‘Lovecraft Country’: El monstruo del racismo

Atticus Freeman (Jonathan Major) sueña una delirante secuencia que abre el primer capítulo de esta maravillosa serie original de HBO: un plano que parte en trincheras y campo de batalla, en blanco y negro, al estilo de las cintas bélicas del Hollywood; con un afilado perfil épico que de pronto se convierte en un delirante fresco sci fi: los monstruos de Howard Philip Lovecraft, Cthulhu flotando entre platillos voladores en una arena de batalla a la que se suman referencias de ‘Una Princesa de Marte’, de Edgar Rice Burroughs.

Atticus viene llegando tras combatir en la guerra de Corea y se despierta alterado en la parte trasera de un bus, con el libro de Burroughs en las manos. Los afroamericanos van atrás, apartados por las leyes de segregación de aquellos años, y los blancos adelante. Cada uno en su caja y si te sales un milímetro, puedes ser víctima del monstruo del racismo amparado por la ley.

Atticus es un exsoldado, pero antes que todo es nerd; integrante de un club de lectura sci fi en su hogar y cuando retoma contacto con su culto tío y una amiga de juventud, pues comienza la aventura. Un viaje, todos juntos, al corazón blanco y racista de la América profunda en busca de su padre extraviado. En medio, nace el cruce alucinante entre las creaciones —citadas intencionalmente— de Lovecraft con el acto de odiar al prójimo sólo porque tiene otra pigmentación de piel.

La mirada creativa de los productores Jordan Peele y J. J. Abrams es parte del ADN constitutivo de esta rareza (en el excelente sentido de la palabra): Una bien hecha aventura de matiné que se entrecruza además, con ideas y reflexiones sobre el retraso constante de la sociedad norteamericana en cuanto a los derechos civiles y la aceptación de su identidad multicultural.

‘Lovecraft Country’ es disruptiva en cada paso que da. Cita a uno de los creadores más racistas de la historia de la literatura (Lovecraft) para levantar un iluminado discurso anti xenofobia; utiliza la figura del orden y la ley, la policía, como herramientas del mal y del enemigo (son los uniformados quienes ejercen con más desprecio la solapada y atroz violencia legitimada contra la población negra).

—”¿Por qué lees la historia de un exsoldado confederado y que peleó por la esclavitud” —pregunta una pasajera negra a nuestro protagonista al inicio de la serie en referencia a John Carter en ‘Una Princesa de Marte’. Y Atticus responde lo mismo que exterioriza la serie en su valor más elevado.

—”Las historias son como las personas. Amarlas no las hace perfectas. Sólo trata de apreciarlas y pasar por alto sus defectos”.

Cada domingo en HBO, a las 22 horas. También disponible en HBO Go.

One thought on “‘Lovecraft Country’: El monstruo del racismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te podría gustar...