‘Star Wars: The Last Jedi’: Una esperanza a punto de extinguirse

Dudas en una galaxia muy, muy lejana.
Muchos podrán categorizar a esta octava entrega de la saga de los Skywalker y compañía como decepcionante. Pero tras pensarlo mucho y comparar lo realizado por sus otras cintas, ‘The Last Jedi’, se transforma simplemente en una nostálgica resignación. Una que busca dejar morir lo pasado, para centrarse en el futuro.
Pero aquí es donde muchas veces la película comete errores, ya que aunque es mucho mejor que su predecesora, ‘The Force Awakens’, la cual se convirtió en una simple remakuela o en un plagio a su propia creación, no desarrolla de mejor manera a sus personajes y la relevancia dado para estos en el Episodio VII, queda muchas veces a un costado sin mayor importancia, siendo opacados por la chispa que representan Luke (Mark Hamill) y Leia (Carrie Fisher), cada vez que entran en escena. De esta forma, este filme continua su camino planteado como un mecanismo divertido de ingeniería, el cual simplemente avanza porque está en la obligación de hacerlo y jugando con un suspenso que muchas veces no conlleva a nada.
Es así como este proyecto escrito y dirigido por Rian Johnson (‘Looper’), nos cuenta que tras la muerte de Han Solo (Harrison Ford) y de la destrucción de la Base Starkiller, Rey (Daisy Ridley) viaja hacia el lejano planeta oculto Ahch-To en el Halcón Milenario, para encontrarse con el legendario Maestro Jedi Luke Skywalker (Hamill), y convencerlo de unirse a los Rebeldes para hacerle frente a la Primera Orden, y de paso aprender los caminos de la Fuerza para poder enfrentar y acabar con Kylo Ren (Adam Driver), quien fue seducido por el lado oscuro. Pero esto no será fácil, ya que Luke está convencido de acabar el legado Jedi de una vez por toda y redimirse de los errores que cometió en el pasado.
Por otro lado, la Resistencia encabezada por la general Organa (Fisher) logra contener temporalmente a la siniestra Primera Orden, grupo imperial que amenaza la supervivencia de los planetas libres de la galaxia, y que está bajo el liderazgo del General Hux (Domhnall Gleeson) y del misterioso Líder Supremo Snoke (Andy Serkis). A su vez, Kylo Ren (Driver), lucha con la duda que surge en su interior tras el asesinato de su padre y la derrota que tuvo tras enfrentarse a Rey (Ridley).
Por su parte, las acciones realizadas por el Comandante Poe Dameron (Oscar Isaac) lo transforman en un héroe peligroso y no en el líder que Leia trata de formar, mientras que Finn (John Boyega), intenta llegar con Rey y de paso destruir la Primera Orden, con la ayuda de Rose (Kelly Marie Tran), una mecánica de la Resistencia.
De esta forma, Johnson comparte la visión de Abrams, director del séptimo capitulo, de demostrar acción, sacrificio, sables luminosos, criaturas extraterrestres y naves espaciales, pero de mejor forma, aunque muchas veces tocando la fibra de la nostalgia, con escenas casi calcadas a la trilogia original, y un humor un tanto forzado, además de una mala edición, con mucho relleno, el cual no logra superar lo realizado incluso por ‘Rogue One‘.
Quizás elevar las expectativas para una cinta que muchos soñaban en que se transformaría en el ‘Empire Strikes Back’ de las futuras generaciones, ha jugado una mala pasada, pero es que el Episodio VIII nos deja un mal presentimiento para el futuro de lo que será esta clásica opera espacial, y con una esperanza a punto de extinguirse si no es cuidada y tratada con el equilibrio adecuado que entrega la Fuerza.

One thought on “‘Star Wars: The Last Jedi’: Una esperanza a punto de extinguirse

  1. Me gustaría poder entender más por qué al autor de la nota lo dejó con tan mal sabor la pelicula, porque aparte de decir que las luces de Mark Hamill y Carrie Fisher dan gran sombra a la pelicula, no hay ni justificaciones ni explicaciones para el juicio que se le hace (y el sensacionalista título, que entiendo por la necesidad de atraer tráfico). La mitad de la nota es tan descriptiva que bien podrá ser una preview en IMDB. La película tien muchas fallas, pero entreteniede al público, expande el universo de star wars en cuanto a poderes, y matices respecto del bien y el mal dentro del propio universo, que nunca fue muy complejo en ese aspecto, cosa que se reconoce en el filme. Hay que tomar en cuenta que esta es una película de Disney, y cualquiera que esté esperando otra cosa se crea su propio problema con las expectativas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te podría gustar...