Pablo Roldán, cineasta independiente: “Hacer cine en Chile de plano ya es una locura, y hacer cine de género es más loco todavía”

Pablo Roldán López es uno de los pocos cineastas que ha probado suerte haciendo proyectos con temáticas de westerns y ciencia ficción. El último de ellos, ‘A.D.A.M’ promete convertirse en la primera cinta chilena de sci-fi y en esta entrevista, Roldán habla sobre su último corto, cómo llegó a este camino y qué significa hacer cine en Chile.

En un futuro cercano, la detective Joyce Nova (Alejandra Araya) quiere venganza por un crimen que la ha quebrado como persona. Su compañero, el Autómata Dedicado de Asistencia Multifuncional o A.D.A.M (Giordano Rossi), revisará a través de la lógica de las máquinas la posibilidad de tener que enfrentar sus limitaciones de programación para encontrar justicia, con consecuencias poco esperadas. 

Esa es la premisa principal de ‘A.D.A.M’, un cortometraje de ciencia ficción dirigido por Pablo Roldan y que actualmente, está haciendo una campaña de crowdfunding para convertir su proyecto en un largometraje. El primero de ciencia ficción hecho en Chile.     

Desde Concón, Roldan comenta que la idea del corto surgió desde hace mucho tiempo, inspirado en películas de ciencia ficción como ‘Blade Runner‘ y ‘The Matrix’, pero mientras realizaba el corto ‘Horsepower’ (2018), se atrevió a hacerlo:

‘Horsepower’ fue el primer corto que terminé y me impresioné. Sé que en la historia estoy medio flaco, pero lo que es la fotografía y el ‘Look and Feel’ de la historia se veía súper bien y me di cuenta que podía hacer mi idea de ciencia ficción que era ‘A.D.A.M’. Trabajé con Nicolás Iaconis que es mi partner que vive en Argentina, y llegué a un guion productivo con relativamente pocos recursos”, cuenta el director.

Con respecto a los temas que trata el corto, como el límite de la programación y qué significa la ‘justicia’ y el ‘bien’, el realizador es claro: “No quería terminar en el cliché del robot sintiendo. Quería alejarme lo más posible de ese final del androide volviéndose humano y si tú ves el corto, los A.D.A.M.S son herramientas muy eficientes que aparentan humanidad, pero que son manejadas por los policías que los tienen a cargo. Son como pistolas. Armas muy poderosas y efectivas, pero que siempre funcionan bajo el alero de lo que diga o haga un detective que es quien los tiene a cargo”

Para él, el corto puede tener muchas lecturas  posibles “’A.D.A.M’ es una analogía a muchas cosas. A la fuerza pública bruta de Sudamérica y la condición de poder pasar por sobre todo y también a la capacidad que tiene la tecnología de ser un aliado. Pero también somos prisioneros de la tecnología. Vivimos conectados al teléfono y no nos podemos desconectar. No podemos no estar revisando los correos o los chats.”

Además, recalca que el proceso de grabación del corto fue una gran experiencia y agradece que Silvia Novak, la actriz que interpreta a la Directora Vesta, lo conectó con Alejandra Araya: 

Silvia ha sido mi conexión con el mundo del cine desde hace mucho tiempo y ella fue la que me puso en contacto con  Ale y en el tiempo en que ella estaba haciendo ‘Juegos de Poder’. De hecho, ella estaba terminando ‘Juegos de Poder’ y tuvimos que tener cierto cuidado porque su personaje en la teleserie era una detective al igual que en el corto y no podíamos publicitar mucho el tema para que no existieran confusiones o el prejuicio de ‘Hizo de detective y ahora va de detective de nuevo’”

Con relación a cómo el actor Giordano Rossi llegó a trabajar en ‘A.D.A.M’, Roldán afirmó que ya se conocían:

“A Giordano lo había conocido hace unos años atrás cuando estuve por primera vez en el Festival de Cine de Lebu. Creo que fue en el 2016 cuando estuve con Giordano en el festival y nos conocimos, nos hicimos amigos y nos dejamos los contactos y terminamos aquí en este proyecto y la verdad fue un placer trabajar con Alejandra y él. Ambos son súper profesionales, dedicados y comprometidos y la verdad tuve mucha suerte porque el equipo completo desde el camarógrafo hasta el gaffer. Todos fueron extraordinarios”, relata.

