de algunas células en dichas piedras 

Cultivado en material de la corteza marciana, el microbio formó una cápsula mineral robusta compuesta de fosfatos de hierro, manganeso y aluminio complejados”, dijo la astrobiología y jefa del departamento de Bioquímica Espacial de la Universidad de Viena, Tetyana Milojevic.

Además, Milojevic agrega que una de las hipótesis que maneja su equipo es que, si alguna vez existió vida en Marte, esta debió ser extremofila o amante de las condiciones climáticas extremas, muy parecidas a algunos lagos extremadamente salinos de la Antártica o termas volcánicas con una gran cantidad de ácido. 

Recordemos que China, Emiratos Árabes Unidos y Estados Unidos han puesto mucho dinero y esfuerzos en la exploración de Marte en los últimos años. Con respecto a EEUU, el vehículo interespacial Perseverance (Perseverancia en español) pisó suelo marciano la semana pasada y se espera que recolecte muestras del suelo para futuros estudios científicos.   

Durante el 2020 la tierra giró más rápido de lo usual

Científicos hicieron este sorprendente descubrimiento.

Para los noños más viejos, la imagen de Superman de Christopher Reeves volando para revertir la rotación de la tierra y retroceder el tiempo para salvar a Lois Lane es una de las escenas más icónicas del cine de superhéroes.   

Aunque la manera que Kal-El utilizó para retroceder el tiempo es bastante cuestionable, lo cierto es que el movimiento de la tierra no es de mucha importancia para las personas. Sin embargo, algunos científicos descubrieron que algunos días del pasado año, la tierra giró un poco más rápido que en los años anteriores. 

Según la información otorgada por el sitio Sciencealertlos responsables de coordinar los relojes atómicos del Instituto de Estándares y Tecnología (o NIST en sus siglas en inglés), están pensando en eliminar  un segundo de sus medidas ya que la rotación de los días tiene 0.05 milisegundos menos, que acumulados en un año, serían 19 milisegundos que se tendrían que quitar. 

“Es posible que necesitemos retirar un segundo si la tasa de rotación de la Tierra aumenta, pero es demasiado pronto para decidir si es probable que suceda”, dijo el físico Peter Whibberly para el diario The Telegraph. 

Con eso, el sitio Time and Date afirma que de los 28 días más cortos que han existido desde 1960, pasaron en 2020, y que este récord no se repetía desde 2005, siendo el 19 de julio el día donde la rotación fue más corta. 

Hasta ahora, no hay consenso para definir si finalmente se eliminará o no este segundo extra de tiempo, ya que el Servicio Internacional de Rotación de la Tierra y sistemas de referencias (o IERS en sus siglas en inglés) no ha hecho cambios en su sistema de conteo de tiempo.