Luna Martínez, protagonista de ‘Sumergida’: “Esta película me demandó mucho a nivel emocional”

La actriz chilena explica el proceso vivido en este filme chileno que trata el tema de la salud mental. Inquietante y muy lograda opera prima de Andrés Finet, que tuvo un estreno directo en Ondamedia.

Luna Martínez ha tenido visibilidad en el mundo de las teleseries, es rostro presente de una nueva generación de recambio. Pero sin duda que su primer protagónico en el cine es un hito para abarcar a un púbico más amplio que pueda apreciar su talento.

Luna Martínez es Angela en ‘Sumergida’ de Andrés Finet—estreno directo en Ondamedia—; una joven que labora en una piscina y que habita un mundo difuso entre la realidad y el delirio, donde la presencia de su madre resulta un detonante en varios sentidos.

—Me gustaría saber ¿desde hace cuánto está involucrada o estuviste involucrada en este proyecto? que además es, creo, tu primer protagónico en el cine.

—Sí, efectivamente es mi primer protagónico del cine. Y estuve involucrada en este proyecto desde mediados del 2017.

—¿Y cuánto tiempo estuviste en involucrada en términos de los ensayos, en la concepción del proyecto, que te contactara el director? que es muy joven, por lo demás. ¿Cómo fue ese proceso para ti?.

—La verdad llegué a este proyecto sin muchas expectativas. Quise ir a conocer a Andrés (Finet, el director), a hacer casting, la audición de este personaje, que finalmente fue una conversación que tuvimos con Andrés, que derivó después es una improvisación. E inmediatamente enganché mucho con las temáticas que estaba planteando Andrés. Sin leer en detalle el guion, me pareció interesante de abordar, me pareció desafiante a nivel interpretativo, entonces cuando, finalmente tomé la decisión de trabajar con Andrés, que, insisto, siempre me pareció muy claro desde su punto de vista, independiente de que él sea un cineasta joven y que esta sea su ópera prima. Inmediatamente me fui de lleno al proyecto, puse muchísimo de mí, y nunca dude de la capacidad, ni la calidad de lo que estábamos haciendo, todo lo contrario. Intenté siempre darle un valor a lo que estaba haciendo, y también me encantó la posibilidad de hacer el papel protagónico en un largometraje. Es una experiencia que voy a llevar para siempre.

—Además, toda la película se apoya en ti, o sea, la cámara está contigo todo el metraje, y no es una película corta, dura lo que tiene que durar. Y quizás para ti fue una experiencia extenuante, y fue distinto a lo que habías hecho anteriormente ¿cómo lo podríamos comparar con ese trabajo previo?

—Para mí ‘Sumergida’ es súper único el proceso. Efectivamente, es una película que me demandó mucho a nivel psíquico, emocional, corporal. Fue muy intenso meterme en esas temáticas interpretativas. Y en ese sentido, mirando para atrás a los personajes que he interpretado en el pasado, si bien el componente de la intensidad emocional no es primera vez que aparece en los personajes que he interpretado, el tratamiento del cine, la cámara, justamente lo que tú mencionas, que está tan cerca, que está acompañándome todo el tiempo, el hecho de estar en todas de la película. Ese mes de rodaje para mí es como estar sumergida en la cabeza de Angela y en su sentir, y sí, fue bastante extenuante.

—Me ha tocado hablar, y me voy a pegar la quebrada, con Daniel Day Lewis, y le pregunté por el método, ellos siempre están 24/7 con el personaje. No salen de ese personaje. ¿Cómo fue para ti estar con Ángela? ¿te la podías sacar de encima dado que tenía una carga muy grande?

—Siéndote súper sincera, fue un trabajo que me costó. O sea, cuando decíamos, es un día, vámonos para la casa, era desafiante sacarme la mochila de Angela e irme a mi casa, no fue fácil. En ese sentido, creo que es muy importante que los actores y las actrices dominemos la técnica del Stepout que, en el fondo, es salir de lo que estamos actuando. Personalmente, yo aprendí esa técnica hace muy poquito tiempo, me hubiese encantado contar con esa herramienta a la hora del rodaje. Yo sabía que me iba a enfrentar a momentos extenuantes a nivel emocional, a este personaje que tiene una desvalorización personal muy grande, o sea, que es como una especie de persona oculta, que no tiene una presencia en la sociedad, no tiene un sentido claro de su vida. Entonces, yo sabía que iba a estar metida en algo intenso, y si bien tenía esa conciencia, aun así, todo, hubo momentos en los que fue complejo ser Angela.

—Hay una cosa interesante la película Luna, que tiene que ver con que este es un protagónico femenino. A veces es difícil encontrar en películas, no sólo chilenas, sino también del mundo, protagónicos femeninos. Cómo fue, en ese sentido, el trabajo guion, dirección, para que la voz del personaje surgiera, con valga la redundancia, voz propia y no, tal vez cayera en hetero normas, o encasillamiento o visiones, que quizás no tenían relación con la realidad femenina de ese personaje.

