‘Doctor Sleep’: Una digna hija de su padre

Por Javiera Catalán.

Stephen King creó en su novela ‘El resplandor‘ quizás a la familia más disfuncional de su literatura, los Torrance. Aunque nunca quedó feliz con la adaptación al cine de Stanley Kubrick, por lo menos la película ‘The Shining‘ mantuvo el mismo ideario respecto de mamá, papá e hijo Torrance: la locura y el terror eran parte de su ADN.

Doctor Sueño‘ (‘Doctor Sleep‘), secuela literaria de la mano del propio King, sigue la historia del niño Torrance: Danny Torrance, 40 años después de los eventos del hotel Overlook, 40 años de convivir con traumas y fantasmas, literalmente.

Esta cinta, estrenada el jueves 12, es dirigida por Mike Flanagan el mismo genio de la serie de la serie de Netflix, ‘Haunting of Hill House‘.

En ‘Doctor Sleep‘ conocemos a Abra – Kyleigh Curran -, una niña que “resplandece” y que se hará amiga de un former shining child, Danny Torrance – Ewan McGregor-. Danny será su mentor en esto del resplandor, como lo fue Halloran para él, antes que Kubrick decidiera matarlo en The Shining. Y aquí encontramos una gran diferencia con su precuela slash historia original, porque si Kubrick nos entregó una probada del “resplandor”, una especie de bocadillo a través de Tony, el amigo de Danny que vivía en su boca. Flanagan, o más bien, King, nos entregan el plato completo, la bandeja entera, si así se quiere. Al igual que en el libro aquí se profundiza la historia de aquellos que resplandecen. Lo que me hace pensar ¿Tenía Carrie el resplandor?,¿fue llevada a su triste final por la ignorancia y fanatismo religioso de su madre?, pero esas preguntas son para ser respondidas en el análisis de otra tierra del multiverso de Stephen King.

En esta nueva visita al mundo de ‘The Shining‘, han pasado 40 años desde la noche en que Jack Torrance, escritor frustrado, cuidador de hotel, padre, esposo y alcohólico, murió congelado en el laberinto del Hotel Overlook. Luego de ser perseguidos por un icónico – y muy memeable – Jack y su hacha, Danny y su madre Wendy huyeron de ahí en la oruga de nieve hacia Miami, para nunca más ver la nieve.

En la actualidad Danny, al igual que lo fue su padre, es un alcohólico rehabilitado, que trabaja como ¿conserje?, ¿auxiliar?, en un asilo de ancianos. Pero su cargo oficial no importa, porque su don lo lleva a convertirse en el Doctor Sueño, quien ayuda a los ancianos a partir en paz al otro mundo, el que Danny asegura que sí existe. 

Ahora Dan, más adulto y ad hoc a su rol,  se comunica con la joven Abra a través de un especie de Whatsapp telepático, hasta que la reunión entre ambos se hace inevitable gracias a la villana, que es uno de los mejores, sino el mejor, personaje de la película, Rose, The Hat, y también uno de los mejores casteados. Los fanáticos del libro podremos concordar en que Rebecca Ferguson es la encarnación viva de la Rose descrita por King.

Rose es la líder de un grupo de “resplandecientes” que se pasaron al lado oscuro de la fuerza y ahora, contra toda naturaleza, se alimentan de otros portadores del don, al igual que lo hicieron los miembros de la caravana Donner. La historia de los pioneros que tuvieron que recurrir al canibalismo luego de quedar atrapados en las montañas nevadas de Colorado, que Jack le cuenta al pequeño Danny en ‘The Shinning’.

El grupo de los elegidos, el Nudo Verdadero, está conformado por pintorescos personajes, entre ellos Crow, Snake y Grampa Flick, un viejo Largo de ‘Los Locos Addams’, que dejando atrás su labor como sirviente, ahora representa a un vampiro consumidor de almas. Al igual que sus compañeros semi-inmortales, todos están ávidos del vapor que expelen los niños portadores del resplandor, pero ninguno es tan destacable y detestable como la eternamente joven y hermosa Rose, The Hat.

El director, Mike Flanagan, nos hace un recorrido nostálgico por lugares que nos son comunes. Nos hace volver al Overlook después de esa fatídica noche de 1980, subiendo por las colinas que colindan con el lago. También nos transporta al pasado con escenas que recrean la película de culto de Kubrick, y creo que su decisión de usar otros actores para revivir al pequeño Danny, y a los jóvenes Wendy y Jack, es más que acertada. Privilegia la naturalidad de las emociones por sobre lo que habría podido ser un no tan memorable CGI. A diferencia de que lo que hemos visto en otras producciones, como ‘The Irishman’, de Martin Scorsese, donde se rejuvenece a los personajes a través de tecnología, o en ‘Blade Runner 2049‘ que incluye, a partir de CGI, a la actriz Sean Young. Ejemplos como este hay varios, pero la decisión de Flanagan de no recurrir a la tecnología, en un primer momento es frustrante, pero luego se vuelve refrescante para el espectador, ya que si bien tiene muchos guiños a su predecesora, no se trata en ningún caso de una copia barata.

El director se encargó de que cada detalle fuera perfecto y eso se nota. Queda bien no solo con los fanáticos de la cinta de 1980, sino que también con los seguidores de la obra de Stephen King, el público más exigente en cuanto a la adaptación del guión. La historia se mueve rápido, a pesar de sus dos horas y media de duración. En general, se ocupa de cerrar  todos los hilos narrativos y explorar cada uno de ellos. Queda al debe la función de Danny en el asilo, que da el nombre a esta película. Quedamos con gusto a poco de su trabajo como Doctor Sueño, con ganas de saborear más su rol de Caronte, el guía de las almas errantes.

Los personajes principales son bien explotados, logran hacer que el espectador enganche con sus historias, pero no por ello es está exento de otras fallas, como la falta de background de los miembros del Nudo verdadero. A pesar de aquello, ‘Doctor Sleep‘ es una películas de esas must see, tanto para los viudos de Kubrick, como para nuevos fanáticos de la historia de los Torrance, y el universo de personajes que los acompaña.

Y así como Danny pudo reencontrarse con su padre, perdonarlo, perdonarse y convertirse en un digno hijo de su padre, ‘Doctor Sleep’ es una cinta digna sucesora de la obra maestra de Stanley Kubrick. Poniéndola al nivel familiar que comparten Jack y Danny, ‘Doctor Sleep’, la película, es una digna hija de su padre, ‘The Shining‘. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te podría gustar...