Completo informe: El terror reinó en el Festival de Sundance 2022

El palmarés del Festival de Sundance de este año estuvo dominado por películas con el terror como tema principal. Miedo al otro, miedo a que nos olviden, miedo al cambio, miedo a lo que no podemos comprender. La guionista y crítica de cine colombiana Patricia Guerrero cubrió el certamen para NerdNews y este es su primer informe.

Por Patricia Guerrero Castro

UN FESTIVAL INCLUSIVO

Ya hace una semana que ruedan metros y metros de celuloide en forma digital por las pantallas de los ordenadores de la crítica y la prensa internacional, donde se proyecta lo mejor del cine independiente mundial.  Y es que por estos días está sucediendo Sundance Festival 2022. Evento que normalmente ocurre en Park City en el estado de Utah en Estados Unidos, pero que este año nuevamente se vio obligado cerrar sus puertas al público presencial y celebrar el festival en su versión Online por causa del Covid.

No obstante la organización impecable del Festival minimiza el impacto de la experiencia no presencial, ofreciendo una selección de películas, entre largometrajes y cortometrajes, ficción y documentales, de excelente nivel artístico, además de ruedas de prensa, entrevistas, charlas y hasta fiestas a las que se pudo asistir virtualmente, ya que desde su sección New Frontier se podía acceder a Spaceship donde podías con tu avatar sentarte literalmente en el teatro y escuchar una charla, conversar con tus colegas o tomar una copa en el bar con tus artistas favoritos.  Una experiencia realmente fascinante y diferente que te acerca a aquellos que comparten contigo la pasión por el séptimo arte.

Los directores Lisa Collins y Mark Schwartzburt hablan con la curadora en jefe de New Frontier, Shari Frilot, y los invitados asisten a bordo de la nave espacial New Frontier.

Como ya sabemos Sundance tiene una fuerte preocupación por consolidarse y mantenerse como el festival de cine más inclusivo del planeta y a todos los niveles. Desde los que colaboramos en él como periodistas, críticos y artistas, hasta el contenido de las proyecciones.    

Y esta edición no ha sido la excepción. El festival ha contado con la participación de muchas mujeres directoras, guionistas y directores y directoras de color, asiáticos, orientales y latinoamericanos. Además, hemos visto decenas de historias donde la multiculturalidad y la multietnia están a la orden del día, mientras en otras tantas, se reflexiona sobre el hecho de normalizar de una vez por todas, nuestra identidad sexual, cualquiera que esta sea. 

EL TERROR: EL GRAN TEMA EN COMÚN

Sin embargo, en esta edición hay un tema recurrente, una especie de leitmotiv que atraviesa todo el festival: El miedo. Miedo al otro, miedo a que nos olviden, miedo al cambio, miedo a lo que no podemos comprender.  Una emoción muy cercana a todos, por estos tiempos, derivada probablemente del miedo colectivo que hemos experimentado como especie al ser amenazados por una pandemia. 

Y el género que han elegido la mayoría de directores, muy pertinentemente por supuesto, para vehiculizar este sentimiento negativo, ha sido una mezcla terror fantástico y thriller como es el caso de Nanny (2022) la gran vencedora de esta edición en la categoría de película dramática estadounidense, alzándose con el gran premio del jurado. 


Nikyatu Jusu, directora de Nanny, ganadora de la Competencia Dramática de EE. UU. en el Festival de Cine de Sundance de 2022. Cortesía del Instituto Sundance | foto de Nikyatu Jusu.

Nanny (2022) cuenta la historia de Aisha, interpretada por Anna Diop, una inmigrante senegalesa que llega a New York persiguiendo el sueño americano. Aisha encuentra trabajo como niñera, ocupándose de la hija de una pareja disfuncional, por lo que tiene que dedicar a la niña más horas de lo debido. Pero no siempre es remunerada a tiempo, retrasando así el objetivo de Aisha de traer a vivir con ella, a su hijo de 7 años a quien ha dejado en su país de origen. 

Un fotograma de Nanny de Nikyatu Jusu, selección oficial de la Competencia Dramática de EE. UU. en el Festival de Cine de Sundance de 2022. Cortesía del Instituto Sundance.

