Eli Ben-David, director y protagonista de ‘The Attaché’: “Mi inspiración sobre este proyecto fue una historia de amor”

Hace un mes, NerdNews conversó en exclusiva con Eli Ben-David, creador, director y actor protagónico de la nueva serie de StarzPlay ‘The Attaché’, que se estrenará este domingo. Ben-David, habla sobre qué lo llevó a hacer la serie en primer lugar; sobre los temas que trata la producción y los desafíos propios de esta.

Si esta fuese una época normal, probablemente la mayor parte de nuestras interacciones laborales estarían físicamente en el mismo lugar. Sin embargo, gracias a la pandemia del Covid-19, las videollamadas han tomado el relevo.

En este caso, una teleconferencia transporta al cineasta Eli Ben-David desde su oficina en Francia a las casas de periodistas chilenos y argentinos para hablar sobre ‘The Attaché‘, una serie sobre Avshalom, un hombre israelita que decide acompañar a su esposa a París, luego que ella consiguiera un trabajo en la Embajada de Israel en Francia, pero este cambio hace que la pareja entre en crisis, especialmente luego de los ataques terroristas del año 2015.

Sin embargo, la pirotecnia macabra provocada por fanáticos suicidas en la capital francesa, no es el eje central de la trama que plantea ‘The Attaché’ y así lo explica su autor:

La serie no está inspirada por los ataques. Está basada en mi vida. Estaba viviendo felizmente en Tel Aviv cuando mi esposa, que es francesa- israelí, me dijo nos mudamos. Básicamente, mi inspiración sobre este proyecto fue y perdón lo cliché, pero esta es una historia de amor. Una simple historia de amor sobre un hombre que tiene miedo de perder a su esposa y ella se aleja y él está tratando de recuperarla.”

Una historia de amor, que también plantea los obstáculos que se le presentan, tales como el cambio cultural, la relocalización, la identidad y según su autor, esto no es un thriller político por lo menos desde su punto de vista.

En esa misma línea, Ben-David, quien es judío de ascendencia marroquí, expande su propia experiencia en la escritura de la serie, tales como los cambios que tuvo que afrontar como hombre de familia y como inmigrante, especialmente ya que en un principio era blanco de prejuicios que los franceses tienen contra los árabes.

“Este proyecto no es sobre rendirse, es sobre ir hacia adelante. Esta es mi historia íntima y sigo en shock que ha llegado internacionalmente. Nunca soñé que alguna vez me convertiría en alguien conocido internacionalmente y sólo estaba tratando de hacer mi pequeña historia”.

Para ser más explicativo, el cineasta utiliza la canción de Jacques Brel ‘Ne me quitte pas’ para definir la inspiración de la serie y que “en mi historia, fui un pez que se salió por voluntad propia del agua”, explica el director haciendo referencia al dicho ‘Pez fuera del agua’ que metafóricamente expone la situación de un ser humano cuando sale de su zona de confort y todo lo que ello implica.

Ben-David afirma que los choques culturales, que son parte importante de la serie, son más bien experiencias personales. De hecho, usa el segundo episodio de la serie, donde Avshalom se siente perseguido por alguien, como ejemplo para explicar su punto:

“Al final del episodio, esta persona desaparece y entiende que todo está en su cabeza. Así que el choque que tiene el protagonista no es un choque al estilo de una película de acción, donde hay buenos y malos. El malo es él y él bueno es él también y tiene este diálogo interno porque crecí en lugares donde habían definiciones sobre quién era bueno y quién era malo”.

Con eso, el actor hace una comparación entre la situación de la pandemia del Covid-19 con el dicho que se convirtió en hilo conductor de la trama. “De alguna manera, en este periodo todos hemos sido el pez fuera del agua porque estamos fuera de nuestro sistema. Estamos afuera de nuestra realidad, de nuestros hábitos. Hace un año, veías a un amigo y los abrazabas, ahora necesitas ajustarlo porque si lo abrazas, podrías matarlo”.

Detrás y delante de la cámara

En Israel, Eli Ben-David era principalmente conocido —tanto como guionista y como actor— por sus trabajos en show de sátiras y comedia como ‘Buba Shel Layla’ y ‘Anachnu BaMapa’, donde muchas veces, usó marionetas para lograr su cometido. 

Sin embargo, ‘The Attaché’ fue el primer proyecto donde  él estuvo a cargo de absolutamente todo, desde su producción y escritura, pasando por la dirección y la actuación encarnando al protagonismo de la historia.

Al ser consultado sobre sus roles en la serie, Ben-David es sincero y dice que la experiencia fue un infierno para él, más que nada por la logística. “Me gusta dirigir porque siempre estoy escribiendo y dirigiendo mis propios proyectos y fue una oportunidad y una elección hacer la dirección de la serie y ser su protagonista. Pero fue muy difícil en términos técnicos porque necesitas estar a cargo de muchísimas cosas y fue un proyecto complicado porque muchas de las tomas las hicimos en Ucrania, en especial los interiores y había un equipo ucraniano, uno ruso y de Tel-Aviv y de Marruecos y de muchas partes, y yo  era la persona que tenía que encargarse de todo eso porque soy el escritor, el showrunner y el director y luego, saltó al rol principal”, dice.

Con relación a su coprotagonista, la actriz francesa Heloise Godet, conocida principalmente por su participación en el filme ‘Adios al Lenguaje’ de Jean-Luc Godard, el director/actor no tuvo más que buenas palabras. “Ella es muy obsesiva, me mandaba videos de ella hablando en hebreo, porque estaba buscando a una actriz francesa que pudiese hablar hebreo o una actriz israelita que hablara francés naturalmente y aprendió hebreo fonéticamente (…) Tienes que ser completamente muy obsesivo para lograrlo y lo hizo. Me di cuenta que tenía este talento con los idiomas y tenía muchas ganas de hacer la serie, así que ella aprendió hebreo por muchos meses y lo hizo. Estoy muy orgulloso de ella”, cuenta Eli Ben David, a los lectores de Nerdnews.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te podría gustar...