Retronerd: Genesis II

Tyranian-Stim-Handle-2¿Es necesario explicar quién fue Gene Rodenberry? Imagino que no. Al menos no dentro de los límites digitales de NerdNews. Sin embargo, valga la aclaración para cualquier visitante de este insigne sitio web. Rodenberry fue el creador de la icónica serie de televisión “Viaje a las estrellas” (“Star Trek”), que a lo largo de las décadas sigue sumando seguidores, tanto de la serie original (1966-1969) como de sus spin-off: “La nueva generación”, “Deep Space Nine”, “Voyager” y “Enterprise”.
Sin embargo, a comienzos de la década de 1970 —tras la cancelación de la serie original— Rodenberry estuvo trabajando en nuevos proyectos que lo llevaran de regreso a la televisión. Y la oportunidad finalmente llegó en 1973, cuando Warner Brothers Television y CBS aceptaron financiar el capítulo piloto de una nueva serie de ciencia ficción llamada “Genesis II”, el cual fue dirigido por John Llewellyn Moxey (“El Santo, “Kung Fu”, “Magnum”, etc.).
La historia comienza en 1979, en las profundidades de las cavernas Carlsbad, donde un científico de la NASA llamado Dylan Hunt (Alex Cord, a quien volveríamos a ver en los años 80 como “Arcángel”, en la serie “Lobo del aire”) decide experimentar en sí mismo un nuevo sistema de animación suspendida que permita a los astronautas realizar largos viajes por el espacio. La idea es permanecer un breve lapso en “hibernación”. Sin embargo, un terremoto destruye el complejo experimental, dejando la recámara y al científico enterrados bajo toneladas de roca.
Los siglos transcurren hasta que en 2133 Hunt es rescatado por miembros de un grupo llamado PAX. Sus líderes lo ponen rápidamente al día, contándole que mientras estuvo en animación suspendida ocurrió la temida Tercera Guerra Mundial y que ellos son los descendientes pacifistas de aquellos que permanecieron ocultos en las cavernas, pero que la Tierra ha vuelto a ser habitable.
Sorprendido por las revelaciones, Hunt conoce a Lyra-a (Mariette Hartley), una bellísima joven rubia que es una mutante. Sí, tal cual, una atractiva representante de una raza de mutantes rubios, musculosos y con dos ombligos (porque tienen doble sistema circulatorio), aunque medio salvajes y proclives a esclavizar a los humanos. No es accidental que sean conocidos como… Tiranos.
Gr70s_gen2_2-t
Hunt es engañado por Lyra-a y acaba viajando hasta los dominios de los Tiranos, quienes están ultra interesados en sus conocimientos del siglo XX porque la energía de su capital la obtienen de un antiguo reactor nuclear que está fallando. Pero Hunt no está tan convencido de ayudarlos y los tipos se ponen “pesados” con él. Y sólo recupera su libertad cuando un grupo comando de PAX lo rescata. Pero las cosas no terminan ahí…
No les cuento más porque eso es siempre de mal gusto. Basta decir que el piloto quedó en eso, porque los ejecutivos a cargo del proyecto lo encontraron medio denso y con poca acción. Además, la actuación de Alex Cord no los convenció y el proyecto fue cancelado. En todo caso, llama la atención que CBS posteriormente se asoció con Fox para desarrollar la versión televisiva de “El planeta de los simios”. Y así, “Genesis II” pasó a convertirse en un telefilme.
¿Qué más se puede decir de este truncado proyecto de Rodenberry? Que tenía elementos muy atractivos, como que para 1979 existía una extendida red de túneles para trenes de alta velocidad que recorrían el planeta. También que los Tiranos usan unas armas llamadas “espigas” y que son una suerte de bastones electrónicos capaces de causar dolor o placer, y que habían sido inventados a fines del siglo XX como un arma para el control de disturbios.
Además, vale la pena mencionar que tras la muerte de Rodenberry, en 1991, sus herederos rescataron varios proyectos como “Earth: Final Conflict” y sobre todo la space opera “Andromeda”, que tuvo cinco temporadas entre el 2000 y 2005. Y cuyo protagonista era el capitán… Dylan Hunt.
Rodenberry, por su parte, no claudicó y logró que Warner Brothers y ABC le financiaran un nuevo piloto, que se llamó “Planeta Tierra”. Pero de eso hablaremos a futuro…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te podría gustar...