Dani Pine: Dentro de la mente de una gamer

Dani Pine es un rostro habitual para los fans de los videojuegos en Chile. Host del espacio ‘Free to Play‘ de ETC TV, esta joven conductora lleva ya un tiempo comentando, conversando, entrevistando a gamers y jugando videojuegos. Con miles de millas recorridas en este sendero, ya no necesita presentación ni menos justificación para lo que es, a pesar de la siempre y cada vez menor presencia de haters en redes sociales.

Ella sabe. Los suyos saben. Su padre sabe.

Sus inicios en el mundo gamer vienen desde siempre.

Si hablamos del tema de videojuegos, yo empecé jugando desde que era muy niña, porque a mi papá le gustan los videojuegos”, dice Dani Pine a NerdNews. “Este es una historia que, para los que me conocen, es súper repetida, pero mi papá fue el que me enseñó a jugar. Por lo tanto, esto se va allá, a principios de los ’90, cuando me pasaron mi primer computador”.

Aunque estudió diseño industrial en la Universidad Mayor, fue en 2014 cuando hizo su ingreso oficial al mundo de los videojuegos como ‘animadora’. “Me invitaron a participar en un programa de YouTube, para ser animadora de unas pequeñas cápsulas, donde hablábamos de videojuegos y tecnología. Y a partir de ello, hago un casting en el ETC., estaban buscando a personas para reemplazar el staff que ellos tenían antes en el canal. Porque iban a renovar el estudio, se cambiaban a los edificios de Mega, con nuevo personal, nuevo todo. Y querían darle un refresh, obviamente, al canal. Y ahí entro yo, junto con Juan Pablo Alfonso, el año 2016. En agosto de 2016 es cuando comienza la primera temporada de ‘Free to Play’”.

Dice que fue como lanzarse a los leones, y fue aprendiendo en el camino. “Yo nunca me he considerado una experta en videojuegos, ni en animé ni en tecnología, pero sí es algo que yo hago día a día. O sea, yo día a día estoy en contacto con la tecnología, juego videojuegos, veo mucho animé, series, de todo. Entonces, ahí es cómo se fue armando este camino, hasta llegar al día de hoy, a 2020, que llevamos cinco temporadas con el programa”.

—Dices que no eres una experta, pero estás constantemente jugando. La práctica hace al maestro, dice el dicho. 

Dicen

—Así que, finalmente, creo que eso es lo que te hace tener una maestría en esto ¿no?

—Es que, finalmente, yo no hablo de ser experta, porque, si tú me preguntas, quizás, los datos técnicos, la compañía que lo realizó, sí, lo puedo saber, puedo entender un poco, pero ahí a sentirme que te puedo dar una cátedra sobre el juego, creo que no me corresponde, porque yo siempre me he sentido como una entusiasta de los videojuegos. Disfruto mucho jugando, me gusta, porque, sinceramente, me entrega entretención, y buenos momentos, desconectarse con el día a día.

Más cuando hay una pandemia en curso que nos tiene encerrados con un futuro incierto. “Si bien, por ejemplo, a mucha gente, esto de la cuarentena, la pandemia, ha servido para acercarse al mundo de los videojuegos, también es un escape. Siempre lo hemos utilizado muchos, como un escape al día a día”, dice y agrega: “ Por eso digo que no soy una experta, pero por supuesto que sí lo disfruto, y cuando uno habla de algo que disfruta, por supuesto, que se siente más verídico. Sobre todo, con la gente que, muchas veces, reclama que las personas que están comunicando temas, no son las idóneas, porque no saben de lo que están hablando. Aquí, obvio, nos podemos equivocar en el año en que salió, o de repente, te falta un dato. Pero a uno de verdad le gusta, y eso también es parte súper importante en este medio, que tú disfrutes de lo que estás hablando, sea lo que sea”.

—Y además que lo estás jugando. En mi caso, por ejemplo, me toca hablar de películas, también me puedo equivocar en un año, en el nombre del productor, del actor, pero en esencia, el relato, de qué se trata, está ahí. Siempre están los policías de la verdad.

