Hasta la eternidad Monica Vitti: la diva del cine italiano deja un legado invaluable

A los 90 años falleció la actriz icono del cine italiano, la protagonista de la trilogía cinematográfica de Michelangelo Antonioni “L’Avventura”, “La Notte” y “L’Eclisse”, así como “Red Desert”. 

Por Ernesto Garratt

Monica Vitti podía decirlo todo con su enigmática presencia en la pantalla grande, con una mirada perdida en el horizonte  que resumía, sobre todo en las películas de Michelangelo Antonioni en las que participó, una idea que ahora ya es moneda corriente: la alienación del ser humano frente a un desmedido modernismo apropiándose de cada rincón de nuestras vidas. 

Trailer de “L’Avventura” de 1960

Fotografiada en blanco y negro e inmortalizada para siempre gracias al talento de Michelangelo Antonioni en su trilogía de la alienación, “L’Avventura”, “La Notte” y “L’Eclisse” a lo largo de la década de los años 60, Monica Vitti fabricó y expandió en el cine una marca de fábrica que ha quedado en la retina de cinéfilos del mundo que lloran su partida. 

“La Notte” de Michelangelo Antonioni

“Vitti, conocida por su belleza enigmática y distante (All Movie Guide la denominó la “suma sacerdotisa de la sensualidad helada”), había estado retirada durante más de una década debido a la enfermedad de Alzheimer” anota la BBC y detalla algo que quizás ayude a explicar el éxito de la dupla Vitti y Antonioni en la historia del cine: 

Trailer de “La Notte”.

“Ciertamente, Vitti y Antonioni habían disfrutado de una fructífera colaboración, pero en un ensayo para Criterion Collection, Gilberto Pérez argumentó que era fundamentalmente diferente de la mayoría de esas relaciones: ‘En sus películas con él, Vitti es tanto contempladora como contemplada, identificada con el directora, cuya mirada duplica. Otros directores masculinos han adoptado el punto de vista de un personaje femenino, pero ninguno ha hecho de una mujer su sustituto en la forma en que Antonioni tiene a Monica Vitti’”.

Como miembro de una compañía de actuación italiana, realizó una gira por Alemania e hizo su primera aparición en el escenario en Roma en una producción de “La Mandragola” de Niccolo Machiavelli. Hizo algunas apariciones en la televisión italiana e hizo algunos trabajos cinematográficos no acreditados durante los años 50. Su primer papel importante en el cine fue en “Le dritte” de Mario Amendola de 1958. Antonioni la dirigió en el escenario antes de elegir a la actriz bastante inexperta en “L’Avventura”, y tuvieron una relación sentimental durante gran parte de la década de 1960.

En “L’Avventura”, Monica Vitti personifica a una joven que busca a un amiga del alma desaparecida sin más pistas, y lo que encuentra es la soledad y la alineación. Ganadora en Cannes al Premio del Jurado, la película lanzó la carrera de Monica Vitti internacionalmente y la convirtió en musa de Antonioni. 

Una escena de “L’Eclisse”

En “La noche” en en un papel  secundario, Vitti brilla como la hija de un industrial adinerado en una noche triste y final donde atrae la mirada de y en “L’Eclisse” Vitii, con todo el protagonismo, se mueve en la frecuencia de la falta de comunicación humana en las grandes urbes posmodernas. 

“El desierto rojo” de Michelangelo Antonioni.

Su último proyecto para la pantalla grande fue “Secret Scandal”, que Vitti dirigió y protagonizó junto a Elliott Gould. La película se presentó en la sección Un Certain Regard del Festival de Cine de Cannes de 1990 y Vitti recibió el premio David di Donatello al mejor director novel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te podría gustar...