Las mejores y peores películas de ciencia ficción de 2012

LAS MEJORES

PROMETHEUS: Notable regreso de Ridley Scott a la saga que ya había perdido el rumbo en manos de varios directores y de extraños híbridos como “Alien vs Predator”. Remontándose a lo que aparentemente es el origen de la saga, Scott entrega un enigmático e inspirado relato (sobre todo en lo visual) que comienza a unir las piezas que habían quedado sueltas en la primera película de 1979.

LOOPER: Los viajes en el tiempo son todo un tópico en la ciencia ficción, y esta cinta vino a refrescar la cartelera con una trama interesante que le daba un nuevo aliento al tema del traslado temporo-espacial. Bruce Willis vuelve a ser parte de los viajes temporales luego de su recordada participación en “12 monos”.

LOS VENGADORES: Unir a algunos de los principales personajes de Marvel en esta película que reunió a varias franquicias recientemente echadas a rodar (Thor, Iron Man, Hulk y Capitán América), fue una decisión acertadísima, aun cuando a más de alguien le podría haber parecido una locura. Una historia bien contada, llena de gags e ironías y con un gran espectáculo de pirotecnia y tensión a escala planetaria y universal.

LOS JUEGOS DEL HAMBRE: La adaptación cinematográfica del primero de los libros de Suzanne Collins tiene algunas falencias, pero en general es una película muy entretenida y que tiene varios momentos con atmósferas muy logradas. Pudo haber sido mucho más, pero bueno, es lo que hay. Lo mejor es sin duda la gran presencia escénica de Jennifer Lawrence y la ambigua caracterización de Josh Hutcherson (“Zathura”).

 

LAS PEORES

 

JOHN CARTER: El problema con esta película -que no es tan mala tampoco, pero que se transformó en el gran hoyo financiero de Disney este año- es que tenía varios puntos menos ya desde la partida. La elección de su protagonista masculino sin duda no fue la más acertada de las decisiones, lo mismo que la de la heroína, ambos eran los poco conocidos Taylor Kitsch y Lynn Collins. El exceso de recursos -mal llevados en algunos casos- hace que se pierda la fibra de la historia y que haya desequilibrios importantes en el manejo del desarrollo de la historia.

EL VENGADOR DEL FUTURO: Cuando uno piensa en remakes innecesarios (como el que se hizo de “Psicosis”) acá se tiene un nuevo ejemplo de que hay cosas que para tocarlas de nuevo requieren de alguna idea buena que lo justifique. En lugar de esta deslavada versión de Len Wiseman (“Inframundo”) nos quedamos completamente con la de Verhoeven, que tenía mucho más narrativa, era más guarra, con efectos más ochenteros y sin tanta digitalización.

MS1. MÁXIMA SEGURIDAD: Hace algún tiempo que Luc Besson (“El quinto elemento”) anda con los radares para cualquier parte. Un ejemplo de eso es esta película de alto presupuesto que arroja todos los recursos por la borda para contar de mala manera, de modo infantil y hasta directamente torpe (con tallas obvias y frases dignas de la enciclopedia de los lugares comunes) una historia plagada de personajes desagradables, planos y que generan cero empatía.

BATALLA NAVAL: Estas son las películas que se parecen al menú del casino del día viernes, es decir, es como un resumen de los menús de la semana. En este caso, el deja vu con la saga de Transformers y con las películas de desastres es constante y lo único que cambia es principalmente el hecho de que la cosa ocurre en el mar. En el elenco se repite Taylor Kitsch, al que sinceramente esperamos no ver por un buen tiempo en la pantalla grande.

 

 

One thought on “Las mejores y peores películas de ciencia ficción de 2012

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te podría gustar...