‘Los Ángeles de Charlie’: La importancia del Girl Power

Por Javiera Catalán S.

El movimiento ‘Me too’ y el ‘Ni una menos’ de los últimos años alrededor del mundo, son el escenario perfecto para el relanzamiento de una historia ya conocida, – la serie original fue estrenada en 1976, y se adaptó al cine el 2000, esa vez con Cameron Diaz, Drew Barrymore y Lucy Liu como los ángeles -, una historia de Girl Power. Tres mujeres espías, imparables y capaces de lo imposible, que trabajan para Charlie Townsend, una voz etérea que sale de un parlante, y que les encarga a los ángeles las misiones más inverosímiles

Los Ángeles de Charlie’, de 118 minutos, que se estrenó hoy en Chile, cuenta las aventuras de la tercera generación de agentes y fue dirigida por Elizabeth Banks, a quien conocemos como actriz – ‘Los Juegos del Hambre’ y ‘Power Rangers’, entre otras -, y que debutó como directora en ‘Pitch Perfect 2’, donde además tiene un pequeño papel. Este es un reboot con nuevas y jóvenes espías, un relanzamiento que busca levantar una franquicia que había quedado bien parada con las anteriores películas – al menos con la primera-.

Las nuevas ángeles son Kristen Stewart, como Sabina – un personaje divertido y gracioso, aunque un poco extraño en manos de la siempre seria Stewart – y Ella Balinska como Jane – que marca el primer gran protagónico de la actriz británica de 23 años-. A ellas se suma Naomi Scott, como Elena, una cienténtifica que contrata los servicios de la Agencia Townsend para detender al/los villanos. Como “Boesly” está la propia Elizabeth Banks, Sir Patrick Stewart es el ex “Boesly”, ahora retirado, Sam Claflin como el millonario inepto, Alexander Brock y el favorito de las adolescentes – y de Netflix – Noah Centineo, como un adorno. Todo el conflicto del relato se centra en la recuperación de un artefacto tecnológico – por parte de los ángeles – que es capaz de convertirse en un arma mortal en las manos equivocadas. Muy novedoso todo.

Esta película es una comedia de acción, que descuida bastante la acción, y la comedia es un poco superficial. Y si bien se aleja bastante de otras buenas comedias protagonizadas y dirigidas por mujeres estrenadas durante el 2019, como ‘La Noche de las Nerds’, o la misma trilogía de ‘Pitch Perfect’, tiene un valor agregado, que es la aplicación hasta el cansancio del concepto de “Girls supporting girls”. En esta nueva entrega de la franquicia se sobreexplota la idea de sororidad, lo que puede ser molesto y forzado para algunos espectadores, pero que para el público al que busca llegar – mujeres jóvenes – es algo valioso.

Si bien no es una obra maestra, no cuenta con un guion muy pulido y en aspectos técnicos también queda al debe, sí es una película que puede ayudar a una mujer joven a sentirse más empoderada, que, creo, siempre fue el gran objetivo de la directora, conocida por ser una buena comediante.

Tal vez para algunos este reboot es innecesario, pero en un mundo donde la brecha salarial entre hombres y mujeres supera el 17%, y donde la mayoría de los directores y papeles protagónicos son para hombres, es bueno poder ver rostros de mujeres en primer plano de afiches de películas, sobre todo cuando esas historias hablan de empoderamiento femenino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te podría gustar...