Nueva nave de Star Trek: Discovery estaría inspirada en diseño de Ralph McQuarrie

Un verdadero hito de esta Comic Con de San Diego 2016 fue el avance exclusivo de la nueva serie de CBS, ‘Star Trek: Discovery’, cuya primera temporada de 13 episodios se estrenará en 2017 y que en América Latina podremos ver a través de Netflix.
En apenas un minuto y 17 segundos, el avance revela varios importantes elementos. Por ejemplo, que el nombre de la nave no será Enterprise, sino Discovery. Asimismo, que sobre su casco se puede leer NCC-1031, lo que da una importante pista sobre en qué momento cronológico se desarrollará. Porque dado que la nave de ‘Star Trek: Enterprise’ (2001-2005) era la NX-01 y que la de la serie original (1966-1969) era la NCC-1701, eso significaría que la trama de esta nueva ‘Star Trek’ se desarrollaría antes de las aventuras de Kirk y Spock.
Sin embargo, el aspecto más sorprendente del avance es la particular apariencia de la Discovery, porque todo indica que está inspirada en los casi olvidados diseños que Ralph McQuarrie ―famoso por su emblemático trabajo para Star Wars― hizo para el Enterprise de un proyecto que jamás se llegó a concretar.
Es que entre 1976 y 1977 fue cuando comenzó a tomar forma la idea de filmar la primera película inspirada en la franquicia televisiva. Llevaría por nombre ‘Star Trek: Planet of the Titans’ y para la cual se barajaban dos tramas muy diferentes: la primera, que la tripulación del Enterprise viajara cientos de años en el pasado, y la segunda, que el eje argumental fuera ir en busca del capitán Kirk, perdido en algún planeta desconocido.
De esa etapa surgió el notable trabajo de McQuarrie para un Enterprise muy diferente al visto en la serie original. Y que en algunos aspectos parece similar a un Destructor Imperial de ‘Star Wars’ (por lo triangular) o incluso a una fusión entre la nave original de la Federación y un antiguo crucero klingon.
La película jamás se llegó a filmar, pero mucho de ese trabajo fue rescatado pensando en una nueva serie de televisión que se llamaría ‘Star Trek: Phase II’, en la que volvería todo el elenco original, menos Leonard Nimoy, quien declinó participar en ella. Y que por lo mismo incluiría a un nuevo oficial vulcano ―esta vez 100% vulcano― llamado Xon, interpretado por David Gautreaux.
Pero en 1978, Paramount Television tomó la decisión de cancelar el proyecto en favor de volver a la idea de una película para el cine. Así fue como nació ‘Star Trek: The Motion Picture’ (1979), que lejos de retomar el trabajo hecho por McQuarrie, finalmente rescató el modelo de la serie de televisión de los años ’60.
En todo caso, vale la pena mencionar que el diseño de Ralph McQuarrie apareció brevemente como una de las naves dañadas en la batalla de Wolf 359 ―entre la Federación y los borg―, del episodio The Best of Both Worlds Parte I, de ‘Star Trek: La nueva generación’.
De momento, habrá que esperar hasta el próximo año para conocer más sobre la Discovery, cómo es por dentro y sobre todo, quiénes la van a tripular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te podría gustar...