—Me sucede con esa pregunta, es que el planteamiento de personaje que me hizo Andrés, la visión, en el fondo, del personaje que me dio el director, y que pude identificar en el guion, habla de un ser humano. Entonces, en ese sentido, creo que me parece increíble que haya protagónico femenino, creo que nos hace mucha falta en el cine contemporáneo, espero que siga ocurriendo en nuestra escena nacional; pero el tema de que sea una chica, para mí nunca… nunca sentí que tenía que aclararle al director, en realidad, lo que es ser mujer, no. Siempre sentí de parte de Andrés un respeto al escribir este personaje, al darle la fuerza y, justamente, el tema que tiene con la identidad.

—Es súper interesante la relación que tienes en escena y durante la película con Kathy Kowaleczko, esa relación madre/hija. Cómo fue ese trabajo con ella. Kowaleczko, que es casi un clásico del audiovisual chileno.

—Súper, súper bien. El otro día comentaba con Andrés que también hay un relato potente, creo yo, con respecto a lo que es el linaje de la madre. La línea de las mujeres de una familia, sobre todo los miedos que se van traspasando, los secretos, hay algo ahí bastante interesante, ahora que lo mencionas, también lo comparto. 

Y con respecto al trabajo con Kathy, bueno, sin ánimo de hacer spoilers, el grueso de las escenas de Kathy es con la chica actriz, la niña que me representa, a Ángela cuando más chica. Entonces, con Kathy fue súper agradable trabajar, se dio una dinámica en el set, de retroalimentación entre las dos, y logramos conectar súper bien, en los momentos que tuvimos que actuar juntas. Creo que se dio bien esa dinámica.

—Hay una cosa súper importante de tu personaje, y es que trabaja harto con el cuerpo, está un poco visibilizar, está un poco doblada la espalda y también, ella es una parte del paisaje. Me daba la idea, y es una observación, que los lugares tienen un protagonismo muy importante en este filme opera prima, muy interesante y muy de ambiente psicológico. ¿Estaban conscientes a la hora de trabajar eso? ¿Estabas tú consiente que también los lugares iban a ser una parte importante, una proyección de la pena, emoción, sentimiento del personaje?

—Sí, totalmente. Con respecto a lo que hablas de la fisicalidad de Ángela. Que esté encorvada, el hecho de que este invisibilizada de su propio cuerpo, fue un trabajo que construí basándome en entrevistas, a las que pude acceder, de chicas que han tenido el pensamiento de atentar contra su vida. Yo saqué algunas cosas de ahí, de hecho, también hice un diario del personaje, un diario sobre Angela, y justamente lo estaba revisando ahora, que he tenido que hacer entrevistas, para recordar, porque fue hace tres años. Y fue, justamente mirando con mucho respeto estas entrevistas, que salió el tema de que, por ejemplo, el polerón de Ángela tiene unos hoyos, que yo pedí hacerle hoyos a las mangas para tener esta sensación de estar cubierta, de estar escondida, creo que es una cosa un poco ansiosa, también. A mí por lo menos, me ayudó muchísimo ese tipo de detalles, por lo tanto, sí, fueron buscados, fueron manifestados de manera consciente, y me ayudaron mucho.

Y con respecto a los lugares, o sea, yo leí el guion, y dije wow. La piscina, esa escena donde estamos con el personaje de Rebeca rompiendo algunas cosas, los lugares también, y las situaciones me llevaban a estados súper interesantes, que también son muy interesantes de ver. Encuentro que son escenas muy bonitas.

—Qué referentes usaste para interpretar a una persona que vive en la difusa frontera entre la realidad y el delirio.

—Andrés me mandó referentes, referencias, películas, ‘La escalera de Jacob’. Y personalmente yo volví a ver, que ya había visto, porque me parecía que tenía mucho que ver, ‘El cisne negro’ de Darren Aronofsky. Creo que también tiene bastante de eso, como referencia. Y de manera personal, recuerdo haber “apelado al recuerdo” que tengo del trabajo de Casey Affleck en ‘Manchester by the sea’, cuando vi esa película me fijé mucho en la actuación que hace, que habla con sus manos. Recuerdo que me alucinó mucho ver cómo el actor actúa con sus manos. Tú puedes mirar sus manos y está todo el tiempo dándote información, y eso también fue para mí un referente. Y bueno, mucho también fue intuición, bastante.

—Qué rico que hablaste de ‘Black Swan’, que es una película de terror y que habla de salud mental al igual que ‘Sumergida’. ¿Qué me puedes decir sobre ese tema, cómo te ha tocado, personal o no? En términos de reflexión tuya, como persona.