Rápidamente el sueño de Aisha se convierte en pesadilla cuando, la angustia y la culpa de haber abandonado a su hijo no la dejan dormir, poblando su mente de imágenes terroríficas y la vigilia de malos presentimientos, experimentando a su alrededor presencias sobrenaturales que la llevan a confundir realidad y sueño.

Nanny, expone de una forma muy inteligente las micro agresiones racistas y las nuevas formas de esclavitud del mundo moderno, en un relato agobiante que nos mantiene pegados al asiento de principio a fin. 

Nanny es el primer largometraje de la directora afroamericana Nikyatu Jusu, originaria de Sierra Leona y neoyorquina de adopción, quien, como su personaje, Aisha, hizo un largo periplo recorriendo concursos y laboratorios hasta llegar a su exitoso debut. Una vez más Sundance demuestra su compromiso con la inclusión social y la igualdad de oportunidades para todos. 

Fotograma de la película “Master”

En esta misma línea encontramos otra película concursando en la misma categoría , que, aunque no se alzó con ningún premio,  ya ha sido comprada por Amazon Studios.

Master (2022) es también el debut de la también afroamericana Mariama Diallo, quien ya había estado en Sundance el 2018 con su cortometraje Hair Wolf (2017) ocasión en la que se llevó el premio del jurado en dicha categoría.

Master (2022) narra la historia de dos mujeres afroamericanas que intentan hacerse un lugar en una universidad de élite de Nueva Inglaterra. Una de ellas la profesora Gail Bishop, recientemente promovida a “Master” de la residencia. Y Jasmine, una estudiante excelente que, atormentada por el pasado oscuro del campus, interpreta como manifestaciones de brujas y espíritus, las agresiones racistas que recibe por parte de sus compañeros. 

En pocas palabras estas dos mujeres deberán descubrir por sus propios medios que esa institución supremamente malévola, en el mejor de los casos amenaza y en el peor, elimina a aquellos que no encajan en la clase blanca privilegiada. 

Rebecca Hall en “Resurrection”

Ahora toca el turno de hablar de Resurrection: Un thriller psicológico que cuenta con el talento indiscutible de Rebeca Hall y Tim Roth.

Rebeca Hall interpreta de una manera deslumbrante a Margaret, una mujer exitosa con una carrera brillante en el mundo corporativo, madre soltera de una hija de 18 años que esta apunto de abandonar la casa para ir a la universidad.
Este hecho, produce en Margaret el síndrome de nido vacío que la convierte de repente en una madre sobre protectora y y cuyo estrés despierta emociones de un evento pasado cuando perdió a su primer hijo.
Con estas reminicencias aparece también David (Tim Roth), el padre de ese hijo que murió de forma misteriosa.
Así, la presencia de David en todas partes se convierte en una amenaza para ella y su hija, a quien esta dispuesta a defender a cualquier coste.
El acoso de David lleva a Margaret a cambiar su rutina y hacer cosas no muy comprensibles para su entorno, mientras su hija teme por su salud mental.

De nuevo una película que nos conecta con nuestros miedos más profundos. El miedo a la soledad, porque persiguiendo el éxito que esta sociedad competitiva nos exige, nos hemos olvidado de construir verdaderos vínculos emocionales con nuestro entorno. El film pone acento también sobre la ansiedad que desarrollamos en ese afan de ser eficientes, perfectos e irreprochables, llevándonos en ocasiones a descuidar nuestra salud mental.
Una historia que en la actualidad a nadie deja indiferente.

PRESENCIA LATINA

Siguiendo con el palmarés, la boliviana Utama “Nuestro Hogar” (2022) ópera prima de Alejandro Loayza recibió el gran premio del jurado en la sección drama internacional, siendo una de las tres películas latinoamericanas de la muestra. 

Utama (2022) es una preciosa historia de amor narrada en quechua y español, entre dos ancianos indígenas que, aunque acosados por la sequía y el cambio climático, se niegan a abandonar su tierra. 

Es una profunda reflexión sobre la globalización y las consecuencias de la crisis climática que afecta a muchos pueblos indígenas latinoamericanos. Pero también sobre el verdadero amor de pareja, el significado de ser compañeros, tripulantes del mismo barco y el saber vivir solo con lo que se necesita.

El premió tomó a Loayza por sorpresa quien nunca se imaginó tal reconocimiento a sus esfuerzos y al de todo su equipo por enseñar al mundo los problemas que aquejan a su tierra.  

