Pamela B. Green y su documental sobre la pionera del cine Alice Guy: “‘Be Natural’ me cambió la vida”

‘Be Natural: The Untold story of Alice Guy-Blaché’ se exhibió en Femcine y NerdNews aprovechó para hablar con su directora acerca de la olvidada figura de una de las creadoras del cine, la francesa Alice Guy-Blaché, quien creció en Chile antes de emprender su viaje por París y Estados Unidos. Pamela B. Green, nos cuenta la odisea de su investigación y las razones de porqué este documental es un antes y un después en su propia carrera y vida.

‘Be Natural: The Untold story of Alice Guy-Blaché’ es un documental increíble porque reescribe la historia oficial del cine mundial. Y eso no se ve todos los días. Narrado por Jodie Foster y dirigido con olfato de una eficaz detective por la talentosa debutante Pamela B. Green, quien por muchos años trabajó desde su propio estudio en los diseños de créditos de películas como ‘The Kingdom’, ‘The Cabin in the Woods’ y ‘The Muppets’. ‘Be Natural…’ se trata de la reconstrucción de una olvidada silueta: la de Alice Guy-Blaché, la primera mujer en dirigir películas en los albores del séptimo arte, en Francia y luego en Estados Unidos.

Autora de un sin número de títulos de la era muda, Alice Guy fue no sólo la primera directora de cine de la historia, sino además,fue de las primeras personas en filmar ficción para las debutantes audiencias de cine a fines del siglo XIX y principios del XX. 

Desde 2012, Pamela B. Green ha estado obsesionada con sacar adelante su investigación documental sobre Alice Guy-Blaché y lo que se pudo ver en las pantallas virtuales de Femcine fue un rico trabajo de reconocimiento tardío para Alice Guy, y también, un espectacular making of de cómo Pamela B. Green y su equipo, investigaron para dar con piezas claves de este misterio histórico ahora resuelto gracias a su pericia. Un trabajo que ha brillado desde que debutó en la selección de Cannes y que se va a estrenar en Chile de manera comercial el segundo semestre de este año.

— ¿Cómo estás Pamela? ¿Cómo va tu día?

—No estoy segura de eso, pero gracias.

—Estás en L.A, ¿verdad?

—Así es, es medio día, y estoy trabajando con mi productora Cosima Littlewood, con un nuevo proyecto.

—¿Ficción?

—No, se basa en historias reales.

— ¿Con actores?

—Así es.

—Genial. Fantástico. Te preguntaré sobre eso, pero, para comenzar, ¿cómo te has sentido en términos personales con este objetivo de reescribir la historia de Alice Guy-Blaché en el cine?

—Estoy cansada, es mucho trabajo. Ha sido un enorme compromiso, pero los resultados son impresionantes porque estoy hablando contigo y estás en Chile. Estoy cumpliendo con lo que quería, cambiar el destino de Alice, y el destino de las nuevas generaciones, y para todos a quienes pueda llegarles la historia de estas mujeres y que puedan conocer el cine, porque está creado para hombres y mujeres. Creo que estamos hablando con distribuidores en Turquía, y próximamente va a llegar a Bangladesh, Croacia, y África del Sur así que estoy muy contenta. Es un sueño hecho realidad. 

—Y es importante para nosotros porque Alice Guy creció aquí en Chile.

— ¡Por ahí había que empezar!

—Sí, su padre fundóla librería Universal en Valparaíso. Y otra en Santiago. Y no sabíamos, por lo tanto fue una sorpresa saberlo. 

— ¡Lo descubrimos! Lo descubrimos porque estuvimos investigando y no dio entrevistas al respecto. Emilio Guy fue uno de los primeros dueños de librerías. Es increíble. 

—Sí, es increíble, y para nosotros es muy importante. ¿Y qué otras cosas descubriste de la vida de Alice Guy aquí en Chile? ¿Descubriste cosas interesantes que no aparecieron en el documental? 

—Sí. Sus padres trabajaron mucho y eran personas ocupadas. Ella, de muy pequeña estaba en su casa con Conchita y aprendió español y francés al mismo tiempo. 

—Posiblemente podía hablar chileno fluido.

