‘Lejos’: Más drama que ciencia ficción

Calificación:

Películas y series que se centran en viajes espaciales hay muchas, y en la mayoría de los casos, las producciones llevan sus argumentos hacia la ciencia ficción, algo que me parece increíble. ¿Quién no disfruta de una buena dosis de sci-fi? Pero también está la otra cara de la moneda, esa que usa la interestelaridad como excusa para hablar de algo mucho más profundo, más humano, e irónicamente, más terrenal. Pero sin descuidar lo que puede llegar a ser una asombrosa aventura espacial.

Este es el caso de ‘Lejos’, la nueva serie de Netflix que llega mañana viernes 4 de septiembre a la plataforma, y que tiene como gran estrella a Hilary Swank, la dos veces ganadora del Oscar, por sus protagónicos en ‘Boys Don’t Cry’ y ‘Million Dollar Baby’, en 1999 y 2004, respectivamente. Muchos dicen que luego de esos reconocimientos la carrera de Swank se desinfló, y los más extremos hablan de un fracaso. Pero la verdad es que la actriz ha cosechado éxitos en todos los géneros y formatos, mucho después de esas distinciones.

Personalmente, Hilary Swank me parece increíblemente versátil y una excelente actriz, por lo que puedo ser imparcial al hablar de ella, porque me ha conquistado en la gran mayoría de sus papeles, que no se encasillan en un estereotipo, sino todo lo contrario. En su filmografía hay bastante que explorar. Dicho eso, que ella sea la protagonista en ‘Lejos’, le otorga, automáticamente, un punto a favor a esta serie de 10 capítulos.

‘Lejos’ fue creada por Andrew Hinderaker, y tal vez su nombre no les suene, pero este dramaturgo y guionista fue uno de los libretistas responsables de una de las mejores series de terror del último tiempo: ‘Penny Dreadful’. ‘Lejos’ es su primera obra en solitario para la televisión, y está producida por grandes nombres del cine y la televisión, como son Jason Katims (‘My So-Called Life’, ‘Friday Night Lights’), Edward Zwick (‘El Último Samurai’, ‘De amor y otras adicciones’) y Matt Reeves, sí, ese Matt Reeves, el hombre a cargo ‘The Batman’, que tiene a todos los fanáticos del hombre murciélago expectantes.

El gran viaje de sus vidas

La historia narrada en ‘Lejos’ parte 35 horas antes del lanzamiento de la misión Atlas. Una nave tripulada por astronautas que representan a distintas agencias espaciales del mundo que, en conjunto lograron construir la tecnología idónea para que este grupo de personas, pudiese llegar a Marte desde la base lunar. Un punto intermedio en su viaje, donde cargan combustible y reciben las últimas instrucciones para emprender esta gran hazaña.

Este equipo multicultural, enviado por tres años al planeta rojo, se conforma por la comandante Emma Green (Swank), el ingeniero ruso Misha Popov, interpretado por Mark Ivanir (‘La Lista de Shindler’), el hombre con más experiencia en el espacio. La química china Wang Lu, interpretada por Vivian Wu (‘El Último Emperador’); el médico de la India y segundo al mando, Ram Arya, representado por Ray Panthaki (‘Gangs of London’); y el botánico inglés/ghanés, Kwesie Weisberg-Abban, a cargo del actor Ato Essandoh (‘Django, sin cadenas’).

La serie está contada de manera lineal, pero utiliza mucho el recurso de los flashbacks para contextualizar las decisiones de los personajes y mostrar como eran sus vidas antes del viaje. Por lo que, si bien la narración comienza un día antes de la gran misión de lanzamiento desde la luna, los personajes son introducidos dos semanas antes, en su última conferencia de prensa, donde los cinco tripulantes son expuestos al público por primera vez como una unidad.

En esa unidad, un tanto distante se entregan los primeros atisbos de lo que es el conflicto central de la serie: la falta de confianza hacia una líder joven, y según algunos, carente de experiencia y voz de mando. Y un accidente al interior de la nave antes de alunizar, hace que la relación entre un grupo que de por sí es muy diferente entre sí, se vuelva mucho más tensa y difícil de llevar. Sobre todo, con la idea de una convivencia forzada por tres años.