—Sí, bueno, pero haters gonna hate, siempre. Pero, lo que a mí, y lo que yo siempre hablo, cuando hago streams. Estoy haciendo streams cinco días a la semana, y lo que generalmente hablo con la comunidad es, finalmente, contarles y expresar cómo yo me siento frente a distintos temas. Por ejemplo, un videojuego, qué es lo que me provoca. Ok, si una persona quiere conocer datos técnicos, y el lado más Wikipedia, por decirlo alguna forma, quizás se puede informar en otros medios o en un lado que sea súper específico. Pero lo que yo te voy a contar, es cómo me siento frente al juego, qué es lo que detona en mi alma, en el corazón. Cuando estuve jugando ‘The Last of Us’, cuando estuve jugando hace poquito ‘Ghost of Tsushima’, o cualquier título. Lo que te contaba, cuando preguntaste qué juego estaba jugando, ahora estoy reviviendo una de mis sagas favoritas, ‘Zelda’, de Nintendo. Y ahora estoy jugando juegos que nunca terminé, porque en ese momento fue como “ya, no puedo más con esto”. Y ahora estoy, por ejemplo, en este caso específico, que es el ‘Majora’s Mask’. Que ese fue uno de los pocos que no he terminado de ‘Zelda’.

The Legend of Zelda: Majora's Mask cumple 20 años - Vandal

—Sobre eso ¿qué sensaciones te han provocado estos últimos juegos y títulos que acabas de mencionar? ¿qué te ha pasado jugándolos? Porque lo tuyo es un acercamiento y una afección súper de guata, y me parece que es valioso a la hora de apreciar algo.

—De todas maneras, los últimos dos títulos grandes que he estado jugando, ‘Last of Us’, lo terminé en stream. Me propuse jugar durante cinco días, y terminar durante estos cinco días. O sea, fueron largas jornadas de juego, porque es un juego bastante largo. Y además que, obviamente, no soy la más capa en algunas cosas, entonces, me costaba, y tenía que hacerlas. Pero ahí la gente estaba “Dale, Dani, tú puedes, tú puedes”. Y, sinceramente, fue un juego sumamente inmersivo. A pesar de que ha tenido muchas críticas de distintos bandos de gente. Es un juego muy bonito, es un juego que te hace, nuevamente, revivir la historia de ‘Last of Us 1’, que es de mis juegos favoritos de la vida. Esta segunda parte, te van contando qué es lo que está pasando con el mundo, lo disfruté a concho, absolutamente. De hecho, me acostaba pensando en qué es lo que se venía, lo que tenía que hacer si me había quedado pegada en una parte. Y eso, cuando me pasa, eso de soñar con el juego, es porque realmente me agarró.

Análisis de The Last of Us 2, la nueva obra maestra de Naughty Dog

Lo mismo que el ‘Ghost of Tsushima’, que es un juego, obviamente, mucho más light en cuanto a historia, y digo light, porque claro, no nos estamos enfrentando hordas de infectados en cada momento, sino que, quizás, a grupos de mongoles que tenemos que derrotar. Es un juego precioso, es un juego que, realmente, da gusto, incluso parado mirando el paisaje. Porque, Sucker Punch, si no me equivoco, que es la desarrolladora de este juego, se las mandó con tremendo título. Y la verdad, lo he pasado súper bien jugándolo.

—Te hablo desde el prejuicio hetero normado, de un cuarentón de los años ’80, y completamente neófito en estas plataformas de juegos. O sea, Arcade era lo mío ¿Qué pasa con el prejuicio, con la presencia de mujeres en este ambiente? Porque, tal vez, es difícil. En la cabeza uno cree que el gamer es el señor o el joven, con la polera negra apretada, y es solo ese mundo, y está sentado todo el día jugando.

—La verdad, y te lo digo sinceramente, yo no me he sentido muy discriminada dentro del medio, a pesar de que siempre hay comentarios odiosos, lamentablemente, casi siempre vienen de hombres que sienten que uno no sabe lo suficiente para estar comunicando sobre el tema. Y por lo mismo, cuando a mí me llaman para el programa, yo sabía que a mí no me estaban llamando por mi experticia en videojuegos, sino que, porque a mí era algo que me gustaba mucho, y que también sabía del tema. No era nueva dentro del mundo de los videojuegos, o del animé o de la cultura pop. Pero los comentarios siempre fueron más de apoyo, y, sobre todo, sentí harto apoyo de la misma comunidad. De la comunidad que se va formando entre los comunicadores, entre los periodistas de videojuegos, no recuerdo haber sentido alguna mala onda demasiado intensa. Sí, siempre hay cierto escepticismo por la gente que entra a comunicar del tema, porque, por supuesto, tu dices “pero de dónde sale, qué es lo que ha hecho, de dónde viene, no pertenece a ninguna comunidad videojuegos o ninguna comunidad de algún foro”. Entonces, claro, siempre hay escepticismo sobre quienes son nuevos, y entran a hablar de algo que a ti te gusta. Yo creo que uno también le pasa.

—Sobre la industria del videojuego, ya no se considera un juego de niños: es más bien un consumo ya de ocio general y cultura pop ¿no? 