—Quizás. No puedo probarlo. Ella escribió sus memorias y van a ser traducidas al español. Están escritas en inglés, de sólo 80 páginas, pero menciona a Chile. Un poco, pero eso es mejor que nada(y esta última frase la dice en español). 

—Mejor que nada. Tu español es muy bueno por cierto, ¿cómo aprendiste español?

—Pues he vivido en Italia, Francia, Suiza, e Israel siendo muy pequeña y en Costa Rica también así que ya sabes, con el francés y el italiano y viviendo en LA, lo adquieres. No puedo hablar portugués. Intenté aprender portugués pero es demasiado complicado. 

—Es muy difícil aprender portugués. Es como ruso para mí.

—Puedo hablar algo de ruso. Pero es porque se supone que uno primero debería aprender portugués y después los demás, por lo tanto para mí cuando intento hablar en portugués,sale en italiano o francés. 

—Te pregunto por los idiomas, porque Alice Guy era una mujer que aprendió muchos idiomas, francés, español e inglés. Pero no hablaba inglés, de manera fluida de acuerdo al documental y vivía en EEUU e hizo estos grandes trabajos. Fue una pionera en lo que es el cine, pero también fue una pionera en el feminismo, ¿qué piensas tú al respecto?

—Absolutamente, porque en esos tiempos las mujeres no hacían nada de eso. Solían estar en sus casas. La gente viajaba y hacían muchas cosas en el ámbito médico.  Pero ella es la primera directora de cine, recordemos eso. A través de este documental descubrí a muchas otras mujeres que estaban haciendo algo, por lo tanto, me corrijo: habían muchas mujeres trabajando en la ciencia, o en otros lados, pero nadie sabía, porque nadie lo documentó porque en esos tiempos, las mujeres no importaban. Y creo que algo especial del documental es que no sólo se limita a contar la historia de Alice, sino que además espero que esto empuje nuevas investigaciones de nuevas historias.

Porque la historia es una pintura en la que faltan piezas, que se deben encontrar para ver la pintura completa, y mientras más gente la vea, más piezas e historias se pueden descubrir. Por supuesto que era una gran feminista: ella quería que las mujeres fueran las protagonistas de sus películas, y descubrir más directoras, era ‘algo loca’. Y nos hacía ver terrible. Pero definitivamente era una pionera en muchos aspectos, siendo alguien que buscaba la visibilización de la mujer. 

—Tu documental es muy bueno. Una de las cosas que más me sorprendió es el hecho de que muchas de sus películas fueron protagonizadas por actores y actrices afroamericanos como ‘A Fool and his Money’. Algo impensable para la época. 

—No hay muchos que hicieran eso y ella lo hizo. Los actores blancos no querían trabajar con los actores afroamericanos, por lo tanto, en vez de decir “cambiemos a los actores afroamericanos por actores blancos” ella decía “¡No! ¡Lo haremos de esta manera!” así que eso es ser una visionaria. 

—Es como que alguien del futuro viajó hacia el pasado.

—Sí, también creo eso. Como que alguien de hoy viajó hacia atrás pero, definitivamente el racismo era muy terrible, como hoy en ese tiempo. Sus películas no son perfectas, si un experto en historia afroamericana le diera un vistazo, hay algunas cosas medio ofensivas pero, el hecho de que ella haya hecho eso, es algo impresionante. Hablamos de control de natalidad, inmigración, antisemitismo, y desafortunadamente, esos temas son puntos de discusión hoy, y por lo tanto es lo que mantiene a la película como algo fresco y actual.

Espero que estos temas ya no los relacionamos a esa era, y podamos evolucionar socialmente para llegar a un mejor lugar. 

—Es una buena manera de pensar del material del documental, y quiero hablar de un tema importante para pensar. Acerca de cómo el hombre escribe su historia en el cine, y como George Sadoul (historiador cinematográfico) el gran crítico que borró a Alice Guy de la historia del cine, que eventualmente hizo correcciones…

—Hizo correcciones. Pero quiero decirte algo: George Sadoul, en esos tiempos no habían muchos historiadores, y de los que habían, no se tomaban el cine mudo en serio, y además tuvimos dos guerras, así que incluso aunque quisiera enmendar sus errores, y quisiera encontrar a Alice, sería imposible porque no habían mensajes de texto, internet, Facebook, Skype o GPS Entonces eso era parte también del problema y que otros pocos historiadores del cine, decidieron entre pocos cuales cosas iban a pasar a la historia del cine, ahora, con tantos directores y críticos e investigaciones, podemos comprobar de que hizo muchos errores porque era hombre y quería promover a sus amigos, pero además porque simplemente no sabía. 