Y agrega que “De hecho, creció una súper linda amistad entre todos. Que es algo no muy común en el cine de este nivel. Generalmente quedamos todos enemistados y enojados, pero nosotros estuvimos súper bien. Obviamente todos estamos anotados para el largometraje. Todos están arriba del carro.” 

Camino en castellano

Algo que llama la atención de la filmografía de Pablo Roldán es que la mayor parte se encuentra en inglés. Sus westerns como ‘Enemigo Lejano‘ y ‘Road to Redemption‘, donde el primero de ellos fue ganador del ‘Aspiring Filmmaker Contest‘ organizado por Sony y Quentin Tarantino el año 2012, donde Roldan tienen a actores chilenos hablando en el idioma anglosajón y grabados en las cercanías de Concón.

—Algo que llama la atención de casi todos tus trabajos es que están en inglés ¿Cómo fue la experiencia de ‘A.D.A.M’ considerando que está en español? 

Fue bastante especial. Lo que pasa es que tengo cuatro cortos del género ‘Western’, de cowboy. Y es algo súper raro porque como se da a entender que me gusta mucho ese género y la verdad es que fue una casualidad. Y debo confesar una cosa muy noña: A pesar de que me gusta mucho el género, pero no soy muy fanático del western muy clásico y muy antiguo. Tengo mis favoritas de Sergio Leone como ‘El bueno, el malo y el feo’ y películas del ‘Spaghetti Western’, pero me gustan mucho los ‘western’ más modernos. ‘Unforgiven’ de Clint Eastwood y  ‘3:10 to Yuma’ con Russell Crowe. Y lo que realmente me llevó a hacer un corto de ‘western’ fue la Playstation. Estaba jugando un juego que se llama ‘Red Dead Redemption’ que me dejó muy embalado en el tema y de ahí nació la idea de hacer un ‘western’. Y para mí los ‘western’ tenían que ser en inglés. No me imaginaba a un personaje diciendo ‘¡Demonios John!’. A pesar de que creo que ahora sería bueno hacerle una traducción en español neutro y sería interesante darle una vuelta a los cortos con eso. 

Los tres cortos ‘western’ están en inglés por esa razón principal y después cuando hicimos ‘HorsePower’ también decidimos hacerlo en inglés porque la idea era mostrar con ese corto que acá, en la Quinta Región,  se podía hacer algo con una pinta muy de Blockbuster, con muy poquitos recursos.  Esa era la idea. Y para tirarlo afuera evidentemente tenía que ser inglés. Y debo decir que disfruté harto de hacer ‘A.D.A.M’ en castellano porque permite que los actores se puedan expresar totalmente, porque hacerlo en otro idioma igual te restringe un poquito si uno no maneja ese idioma como nativo, preferí hacer todo en español. 

Compañeros de Crowdfunding

Impacto causó la noticia de que el proyecto ‘Uber Driver’, un filme chileno basado en una historia de Sergio Cortés, alías ‘El Borrador’ y que recaudó todo el dinero necesario (100 millones de pesos) en solo 46 días gracias a una campaña de crowdfunding en Idea.me.

Al igual que Cortés, Roldán tomó la decisión de financiar ‘A.D.A.M’ totalmente a través de estas plataformas, teniendo el apoyo de varios famosos como el periodista Mauricio Jurgensen y el escritor Jorge Baradit.

Con eso, Roldán explica que la recepción del corto ha sido buena, pero que aún le cuesta asumir las buenas críticas de su trabajo:  

“Siempre estoy tirándome para abajo,  porque como no me dedico 100 por ciento al cine, que es lo que yo quisiera  y que tengo que vivir de otras cosas porque no he podido hacerlo, como que no me siento director ni cineasta. Pero la gente constantemente me repite que me crea el cuento y estoy seguro que ‘A.D.A.M’ es un producto de súper buena calidad en todos los sentidos. Yo creo que se podría poner a la par con cualquiera de las películas que están en Netflix y no se nota la diferencia.”

