‘Spider-Man: Homecoming’: El traje no hace al héroe

La tarea puede esperar, la ciudad no.
Luego de cinco cintas estrenadas con diferentes actores y directores, el trepamuros nuevamente volvió a la pantalla grande con una nueva película en solitario.
Pero esta vez, de una manera distinta, ya que este renovado Peter Parker, fue introducido a la audiencia en ‘Capitán América: Civil War‘, gracias al acuerdo entre Sony y Marvel. Dejando a los espectadores con ganas de ver más de las aventuras de Parker y compañía. De esta forma, el director Jon Watts tuvo la responsabilidad de llevar acabo este proyecto, que buscaba darle un nuevo aire al arácnido héroe.
Es así como su filme nos cuenta que tras los acontecimientos ocurridos entre la lucha de Iron Man (Robert Downey Jr.) y el Capitán América (Chris Evans) en ‘Civil War‘, y después de la experiencia vivida con los Avengers, Peter (Tom Holland) regresa a casa con su tía May (Marisa Tomei), tratando de controlar su recién hallada identidad como Spider-Man, pero siempre bajo el atento ojo de su nuevo mentor, Tony Stark (Downey Jr.). Peter intenta mantener una vida normal como cualquier joven de su edad, mientras vive distraído por los pensamientos de probarse a sí mismo como un nuevo héroe. Pero su rutina es interrumpida cuando The Vulture (Michael Keaton) emerge como un nuevo villano y todo lo que Peter considera importante, se ve amenazado.
Y es que esta cinta no nos cuenta por tercera vez los orígenes de Spider-Man, más bien nos invita a imaginarnos como espectadores, el camino que tuvo que pasar este adolescente para llegar hasta dónde está. Por su parte, la actuación de Tom Holland, nos hace regresar a la esencia del personaje, esa que tantas veces lo fanáticos habían querido ver adaptada.  Así en esta ocasión, nos retrataron a un amigable vecino arácnido de la forma que Stan Lee y Steve Ditko imaginaron al crear sus viñetas: Un adolescente con superpoderes tratando de lidiar el día a día con su problemas personales de juventud, que incluyen la escuela y los romances, mientras intenta salvar al prójimo.
Spider-Man: Homecoming‘ es una película llena de humor, acción, referencias a los cómics y a otras cintas del Universo Cinematográfico de Marvel, pero sobre todo un filme en la que un chico de Queens con un gran corazón y una mayor responsabilidad, se luce en lo que más sabe hacer, dar lo mejor de sí. Porque el traje no hace un héroe, sino su convicción de superarse a si mismo y proteger a los demás, sin pensar en su beneficio personal.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te podría gustar...