—Finalmente la figura de Alice Guy es alguien que se está haciendo conocida, en términos de discusión y ser justos con su figura,y en este trabajo que has hecho en estos años. quisiera preguntarte, ¿te has sentido frustrada o triste?

—¡Sí! Hice este trabajo porque sentí que le robaron a ella. Hemos escuchado a muchos historiadores que también se quejan de que hay muchos que hemos olvidado. Pero ella es la madre del cine y su trabajo está perdido, así que no podemos ayudarla aunque quisiéramos. Fue una experiencia intensa y emocional para hacer esta película, porque quería justicia y desearía que ella viera cómo su cara se da a conocer en diferentes lenguajes alrededor del mundo, como Alemania, Rusia o Brasil. No sé mucho del más allá pero, si llego a ir allá, le preguntaré “¿Estás feliz?”

— ¿Qué hay acerca del aspecto detectivesco? Tu investigación acerca de ella en esta película es excelente…

— ¡Muchas gracias! Recibí mucha ayuda, nunca es el trabajo de una persona sola. Me encantan las historias de detectives y me encanta investigar, así que cada vez que descubro algo nuevo, es emocionante.

—Sí, pero hiciste un gran trabajo descubriendo acerca de sus familiares y sus relaciones.

—Los descendientes, sí, lo sé. Encontré interesante el llamar a alguien, y que sean amables y no sabes hacia dónde va a ir esto, y es increíble lo que puedes hacer con el teléfono, y son parientes de ella. Yo solía hacer muchas llamadas de broma, no sé si sabes lo que es eso. (Risas) No es algo bueno, pero me sirvió de práctica.

—Pamela, quisiera hablar también de las reacciones de la familia del cine allá en Los Ángeles, con tu descubrimiento porque es muy extraño cuando le preguntas a Peter Bogdanovich, quien además de cineasta es un historiador de cine acerca de quién es Alice Guy, y no sabe, y él ¡sabe todo!

—La gran lección de la película es que nadie sabe todo, y que siempre hay espacio para saber más. A él le encanta la película y estaba muy emocionado por verla. Fue emocionante ver a todas estas caras de la industria acercándose a su carrera y su historia, y fueron mi publicidad gratuita, porque, no sólo los entrevisté en el documental para que me contaran lo que sabían de ella o lo que creían saber de ella, pero además, ¿qué pasaba si le contaban a alguien más, y así sucesivamente? Así que no sólo era un documental sino un movimiento para darla a conocer también. Y eso encaja en la película, lo cual era el propósito. Todos los que salen ahí (Andy Samberg, Jodie Foster, JulieDelpy, Jon M. Chu) están ahí por algo, no solo porque sean famosos. 

—No, por supuesto. Son colegas y parte de la industria…

—No son mis colegas. Este es mi primer documental. He trabajado para ellos o los estoy conociendo apenas. Es mi primer film aunque me he involucrado en otros proyectos, no soy famosa, no soy alguien de Hollywood, sólo quiero contar buenas historias. 

— ¿Crees que eres un tipo de novata?

—Ah… en algunos aspectos. Sé editar, aprendí a hacerlo sola, pero creo que siempre estamos aprendiendo. Creo que nunca diré que tengo tanta experiencia. Cuando me dicen que les gustó el documental me pongo insegura porque me pongo a pensar, ¿eso es bueno? No estoy segura y me cuestiono. 

—Es bueno, es muy bueno, y la edición es una de las mejores cosas en el documental.

—¿En serio? Muchas gracias, porque la edición fue una de las cosas que más odiaron del documental, y decían que eso era terrible.

—No, es súper bueno y siempre está bombeando información, y eso me encanta.