En esta misma línea, dice que hasta ahora no ha recibido críticas negativas sobre el corto:

“La recepción de ‘A.D.A.M’ ha sido 100 por ciento positiva. No he tenido un solo comentario malo con respecto al corto. De nadie. Y eso me pone muy orgulloso porque es muy raro, porque siempre hay cosas que se pueden mejorar. Siempre hay críticas constructivas que no sé, pequeños errores que tuvimos en el sonido, en la dicción. Los chilenos hablamos muy rápido, pero en general todas las críticas han sido positivas y de todo tipo, desde el espectador normal y gente del medio.”

Sobre ‘Uberdriver’, Roldan cree que ‘El Borrador’ tuvo gran éxito en la recaudación de su proyecto de Idea.me gracias a una gran cantidad de seguidores que se comprometieron a colaborar y por la promoción de celebridades de internet como los miembros de ‘Peliculas QLS’ y ‘NanoVideos’  

“Se asesoró bien. Él tiene una llegada muy cercana porque sus historias son muy cercanas y buenas, él es buenísimo escribiendo y tuvo la suerte y no sólo eso. Hubo un trabajo previo muy grande que le permitió generar esta confianza para que la gente le depositara el dinero, porque finalmente lo que tiene es un teaser y experiencia en cine no tiene.”

Con eso, dice que si bien, él tiene casi 20 años de experiencia en cine, no posee los seguidores que tiene Sergio Cortés, sin embargo, lo inspiró a financiar ‘A.D.A.M’ de esa manera, ya que tenía algo que podía ofrecer:

“La historia de ‘Uberdriver’ es súper buena. Él tiene su respaldo de sus cuentos y sus cosas, pero nosotros tenemos el respaldo de la gente que está trabajando con nosotros y de la calidad que tiene el corto de ‘A.D.A.M.’ Son 16 minutos que son súper buenos y que son de calidad cinematográfica impecable. Entonces, podemos tranquilamente largarnos con un largometraje.” 

Roldán agrega que, considerando que el proyecto de ‘Uberdriver’ juntó 5 millones más que lo que originalmente había pedido, el cineasta decidió “elevar un poco más la vara” y pedir para ‘A.D.A.M’ 150 millones de pesos. Según él, tiene que ver con lo que involucra la ciencia ficción. 

“Hay una diferencia abismal entre grabar a un preso que sale de la cárcel y anda en un auto por la noche matando gente a grabar un filme de ciencia ficción, sin desmerecer obviamente el trabajo de ‘Uberdriver’. Habrá una película de ciencia ficción donde hay androides, gente que va a tener brazos biónicos y autos voladores. Muy en el estilo de ‘Blade Runner’. Entonces necesitamos un poco más de plata”.

Ser cineasta en Chile

En los últimos años, el cine chileno ha alcanzado varios hitos que hace una década, hubiesen sido impensados. Directores como Pablo Larraín y Sebastián Lelio han triunfado en festivales internacionales como Berlinale y ganado premios importantes como ‘Mejor Película Extranjera’ en los Oscar, posicionándolos como los favoritos dentro del círculo cinematográfico existente en nuestro país.  Sin embargo, la atención hacia ese cine más autoral ha dejado de lado a otras voces como Pablo Roldán que producen, escriben y dirigen historias que se alejan de esos cánones.     

—Tú comenzaste a hacer cine en 2004, con un corto llamado ‘Star Wars Renacimiento’ y los westerns ya mencionados ¿Cómo es hacer cine de género en chile? 

—¿Sabes qué? Un director por ahí que está a punto de irse preso dijo en algún momento unas de las pocas frases cuerdas que escuché que era como “Hacer cine en Chile era como querer ser astronauta en la India”. 