—Sí, de todas maneras, si bien antes, al igual que el animé, los cómics o todo lo que fuera del mundo geek o ñoño era bastante de nicho. Ahora el tema de los videojuegos, por supuesto que se abrió camino, con títulos que a lo mejor no eran tan de nicho, por decirlo de alguna forma, como los juegos de fútbol, por ejemplo. También abrieron la puerta a otro tipo de juegos. Como los juegos cooperativos, que también la gente dice, oye, no tengo por qué tener un computador súper poderoso, o no tengo por qué tener la última consola, última generación. Puedo jugar igual, juegos gratuitos. Entonces, finalmente, se empezaron a ir por muchas ramas, donde el juego ya no era dedicado a un cierto público. Yo me acuerdo cuando era súper chica, iba con mi primo a jugar a los Arcades. Mi papá me regaló mi primera consola, él me ponía los juegos en el computador, entonces, para mí siempre fue algo tan normal, que ya después, más grande me di cuenta de que si era un mundo bastante reducido. Pero ahora, sinceramente, y como lo decías tú, por llamarlo alguna forma, es bastante mainstream el tema del videojuego. 

 —¿Cómo ha cambiado tu visión de gamer? En estos años que eres también una host, una persona que conduce programas, que informa, que tiene opinión, ¿cómo ha cambiado tu consumo de videojuego? Y si es que tu papá de maestro se convirtió, en discípulo tuyo.

—Por supuesto, eso mismo sucedió. Porque claro, mi papá era el que me entregaba los disquetes con juegos, porque en ese tiempo eran los disquetes

—¡Disquetes!

—Sí, por supuesto, yo soy del ’87 entonces soy una niña de los ’90 que creció con eso. Y a él, yo creo que los juegos se lo pasaban compañeros que eran más jóvenes, que le decían “oye, mira este título”, qué se yo. Bueno, él es informático, entonces, siempre estuvo en el mundo de la computación, de los videojuegos. Todo se dio como para llegar a esto. Como historia, como anécdota, a él siempre le gustó mucho el ‘Flight Simulator’, siempre ha jugado, hasta el día de hoy. Entonces, ahora soy yo la que le dice “Papa, mira”, de hecho, el año pasado cuando me tocó ir a ‘E3’, junto al canal, nos invitó Xbox, por lo tanto, fuimos a todo el show de Xbox. Cuando sale al ‘Flight Simulator’, al primero que le escribo, le digo “papá, mira es el nuevo ‘Flight Simulator'”, y mi papá, así como “qué maravilla”. Entonces el otro día lo llamé por teléfono y le dije, “¿viste los precios del ‘Flight Simulator’, y me dijo “sí, pero para PC”. Porque, claro, después de tener tarros y todo, ahora trabaja en un Mac, en realidad, son las cosas de oficins. Y me dice, “pucha, el último ‘Flight Simulator’ no me va a correr”. Y me dan tantas ganas de decirle “papá, te paso mi computador para que puedas jugar, y agradecerte todos los años”, donde él me sentaba, y me decía, “ya, Dani, dispárales a los nazis”. Él me enseñaba, entonces ahora es devolverle la mano, dentro de lo que se puede. Y, también, yo le digo si vio tal juego que salió, y, ya no los juega, pero sí le sigue interesando este mundo, porque fue parte de él. Entonces, uno va evolucionando, y le va enseñando a las nuevas “generaciones”, a menos, obviamente, que nunca se hayan ido del mundo, que es lo nuevo y que es lo que está pasando.

—Para terminar una reflexión, cinco años de Universidad para esto: ¿Cuál es tu juego favorito de la vida? 

—Mi juego favorito…

—¿’Zelda’?

—Sí, porque, sabes… Y esto se lo he contado a mucha gente, la otra vez lo pensaba, y decía: sí, quizás hay títulos que me hayan quitado más horas de mi tiempo, jugándolo. Pero ‘Zelda’ tiene un lugar muy especial en mi corazón, porque si no fuera por ‘Zelda’, yo no estaría haciendo esto. Y la historia es sumamente corta. Como a mí me gustaba tanto ‘Zelda’, hace muchos años atrás, para un evento de cómics en Chile, hice un cosplay de Link. Y ahí me tomaron una foto, se me ofreció la oportunidad de pasar a YouTube, y de YouTube al canal. Entonces, a partir de mi gusto y de mi amor por ‘Zelda’, es porqué estoy aquí hoy en día. Por eso, sinceramente, lo llevo en el corazón.

One thought on “Dani Pine: Dentro de la mente de una gamer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te podría gustar...