Paralelo a la presión de ser los primeros humanos en llegar a Marte, habitarlo y regresar con vida, los cinco tripulantes del Atlas deben lidiar con la culpa de dejar a sus familias en la Tierra, y cumplir con sus países, que han depositado en ellos la esperanza de completar una nueva meta en la carrera espacial. Una dinámica que se vuelve especialmente complicado con algunos personajes, que tienen a la patria como gran móvil.

Además de la acción a bordo del Atlas, que se lleva gran parte de la tensión de la serie, en la Tierra siguen ocurriendo una serie de hechos que amenazan la estabilidad de la misión, porque además de astronautas o héroes ‘nacionales’, los viajeros espaciales, son humanos, y eso, muchas veces, dificulta la toma de decisiones.

Una de esas tramas en la Tierra, recae en la familia de la comandante Emma Green, donde su marido—también astronauta e ingeniero espacial—, lidia con sus problemas de salud, mientras intenta criar a una hija adolescente y mantener su trabajo como control en la Nasa. Pero ese no es el único conflicto, porque cada miembro del equipo ha dejado un pedazo de sí mismos en la tierra, y la lejana vacuidad, sólo hace que sus problemas se acrecienten.

El drama del espacio

Como escribí al principio, ‘Lejos’, a pesar de ser categorizada como una serie de ciencia ficción, es más que nada un drama humano. Los problemas que pueden ocurrir, que son puramente prácticos dentro de la trama, son resueltos a través de la humanidad y la exploración de las emociones. Lo que hace que esta historia, sea un dramón de aquellos. Si bien, me caracterizo por ser bastante emocional —por no decir llorona—, esta serie me sacó más lágrimas de lo esperado, porque todo está construido para llevarnos a ese punto emotivo, sin retorno.

Los primeros tres capítulos son excelentes, la tensión se siente en el aire, la emotividad es obvia y nos hace, como espectadores, quedarnos pegados a la pantalla, a pesar de la duración de cada capítulo, que se extiendenpor más de 50 minutos, en promedio.

A ratos, parece que la historia se agota, sin embargo, se las arregla para reinventarse al final de cada capítulo, porque los problemas a bordo de una nave espacial no tienen fin. Es verdad, también, que a medida que avanza,baja un poco en calidad del drama, pero se sigue defendiendo, para terminar de manera excelente.

A poco andar pude encontrar similitudes con otras películas y series, de las que me declaro fanática, como son Prometo Volver, el drama de Eva Green, y ‘The Martian’, la película de 2015 de Ridley Scott. Donde, a pesar de la ficción, se pueden encontrar muchas similitudes con nuestra realidad, y la historia se vuelve verás. Finalmente, según lo que se ha informado por la NASA, solo faltan 13 años para enviar a los primeros humanos a Marte. Los viajes espaciales están a la vuelta de la esquina.

En general, esta serie me parece excelente, y no me molesta que no sobreexplote el hecho de que sea una historia de ciencia ficción, porque el drama compensa cualquier fallo. El guion a veces cae en algo que ya he escrito, la coincidencia extrema, pero, esto no es ‘Game of Thrones’, así que, aceptémoslo por lo que es. Ustedes me entienden.

‘Lejos’ es una excelente serie de Netflix, que concluye perfecto. No sé cómo fue pensada la historia, pero no me molestaría que no haya segunda parte, porque realmente, de principio a fin es una historia redonda, que no necesita secuelas.

Ficha Técnica

Título original: ‘Away’.
Año: 2020.
Creado por: Andrew Hinderaker.
Guion: Jessica Goldberg, Andrew Hinderaker, Ellen Fairey, Chris Jones, Aditi Brennan Kapil y Jason Katims.
Género: Ciencia Ficción – Drama.
Elenco: Hilary Swank, Ato Essandoh, Mark Ivanir, Vivian Wu, Ray Panthaki, Talitha Bateman y Josh Charles.
País: Estados Unidos.
Duración: 49-59 minutos.
EmisiónNetflix.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te podría gustar...