‘Frankie’: El ocaso de una vida de éxitos

Por Javiera Catalán Soto

Cuando la muerte se recibe como una vieja amiga todo parece ser más simple, o al menos así se deja ver en ‘Frankie’, dirigida por Ira Sachs – director de ‘Verano en Brooklyn con Paulina García –  y protagonizada por Isabelle Huppert en el papel de Frankie, o Françoise Crémont, una actriz francesa de gran éxito, conocida mundialmente y que, siendo aún muy joven, se enfrenta a los últimos días de su vida debido a un cáncer terminal.

Esta cinta, de 98 minutos de duración y que se estrenó hoy en cines nacionales, se desarrolla en un día del último viaje que Frankie y su familia poco usual realizan a Sintra, Portugal. Que, coincidentemente, o no tanto, fue el primer destino que visitaron juntos. La familia se compone de la propia Frankie, su hijo Paul (Jérémie Renier), su exesposo (Pascal Greggory), quien luego del divorcio se declaró abiertamente homosexual. Su nuevo esposo, Jimmy (Brendan Gleeson), su hija Sylvia (Vinette Robinson), el esposo de Sylvia y la hija de ambos, Maya. Al grupo se suma la vieja amiga de Frankie, Ilene (Marissa Tomei) y su novio Gary (Greg Kinnear).

Con los hermosos paisajes del pueblo perdido entre las montañas y el mar se muestra que, muy cercano a la realidad, ninguna familia es perfecta. Y en esta situación extrema, que los enfrenta cada día con más proximidad a la muerte inminente de un ser querido, salen a luz viejas rencillas, e incluso pasiones no satisfechas que, a los ojos del resto, son incorrectas.

Con un excelente elenco y con un guion que va tomando forma a medida que avanza la historia, esta cinta retrata un día en la vida de tres generaciones que se enfrentan a un gran e irremediablemente acontecimiento, pero que, además, individualmente deben lidiar con los distintos escollos que va poniendo la vida en las diferentes etapas, como es el primer amor, el divorcio, y el miedo a la soledad.

Isabelle Huppert, como siempre, hace una buenísima interpretación de un rol con el que, tal vez, se puede identificar más que con otros, ya que habla de una actriz de gran éxito. Y a través de su figura imponente como matriarca de una familia disfuncional, logra afectar a cada uno de los miembros en distinta medida, haciendo que al final del día nadie quiera referirse a ese destino tan triste para algunos, y tan pacífico para ella.

Esta película logra que uno se hunda en la narración, porque se muestra cercana y, una vez más, habla de lo imperfectos que somos, incluso cuando tenemos todo, y más, a nuestro alcance. Sirve para reflexionar sobre nuestras propias relaciones humanas, y cómo muchas veces no tenemos la oportunidad de despedirnos de aquellos a quienes queremos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te podría gustar...