Mía Maestro aparece en La vaca que cantó una canción hacia el futuro de Francisca Alegría, selección oficial de World Cinema: Dramatic Competition en el Festival de Cine de Sundance 2022. Cortesía del Instituto Sundance | foto de Inti Briones.

En esta misma categoría compitió la directora chilena Francisca Alegría con su primer largometraje, La vaca que cantó una canción hacia el futuro (2022). 

Alegría, quien ya había estado en Sundance con su corto Y todo el cielo cupo en el ojo de la vaca muerta” ganador del premio del jurado en 2017, desarrolla la idea que nació ahí y comparte el mismo universo onírico en su largometraje donde lo sobrenatural se mueve con libertad en el mundo real, pero provocando cambios positivos.

Recurriendo al género fantástico,  La vaca que cantó una canción hacia el futuro (2022) nos cuenta la historia de una madre que se suicidó muchos años atrás y un día decide regresar para sanar las heridas de sus seres queridos, reuniendo a su familia en la granja lechera que es el negocio familiar. 

Francisca Alegría, directora de La vaca que cantó una canción hacia el futuro, selección oficial de World Cinema: Dramatic Competition en el Festival de Cine de Sundance 2022. Cortesía del Instituto Sundance | foto de Mila Belén.

Así como Utama, esta película también pone el foco en nuestra relación con la naturaleza y las consecuencias de la sobreexplotación de recursos que son finitos. Es por eso que, con el regreso del espíritu de Magdalena, interpretada por Mia Maestro, comienzan a suceder cosas extrañas en la región. Los animales se manifiestan a través de canciones y el ciclo de vida y de la muerte, es utilizado para crear una reconciliación con el pasado y desde el presente construir un futuro esperanzador. 

Es una película que convierte la imagen en poesía a través de la fotografía y el diseño sonoro, para transportarnos a un lugar más allá de lo sensorial.  

En definitiva, una joyita que no debemos perder, ya que es la primera de una trilogía como afirma su directora.

UNA ZONA DE CONFORT

Otro gran premio de Sundance, el del público estadounidense se lo llevó Cha cha real smooth (2022) dirigida y protagonizada por el mismo Cooper Raiff, junto a Dakota Johnson y es lo que llamamos una dramedia en toda regla.  Aparentemente entre tanto terror y ciencia ficción en el festival, el público está ávido de historias cálidas llenas de amor y esperanza.

Cha cha real smooth (2022) dirigida y protagonizada por el mismo Cooper Raiff, junto a Dakota Johnson

A pesar de que Andrew  (Cooper Raiff) es un recién egresado de la universidad que no encuentra trabajo y tiene que regresar a casa de su madre y trabajar en una cadena de comidas rápidas. La educación superior no le garantizó un lugar en el mercado laboral, ni le mostró un camino claro a seguir en la vida, por lo que de momento se encuentra atrapado en la casa familiar y en la vida del barrio. Sin embargo, cuando Andrew se hace amigo y posteriormente se enamora de una madre local, Domino (Dakota Johnson) quien tiene una hija autista, Lola, finalmente descubre el futuro que quiere, aunque no sea el suyo.

Película amable que plantea la disyuntiva típica de la juventud entre hacer lo que es mejor para nuestras vidas o simplemente dejarnos llevar y disfrutar el momento. Y poca cosa más…

El mismo premio del público, pero para drama internacional, recayó en Girl Picture (2022). Y parece que definitivamente el público necesita reconfortarse, porque aquí tenemos nuevamente una película soft y optimista. 

Girl Picture (2022) de la directora finlandesa Alli Haapasalo cuenta la historia de tres adolescentes amigas que pasan tres fines de semanas consecutivos juntas experimentando con el amor y el sexo para saber quienes son y en que quieren convertirse.  Es una cinta que pone de manifiesto la energía juvenil de sus desinhibidos personajes y explota inteligentemente la química entre sus tres estupendas protagonistas. 

La película explora tierna y divertidamente los miedos y confusiones del descubrimiento de la propia identidad sexual, de donde surge además un refrescante retrato positivo del poder de la amistad femenina.

O sea, realmente no hay conflicto. Todo está bajo control, porque, al fin y al cabo, son del primer mundo, son finlandesas…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te podría gustar...