RETRONERD: “LIFE FORCE”

2013-05-25-lifeforce_bluray_banner
Hoy NerdNews se enorgullece en rescatar una cinta que con los años se volvió de culto: “Life Force”. Una película de 1985 a cargo de un equipo de lujo, basada en la novela “The Space Vampires” (1976), escrita por Colin Wilson, y cuya adaptación cinematográfica fue bastante fiel al libro.
 Estamos a mediados de la década de 1980 y un súper transbordador espacial bautizado “Churchill” viaja a explorar el cometa Halley, donde encuentran una antigua y gigantesca nave espacial alienígena oculta en su cola, llena de criaturas parecidas a gárgolas, pero fosilizadas. Pero también descubren tres humanoides aparentemente en animación suspendida, que al llegar a la Tierra comienzan a alimentarse de la energía vital (las almas) de las personas. El detalle está en que sus víctimas quedan reducidas a verdaderos zombis que entonces salen a buscar otros a quienes drenarles la vida, cada dos horas. ¡Tiemblen guionistas de “The Walking Dead”!
fflifeforce
No es aventurado decir que “Life Force” se adelantó en más de quince años a Danny Boyle y su magistral “28 Days Later” (2000), al mostrar un Londres arrasado por zombis hambrientos. Y que además quedó bastante bien, en términos de efectos especiales. Eso sí, hay que reconocer que el final es débil. Pero no porque le falte clímax, sino porque hay muchas cosas que no se explican bien. ¿Por qué si la vampira espacial pasa toda la película desnuda, al final aparece con una especie de camisón? ¿Cuál era la idea? Eso por mencionar sólo algo. En fin, es cine de terror espacial y entretiene de comienzo a fin.
 “Life Force” fue dirigida por Tobe Hooper, quien dentro de sus trabajos tiene nada menos que “Poltergeist” (1982), “The Texas Chain Saw Massacre” partes 1 y 2, “Invaders from Mars” (1986) y la siempre notable “Salem’s Lot” (1979), entre otras. El guión corrió por cuenta de Dan O’Bannon (responsable de “Dark Star, “Alien”, “Alien v/s Predator” 1 y 2, y una modesta participación en el corto “Batman: Dead End”) y Don Jakoby (“Blue Thunder”, “The Philadelphia Experiment” y “Vampires” de John Carpenter”). Además, la banda sonora fue compuesta por el maestro Henry Mancini.
 El reparto, que no era para enloquecer, incluía un relativamente conocido Patrick Stewart (por estos días el profesor Xavier) y a la debutante Mathilda May, que salía desnuda casi toda la película (obvio, los vampiros espaciales no necesitan ropa). Sospecho que por eso la calificaron para mayores de 18 años, en esos años. Hoy seguramente la darían por televisión a las tres de la tarde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te podría gustar...