— ¡Muchas gracias! Lo necesita, es un asunto muy antiguo y necesita hacerlo contemporáneo, y hacerlo de manera contemporánea mantiene la atención de las personas, apenas tenemos tiempo de revisar Twitter. Quería hacerlo con energía porque ella tenía mucha energía. Y quería poder mostrar la conmoción del cine en el inicio, como lo que generaba Steve Jobs con Apple, el inicio de las computadoras, etcétera, ese era mi punto de comparación, porque todo era tan nuevo y fresco y esa era se movió muy rápido, y esa era tuvo un movimiento muy rápido sólo que no sabíamos, entonces podemos ver y decir “oh, ellos hacían cosas interesantes” 

—Claro. Cuando vemos las películas antiguas de cine mudo en blanco y negro, no son figuras estáticas, viven, sienten, y me gusta mucho el paralelo que estableces entre el inicio del cine con el inicio de las redes sociales con la recepción del lenguaje visual.

—Y ahora desearía que tuviéramos tiktoks en ese tiempo porque es todo súper cíclico. Es lo mismo. 

— ¡Es exactamente lo mismo! Es una gran idea usarla en el documental, porque todo es super cíclico.

—Exacto, y cuando di la primera idea, me dijeron que “¡NO!, ¿de qué estás hablando?” pero ahora, los profesores usan tiktok para sus clases. 

—Necesitas patentar esa idea. 

—Gracias.

—En el ámbito personal, ¿has sufrido alguna vez de mansplaining acerca de lo que puedes y no hacer en tu vida?

¡Oh por Dios, sí! Todo el tiempo, pero ya no porque no lo voy a escuchar. Esta película me cambió en muchos sentidos. Mi vida es muy diferente de lo que era. Ya no los escucho más. A cualquier tipo de negatividad, le digo “adiós”. Ya es muy difícil contenido por sí solo y lo creí en su momento. Me decían “¿Qué sabes de cine, o dirección, música, diseño y animación?” No fui a una escuela de cine, pero, he recorrido el mundo, he ido a museos, leo, tengo buen gusto y soy apasionada y compasiva y creo que eso me ha ayudado. Pero perdí mi valentía porque sufrí mucho mansplaining con hombres diciéndome “no, tenías que hacerlo así, tenías que hacerlo así” y es gracioso porque hay mucha gente exitosa, que ha estado en esto por años como Walter Murch (un editor muy famoso)  quien no intentó cambiar nada cuando le presenté un primer corte de lo que hice, no quiso cambiar la película, sino que me dio consejos de a dónde podía llegar. Agradezco que he tenido mucha gente que me ha apoyado —tanto hombres como mujeres, más mujeres—  que me ayudaron a terminar esta película. En muchas oportunidades quise renunciar, solía irme bien en mi trabajo diario, y rechacé muchas ofertas de trabajo por eso, solía trabajar desde muy temprano hasta muy tarde, y fue un costo económico, emocional y personal, porque renuncié a muchas cosas por esto. Estoy feliz, pero también quiero regresar a mi vida, porque dejé una parte importante de mi vida buscando la historia de Alice Guy-Blaché. 

—Cuéntame un poco de lo que estás haciendo ahora Pamela, ¿podrías decirme un poco acerca de tus próximos pasos?

—Sí. Estoy trabajando con Cosima y Joan Simon, algunas de las productoras de ‘Be Natural’, en un piloto de televisión de detectives.

—Genial.

—Sí, son historias de crímenes reales, y están centradas en mujeres.

—Claro, es lo que quieres hacer.

Si alguien me llama y me dice de ‘Rápido y Furioso 14’, posiblemente diría que sí, porque, me gustan los autos, me gusta la acción y la comedia. La gente piensa que, porque haces una cosa, eso es quien eres, pero lo cierto es que me gustan muchas cosas. Pero, por eso es que no espero a Hollywood, sino que yo hago mis propias cosas, porque la gente dice mucho: “oh ella sólo hace documentales” 

—Las etiquetas…

—Sí. Y no me gusta eso. Hollywood no hizo esta película, para nada. Fui yo, haciendo un kickstarter y golpeando puertas pidiendo dinero por favor. 

—A Robert Redford, a Hugh Hefner.

Hugh Hefner donó medio millón de dólares, gratis, antes de morir. Y después está Jamie Woolf, otra productora ejecutiva, esta película nació sólo a base de donaciones, no hay inversores. Así que esto es hecho por Alice. Y Jodie Foster, que es alguien que no sólo es una directora, productora y actriz, aprendí mucho de ella y fue alguien que me apoyó mucho desde el inicio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te podría gustar...