Y hacer cine en Chile de plano ya es una locura, y hacer cine de género es más loco todavía porque en nuestro país no hay una industria. No hay empresas dedicadas a financiar películas como tal. La mayoría se financia a través de los Fondos del Estado y colaboraciones, pero aquí no hay estudios donde puedas vender tus películas y las productoras que hay como ‘Fábula’ o ‘Jirafa’ están súper cerradas. Ellos trabajan con sus proyectos y nada más y también le pegan manotazos a los fondos todos los años.  Esas productoras tienen de clientes a grandes monstruos del retail, como Almacenes París, Falabella. O sea tienen toda la plata para producir sus películas de sobra, pero igual se meten a los fondos estatales y los van mermando en desmedro de gente como yo. 

Yo tengo que ir y si voy con mi proyecto de cine independiente o una película de ciencia ficción, tengo que pelear mano a mano con ‘Jirafa’ o ‘Fábula’ que está postulando a obtener plata estatal. Entonces, es muy difícil hacer cine de género en Chile porque los fondos que son los que te pueden financiar estas aventuras no confían en estas ideas. Igual después de ‘Historia de un Oso’ se produjo un cambio, pero es más tirado para el lado de la animación. La gente que ve los fondos audiovisuales está todavía muy en el cine de autor y ciertos cánones repetidos. 

Sin embargo, yo creo que el cine de género más accesible para producir es el terror. Probablemente consiga financiamiento porque el terror vende harto en Chile y ahí las personas ganan más. Pero en la ciencia ficción es bien complicado y ha sido una experiencia bien difícil, pero la verdad yo me siento súper orgulloso, porque creo que en estos momentos representamos una pequeña corriente que está tomando forma, porque hay varios proyectos más.

A mí no me gusta decir que soy el ‘único’ proyecto o el primero porque está ‘Cydonia’, ‘Ede’. Hay varios proyectos por ahí bien buenos que son cortometrajes. En lo único en que podemos decir que somos los primeros o que queremos ser los primeros con ‘A.D.A.M’  es en ser el primer largometraje de ciencia ficción financiado por el público, eso es lo que buscamos. Esa es la gran meta. 

—¿Qué crees que falta en el cine nacional? 

—Creo que al cine nacional le falta lograr quebrar el paradigma que está incrustado en el público y es que el cine chileno es garabatos, sexo y el Golpe de Estado. Todavía hay mucha gente que cree que el cine chileno es eso y hace mucho rato que dejó de ser eso. De hecho, hay un documento que anda dando vuelta que es de Cinechile.cl y ellos hicieron un estudio desde el 2015. Y las películas que tienen la temática del Golpe o la dictadura son como un 14%. Y hay mucha película de drama, comedia y de género. Hay muchas de Terror, que es lo que más se hace en género, y comedia, que también es un cine de género. 

Entonces, los que nos dedicamos al cine tenemos que lograr quitar ese estigma y lograr entusiasmar al público. Creo que la gran traba que tiene el cine chileno hoy en día no son los creadores, ni las herramientas que tenemos a mano ni el presupuesto ni nada porque está demostrado que lo podemos hacer y hay un montón de ejemplos. Pero lo que pasa es que la gente no va al cine a ver películas chilenas que ofrecen.

Este es un tema que se tiene que estudiar. Yo no sé quién puede explicar eso, porque tú te metes a las redes y la gente dice que está cansada que las películas chilenas sean de lo mismo y viene una persona, un realizador, y se la juega y hace una película de ciencia ficción o de acción como Marko Zaror con ‘Kiltro’ o ‘Mirageman’ y la gente no va al cine a ver la película.  Se pide algo, se ofrece finalmente y la gente no le da el apoyo. Es como que al momento que lo reciben dicen “No, esta cuestión va a ser súper fome. Para qué voy a gastar plata”.

Hay que darle el beneficio a las películas chilenas de encantarte o decepcionarte, que es lo mismo que pasa con las películas gringas. A veces uno va al cine a buscar una tremenda película de presupuesto de 500 millones de dólares y puedes salir al final decepcionado y eso te puede pasar con una película chilena. Te puede encantar o te puede no gustar, pero hay que darle la oportunidad.

