Mujeres y viñetas: Más que un contingente femenino en el FIC-Santiago

“Es tiempo de conectarnos con las viñetas”, reza el slogan del Festival Internacional del Cómic de Santiago (FIC-Santiago), cuya novena edición se realizará —hasta el 11 de octubre— en una modalidad online, como respuesta sanitaria a la pandemia que enfrenta el mundo este 2020.

Entre los nombres de los destacados participantes varones nacionales y extranjeros anunciados para el encuentro como Francisco Ortega, Gabriel Rodríguez, Jerry Ordway o Mikel Janin, cobra relieve la presencia de creadoras y coloristas locales como Daniela Thiers (Alegría y Sofía), Paulina Palacios (Maestro Gato, Cyrilla y Abdel) o Jade González (‘Kate really likes Hockey’, ‘Artenia’, ‘The Oswald Chronicles’, ‘Príncipe Yu’), además de un importante colectivo femenino (Mujeres entre Viñetas) encabezado por la catalana Montserrat Terrones y la ilustradora chilena Panchulei y la revista Brígida.

Todas ellas, en conjunto, aportan ideas, talento y sensibilidad femenina pero a la vez universal a esta industria que ha convocado a 5 mil asistentes anuales en promedio en el FIC-Santiago.

Heroínas y villanas

Ya no es ningún secreto que las mujeres cada día tienen mayor presencia en las diversas actividades de la sociedad contemporánea.

Como se sabe, socioculturalmente no siempre fue así y, de hecho, la lucha por la equidad e igualdad de géneros para enmendar la historia ancestral del patriarcado continúa en diversos campos.

Pero lo cierto es que con mayor frecuencia el sello femenino e incluso feminista puede advertirse en múltiples ámbitos del pop, como ocurre en el de los cómics.

En el siglo XX y no se diga en el XXI, en las páginas de las historietas —el cómic, la novela gráfica si se quiere— es posible rastrear mujeres que no sólo habitan mundos cotidianos que dan sentido a su entorno, que muestran sus inquietudes como seres humanos antes que las propias de su sexo, sino que es posible ya contemplarlas como superheroínas cuyas batallas se materializan frente a innumerables villanos que tratan de germinar el mal en el universo.

Mafalda (del recientemente fallecido Quino), La pequeña Lulú (ya en los años 30 de la centuria pasada la caricaturista Marjorie Henderson Bluell estaba en activo), Verónica Lodge  y Betty Cooper (con sus aventuras en Riverdale al lado de ‘Archie y Jughead’) o más recientemente Annie January o Queen Maeve en el cómic exitosamente adaptado ‘The Boys’, son ejemplos notables de las múltiples frecuencias e irradiaciones femeninas que pueden mirarse con detalle en las viñetas.

Eso dicho para no entrar en demasiados detalles con heroínas y villanas clásicas en sagas de DC Comics como la Mujer Maravilla, Batichica, Batwoman, Starfire o Raven; o en otras más, de notable éxito, como X-Men (Bruja escarlata, Mystique, interpretada en las pantallas por la ganadora del Oscar Jennifer Lawrence; Domino, Dazzler, Pixie, Rogue o Storm, entre otros personajes); o bien en la indispensable alineación de ‘Avengers’, con Viuda negra, Gamora  o la mismísima Capitana Marvel, interpretada en el cine por la carismática, y también merecedora del Premio Oscar en 2016, Brie Larson.

En rigor, esta presencia de las mujeres no sólo es consistente a lo largo de la historia de los cómics, sino que con el paso de las décadas esas incursiones han ganado peso y protagonismo argumental, psicológico y de motivaciones, ya que con toda claridad hoy esos personajes femeninos poco y nada tienen que ver con los roles clásicos asignados por el costumbrismo histórico a la mujer, y ahora ellas son íconos culturales de la acción, la ley o la justicia.

Creadoras

Y no sólo dentro de las páginas de los cómics es posible encontrar esa huella impregnada por diversas mujeres sin las que es imposible explicar la cultura pop, sino que también en su elaboración es cada día más evidente su arte creativo como parte de la industria.

De hecho, ya no es infrecuente encontrar nombres fuertes asociados a compañías, franquicias y personajes de éxito y como prueba de ello puede citarse a las escritoras Kelly Sue DeConnick (‘Capitana Marvel’, ‘Creators for Creators’), Hope Larson (‘Sex Raibown’, ‘Mud’, ‘A Wrinkle of Time’, ‘Batgirl’), Shea Fontana (‘DC Super Hero Gilrs’), G. Willow Wilson (‘Cairo’, ‘Ms. Marvel’); o bien a ilustradoras de la talla de la italiana Sarah Pichelli (‘Star Wars’, ‘Runaway’, ‘Spider-Man: Miles Morales’) o la canadiense Pía Guerra (‘Y: The Last Man‘).

Sin olvidar la euforia que ha causado la escritora, dibujante y diseñadora estadounidense Emil Ferris con su aclamada novela gráfica ‘Lo que más me gustan son los monstruos’, publicada originalmente en 2017.

De la mano de Ferris, de quien ya se espera la segunda parte de su emotiva historia, y su trazo emanado de plumas BIC, los fanáticos de los cómics han podido disfrutar de una obra de soledad, intriga, crimen, abuso y no por ello menos estimulante, de gran potencial estético que le ha valido ser considerada por la crítica especialista como la mejor novela gráfica de la década.

Es por ello que resulta indispensable estar al pendiente del nutrido programa del FIC-Santiago (https://ficstgo.cl/), de carácter gratuito y que podrá disfrutarse en casa durante esta edición.

No sólo como una manera de acercarse a destacados nombres relacionados al mundo de la industria del cómic, sino también como una forma de mantenerse al día con las relevantes creadoras participantes en este encuentro que subrayan la importancia de las mujeres, su propuestas, su sensibilidad y perspectiva, entre las viñetas.

One thought on “Mujeres y viñetas: Más que un contingente femenino en el FIC-Santiago

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te podría gustar...