Retronerd: “Atmósfera Cero”

outland-1981-01-g
Un western en el espacio. Así se podría definir la película “Atmósfera Cero” (“Outland”), que sorprendió tanto a la crítica como al público allá por 1981. ¿Pero por qué es tan especial está cinta? Lo primero es destacar a su protagonista: Sean Connery. Sí, el mismo. El primer James Bond, el inmortal Ramírez, el papá de Indiana Jones, etc. Vamos, que no necesita presentación.
En esta historia Connery es William T. O’Niel, una especie de comisario futurista que durante un año completo tendrá la misión de imponer la ley en Io, la tercera luna de Júpiter, donde funciona una colonia minera dedicada a la explotación de titanio. Las condiciones no son las mejores para vivir con la familia. Y por eso su esposa y su hijo se han marchado hasta la estación espacial que está al otro lado de Júpiter, esperando el próximo vuelo a la Tierra.
O’Neil espera unirse pronto con ellos, pero una seguidilla de horribles muertes de mineros lo obligará a iniciar una investigación tan compleja Sean-Connery-in-Outland-1981-Movie-Image-2como peligrosa. Su única aliada será la antipática doctora Lazarus (Frances Sternhagen), quien tras analizar los cadáveres de los mineros —muertos por despresurización—, concluye que todos tiene un elemento en común: en su sangre hay rastros de una peligrosa droga llamada “euthymol polydichloric”, que aumenta la resistencia y productividad de los mineros, pero que acaba causándoles un cuadro irreversible de psicosis.
Para encontrar las respuestas que necesita, O’Neil entonces decide hablar con el administrador de la mina, Mark Sheppard (Peter Boyle), quien simplemente prefiere mirar hacia otro lado. Después de todo, si la producción aumenta, los dueños de la compañía estarán contentos y los mineros recibirán mejores bonos. De modo que O’Neil comienza a hacerse cargo de la situación personalmente, acosando a los traficantes que operan en Io. Una decisión que molestará profundamente a Sheppard, quien decide poner punto final a la investigación con la llegada de tres asesinos que tienen como blanco a O’Neil.
Es precisamente en este punto que “Atmósfera Cero”, que hasta entonces era una bien llevaba cinta de ciencia ficción, con una estética oscura y outland 1sucia muy tributaria de “Alien” (1979), empalma con uno de los grandes clásicos del cine western: “A la hora señalada” (1952). Aquí Gary Cooper es un sheriff que sabe que un pistolero que él arrestó en el pasado va en camino a su pueblo para cobrar venganza. Y no viaja solo. De modo que sus opciones son quedarse y enfrentarlos o subir al tren con su esposa (Grace Kelly) y salvar sus vidas. En ambos casos, el inexorable paso del tiempo se vuelve un elemento clave de la trama, a partir de la tensión que genera saber que un grupo de asesinos va en camino.
Escrita y dirigida por Peter Hyams (“2010: Odisea Dos”, “Timecop”, “El fin de los días”), “Atmósfera Cero” fue filmada íntegramente en los estudios ingleses Pinewood, con un costo de US$16 millones de la época. Y su banda de sonido estuvo a cargo del afamado compositor Jerry Goldsmith. También vale la pena mencionar que “Atmósfera Cero” tuvo una versión en cómic a cargo del gran Jim Steranko, la que se publicó en la revista “Heavy Metal” entre junio de 1981 y enero de 1982.
outland8x9-small
“Atmósfera Cero”, hay a que decirlo, es una cinta policial. Ambientada en el espacio, es cierto, pero al final del día es una historia policial que se construye sobre la base de todas las reglas del género. Los años no la han envejecido tanto como se pudiera creer, de modo que verla todavía es disfrutarla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te podría gustar...