‘Grandes Espías’: Una valiente pareja dispareja

Grandes Espías’ es la nueva cinta protagonizada por Dave Bautista (‘Guardianes de la Galaxia’), en la que interpreta a un rudo y respetado agente de la CIA —Jason Jones o J.J. para sus amigos— que cuando es degradado a un simple trabajo de vigilancia se encuentra con una dulce, pero decidida niña de nueve años, Sophie (Chloe Coleman). Sophie usa su habilidad tecnológica para encontrar el escondite secreto desde donde J.J. hace su trabajo, y que resultó estar cerca del apartamento que comparte con su madre. La astuta niña, ve en ese hallazgo la oportunidad de convertirse en espía, por lo que chantajea al agente para que pase tiempo con ella y la entrene. A pesar de su renuencia, J.J. descubre que no es rival para el encanto, la inteligencia y la aptitud para el espionaje de la pequeña.

Dirigida por Peter Segal (‘Get Smart’), a partir de un guion de Jon Hoeber y Erich Hoeber (‘The Meg’), ‘Grandes Espias’ está producida por Chris Bender, Peter Segal, Jake Weiner, Robert Simonds y Gigi Pritzker, Bautista y su socio productor Jonathan Meisner.

Completan el elenco Kristen Schaal (Trixie en ‘ToyStory 4’) como la compañera de J.J., Parisa Fitz-Henley(‘Luke Cage’) como la madre protectora de Sophie y Ken Jeong (‘Hangonver’) como el jefe incisivo y mala onda de J.J.

Aunque la fórmula niño/a – policía/deportista rudo utilizada en esta cinta, se ha repetido muchas veces y el humor que caracteriza a Peter Segal tampoco varía de una obra a otra, ‘Grandes Espías’ funciona, porque es una película divertida que se gana la simpatía del público a través de referencias culturales, y de personajes súper simpáticos que sacan más de una carcajada a los espectadores.

Y es que el director se encarga primero de que su cinta se ría de sí misma, como también de las decenas de películas de acción estrenadas hasta hoy. Con un humor para mayores de 14 años, entre chistes y situaciones graciosas, la historia se nos entrega sin ningún tipo de miedo al ridículo y además, utiliza muy bien a sus personajes secundarios a pesar de que estos sean una especie de caricaturas de sí mismos.

‘Grandes Espías’, también funciona por la química entre los dos protagonistas, Dave Bautista y la pequeña Chloe Coleman, buena onda que traspasa la pantalla, en mayor parte gracias al gran descubrimiento de Chloe, que durante toda la película nos entrega un personaje que mezcla dulzura, inteligencia y buen humor.

Este proyecto es una película totalmente recomendable para quien asiste al cine buscando un momento divertido y lleno de risas. Y ya se encuentra desde este jueves en las principales salas del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te podría gustar...