—¡Uf! creo que es un tremendo tema, demasiado grande. No conozco la situación el día de hoy actual, escenario coronavirus, qué está pasando ahora, pero al menos el Chile que venía antes ya tenía unas cifras altísimas de tasas de depresión, y de trastornos que pueden llevar a atentar en contra de la vida o qué sé. Creo que es un tema transversal, en todo caso, en los países. Creo que tiene que ver muchísimo con la pérdida del sentido de la vida, personalmente sí me ha tocado ver la manifestación de la depresión en personas cercanas. Puedo comprender esos lugares, completamente. Y por lo mismo, creo que una película que puede conectar, independiente del país en que esté mostrándose, sobre todo ahora que se va a mostrar en Chile, pero es una película que habla de algo súper humano y súper transversal a la época, súper transversal al momento histórico. Creo que es algo que va más allá.

Ahora, justamente en el escenario contemporáneo, es una película que tiene una fuerza, obviamente, el tema porque estamos en un ritmo súper intenso, está todo el tema de las redes, el tema del exitismo, que también creo que se toca en la película, de manera bastante breve, pero se toca. 

—Que hagas algo con tu vida se supone que tengas un sentido en un camino “exitista”…

—El deber ser, el linaje familiar, lo que yo traspaso, el “yo hice esto hija, ¿por qué tú no estás haciendo lo mismo que hago yo o más?” Tantas creencias con respecto a lo que la familia, con respecto a lo que son los talentos personales, o las miradas que tiene cada ser humano. 

—Y en ese sentido, esto quizás sea demasiado inmiscuirme, pero ¿tú no sentiste una presión en tu propia vida a la hora de decir voy a ser actriz?

—Sí, digamos que el tema de… bueno, yo creo que socialmente siempre está la conversación, o sea, yo cuando conté a mi familia que quería ser actriz, fue como: “ya, pero ¿por qué y qué quiere hacer?, hazlo de hobby, mejor estudia otra cosa y después lo haces hobby”, y yo dije, no, es que esto no es un hobby, esto es lo que yo quiero hacer. es mi pasión. Y ahí, ya bueno, aceptamos y también el apoyo de ambos, de mi padre y mi madre. En ese sentido, no tanto desde lo biográficos es parte, yo creo que la parte donde pude entregarle más a Ángela fue la parte que tiene que ver con los fantasmas internos. Porque yo creo que podemos ser nuestro mejor amigo y nuestro peor enemigo. O sea, realmente el poder de la mente es gigante, tiene una ciencia muy grande en mi salud mental, en tu salud mental y en la de todos.

—Sí de todas formas.  Para ir terminando, Luna y no molestarte más, en este confinamiento, ¿qué has podido ver, apreciar o volverte a conectar con series, películas, discos, libros? Algo que te ayuda a mantener cierta cordura. Bueno, algunas personas nos hemos conectado más con la ficción, no sé si en tu caso ha sido así.

—Sí, o sea, siempre estoy viendo series, películas nuevas. Lo que he intentado hacer es mantener una rutina semanal que, creo, hace bien. De repente separar los espacios, porque, como estoy en la casa, es como filo, voy a hacer todo en el mismo lugar. Y al final, igual el cerebro necesita rutinas, necesita espacios. Ya no tenemos los trayectos, yo soy súper melómana, me encanta la música, entonces, gran parte de mi vida que escuchaba música era en los trayectos a los lugares, cosa que ya no existe. En ese sentido, sí me he conectado con la música desde otro espacio, desde la cocina, y sí o sí estoy viendo alguna serie o película; todas las semanas estoy viendo cosas.

—¿Qué has visto ahora que te ha gustado?

—Ahora estoy viendo ‘Ozark’.

—Ah buenísimo, con Jason Bateman

—Que yo siento que es una fusión muy particular entre ‘Breaking bad’ y ‘House of Cards’

—Sí, todo el rato, súper de acuerdo. Bueno, si te gusta la música trata de ver a ‘The Umbrella Academy‘, es una serie Netflix, que tiene súper buena banda sonora. O sea, es un poco ñoña, así como nerd, pero si uno olvida eso, tiene momentos súper bien musicalizados. La segunda temporada está ambientada en los ’60, entonces hay harta música de la época, harto blues, muy bueno 

—¿’Umbrella Academy’?

—Sí. Te queremos agradecer montones por esta conversación. Felicidades, y sólo saber ¿qué se siente ser la protagonista de la primera película chilena que se estrena en streaming?

—Se siente increíble, estoy feliz de que se va a poder ver de manera gratuita. Estoy feliz de que las audiencias estén acercándose a los contenidos, a través de lo que es la virtualidad. Al principio fue triste saber que no íbamos a estar en salas, porque tengo esta relación romántica con la sala de cine desde muy chica, pero esta oportunidad ha sido una invitación a ver las cosas distinto, y a pensar en las personas, en las personas que van a tener acceso. Así que estoy emocionada y feliz de que puedan ver ‘Sumergida’.

One thought on “Luna Martínez, protagonista de ‘Sumergida’: “Esta película me demandó mucho a nivel emocional”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te podría gustar...