A mí me carga eso de “Si es chileno, es bueno”, porque hay cosas chilenas que son malísimas, pero también tenemos que tener el compromiso que para poder echar a andar la industria y ese pacto es simplemente disfrutar de la película o decir “voy a ir y la voy a ver”. Si estoy pidiendo cosas, tengo que verlas, pero eso requiere un cambio del público que va más allá de nosotros los creadores y no sé cómo se vaya a lograr eso.  Incluso, películas que fueron ultra exitosas como ‘Una mujer fantástica’, que le fue increíble por todos lados y que ganó un Óscar, en Chile no la fue a ver nadie si la comparas con ‘Harry Potter’. 

Hay una suspicacia, un prejuicio, una predisposición a todo lo que sea cine chileno de género.

La gente lo pide. “¡Queremos ver otra cosa!” y creo que ahora ‘Uberdriver’ es un súper buen ejemplo de que la gente quiere ver películas nuevas. Y se la jugaron para financiar, a ese nivel. Esto es una inflexión ¿Cómo queda? Bueno, eso es otra cosa. 

Está Gastón Salgado, que hicimos cortos juntos cuando él estaba recién partiendo y yo también y que es un seco. De hecho, y aquí me voy a pegar las patas, pero estoy seguro que fui yo quien le sugirió a Sergio que usará a Gastón porque él es mi amigo. Yo lo conocía antes que Sergio. Así que creo que la película va a estar buenísima porque él es un Robert De Niro chileno. Si no, es uno de los mejores actores chilenos que hay a la fecha. Pero creo que eso le falta al cine chileno. Le falta obviamente financiamiento y todos sabemos eso, pero falta que el público se la juegue. 

—Tú has hablado sobre tu amor a la ciencia ficción y ahora estamos viviendo en un ambiente de ciencia ficción. Para ti, ¿Cuál es la importancia de la ciencia ficción, especialmente ahora? 

—Es difícil la pregunta. Yo creo que como expresión artística siempre ha sido una herramienta para despertar ciertas metas e inspirar a alguien para lograr algo que la ciencia ficción proponía.

Quizás algún científico por ahí leyó en algún momento ‘Crónicas Marcianas‘ o vio ‘La guerra de los Mundos‘ y gracias a eso decidió investigar cierta cosa y logró un avance tecnológico propiamente tal. 

Ahora, yo creo que la ciencia ficción pudiese ser importante porque puede acercarnos, y estoy pensando en historias como ‘A.D.A.M’ o ‘Ex-Machina‘ o tantas que hay donde hay robots que te ayudan un poco a cuestionarte esta importancia de la tecnología o qué tanto nos dejamos influenciar por seres humanos por la tecnología. 

Creo que las películas cumplen un rol súper relevante en ese sentido, porque son didácticas, te sumergen y son herramientas. Los gringos han vendido toda su vida, su ‘Way of Life’ a través del cine. Nosotros sabemos que los gringos van al ‘prom‘ y sabemos sobre la Segunda Guerra Mundial y de los Nativos Americanos y todo eso porque nos han vendido todo eso a través de su cine. 

Eso mismo puede suceder con el cine de ciencia ficción. Puede ser una herramienta con la cual se pueda transmitir ideas que detonen en la sociedad cosas muy positivas. Y para mí, la ciencia ficción es como el género raíz del cine.

Es una cuestión muy personal. Cuando veo las grandes películas hacia atrás creo que no podía dejar fuera cualquier película que no esté relacionada a la ciencia ficción, como los grandes hitos del cine. No sé, ‘Alien’, ‘Star Wars‘, ‘Terminator‘, tantos clásicos que están relacionados con la ciencia ficción.

Para resumir, estoy súper feliz que nosotros estemos aportando a darle un poco de color a la parrilla del cine nacional con esta locura llamada ‘A.D.A.M’.  Estamos muy entusiasmados y tenemos harta confianza de lo que hacemos va a ser nuestra mejor carta, o sea, el corto en sí, porque no estamos hablando sobre supuestos. Hay un trabajo que ya tiene cerca de dos años. Yo tengo casi 16 años haciendo cine y bueno, ahora nos queda de que la gente se entusiasme y participe. No necesitamos 20 personas poniendo 10 millones de pesos, necesitamos 10 mil personas que pongan 5 lucas. Esperamos poder llegar a ese público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te podría gustar...