Elenco de ‘El Señor de los Anillos’ lidera campaña para salvar la casa de Tolkien

Buscan conservar el legado del escritor británico.

La casa del escritor británico J.R.R. Tolkien está en venta desde hace algunos meses. Ante el riesgo de que un posible comprador común decida destinarla a un fin ajeno a la preservación del legado del gran novelista de fantasía y su obra, diversos actores de la saga de ‘El Señor de los Anillos‘ iniciaron una campaña para rescatarla.

 “Un mago nunca llega tarde, Frodo Bolsón, ni pronto. Llega justo cuando se lo propone”, dice Gandalf, emblemático personaje de esta épica fantástica de Tolkien que en el cine fue interpretado por Ian McKellen.

La cita, ideada por la mente creadora de la Tierra Media, ahora toma fuerza en la imagen del actor británico intérprete del mago blanco. Él, al lado de otras estrellas de las películas dirigidas por Peter Jackson como John Rhys-Davies (Gimli) y Martin Freeman (Bilbo), abanderan una campaña benéfica que pretende recaudar los fondos necesarios (unos 6 millones de dólares) para resguardar la casa de Oxford, lugar donde  Tolkien escribió ‘El Hobbit‘ y parte de ‘El Señor de los Anillos‘.

La idea es preservar la propiedad del autor, fallecido el 2 de septiembre de 1973, con la finalidad de convertirla en un centro cultural que rinda homenaje a su figura y legado literario. Sin embargo, “No podemos lograr esto sin el apoyo de la comunidad mundial de fanáticos de Tolkien, nuestra comunidad de patrocinadores”, señaló McKellen, quien es claramente la cabeza de la campaña, en el video que difundió a través de su cuenta de Twitter.

De acuerdo a  Entertainment Weekly, la galardonada escritora Julia Golding (‘Cat Royal‘, ‘The Companions Quartet‘), quien ayudó a lanzar la campaña junto a la organización Project Norhmoor, negoció con los propietarios actuales de la casa para que estos le dieran un tiempo para recaudar el dinero y comprar la propiedad.

No es un monto sencillo de conseguir y si en tres meses no se logra el objetivo, la Casa Hobbit sería adjudicada simple y llanamente al mejor postor. El tiempo es un factor definitivo, sin duda, si se consideran las precarias condiciones económicas que supuso el confinamiento mundial por la pandemia para mucha gente.

Tal parecería que todo dependerá de la motivación que puedan sentir los millones de fanáticos que Tolkien tiene alrededor del mundo. En rigor, “sólo” se necesitan 5.4 millones de dólares para comprar la casa y, en caso de rebasar esa cifra Project Norhmoor ya sabe qué hará con el dinero: una parte será destinado para renovar la construcción misma y otra sería para restaurar los jardines.

En caso de que la meta alcance los 6.2 millones de dólares, los organizadores de la campaña pretenden usar esos ingresos para becar a personas de bajos recursos para asistir a capacitaciones creativas y eventos especiales que se realizarán en la casa. Si la recaudación es de 6.3 millones de dólares, se financiará la construcción de una ‘madriguera’ de Hobbit al final del jardín, mientras que si sobrepasan los 6.4 millones de dólares, se podrá construir una casa en el árbol de Tolkien y una guarida de Smaug.

Para las legiones de devotos de la obra de Tolkien de seguro suena tan atractivo como una mezcla de parque temático y  museo de sitio, desde luego. Pero el primer paso es asegurar la propiedad de la casa. Lo demás puede venir por añadidura.

Lo cierto es que resulta enigmático e incomprensible que J.R.R. Tolkien, uno de los escritores más reconocidos del mundo, actualmente no tenga un lugar físico desde donde se difunda su obra y se recuerde su vida.

Pero, como dijo Gandalf, los magos no llegan tarde, llegan en el momento apropiado, y es de esperar que los fanáticos se tomen en serio esas palabras y apoyen esta causa que, de alguna manera, honra la figura de un genio muy querido. La magia es posible. Es hora de invocarla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te podría gustar...