‘El Permiso’: La lucha por la libertad

Por Javiera Catalán Soto

En lo personal, y con esto puede que peque de ignorante, sabía que en algunos países que profesan el islam está prohibido que las mujeres puedan obtener licencia de conducir. De hecho, se habló mucho cuando en el 2018 se levantó esa prohibición en Arabia Saudita. Pero nunca imaginé que en muchos de esos lugares las mujeres casadas están sometidas a la voluntad de sus maridos cuando quieren salir del país.

Y de esa prohibición, arcaica para los occidentales, nos habla la historia narrada en ‘El Permiso’, estrenada hoy en las Salas de Arte de Cinépolis y Cine Hoyts. Nos habla en específico de Afrooz (Baran Koseri), la capitana del equipo femenino de futsal iraní, quien está casada hace ocho años con un presentador de televisión interpretado por Amir Jadidi.

Cuando la selección logra llegar a la final de la Copa Asiática de las Naciones, gracias, en gran parte, al trabajo de Afrooz, y deben viajar a Malasia, la capitana se lleva una sorpresa al no poder cruzar policía internacional, porque se encontraba en una lista que le prohibía salir de suelo iraní, una lista en la que la puso su esposo, del que estaba separada – pero no divorciada – hace más de un año. Durante toda la película, entonces, acompañamos a Afrooz en su odisea por conseguir la firma de su terco y machista marido, para poder participar de la final a la que tanto trabajó le costó llegar.

‘El Permiso’ retrata una realidad habitual en países musulmanes, donde las leyes amparan por sobre todo a los hombres, dejando a las mujeres totalmente desprotegidas. Pero, si bien esa situación puede ser extrema para nosotros, la verdad es que tampoco es tan ajena a nuestra propia realidad nacional, donde el propio presidente tiene las agallas de decir que la culpa no es solo del abusador, sino también de la disposición de la víctima.

Sí bien esta cinta, que se extiende por 88 minutos y está dirigida por Soheil Beiraghi, tiene puntos bajos que hacen que uno se pierda un poco del foco central, y técnicamente está lejos de ser perfecta, sí hay que destacar las actuaciones de ambos protagonistas, quienes guían la narración. Pero también hay que aplaudir la valentía del director de plantear una idea tan controversial en un país tan restringido como es Irán.

De hecho, un dato un tanto anecdótico es que luego del estreno de ‘El Permiso’, en el 2018, el parlamento iraní reformó la ley para que mujeres pertenecientes a la élite pudieran viajar sin permiso de sus esposos, aunque eso no modifica la realidad de miles de mujeres anónimas que están subordinadas a la voluntad de los hombres.

Esta es una película que llega justo a tiempo, en una semana tan importante para las mujeres, como es la conmemoración del Dia Internacional de la Mujer, porque habla de esas luchas silenciosas que se libran alrededor del mundo. Luchas que para algunas son impensadas, pero que para otras significan todo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te podría gustar...