‘Castlevania’: El horror debe continuar

Creada por Warren Ellis y dirigida mayormente por Sam Deats, esta producción original de Netflix (basada en la saga de videojuegos de Konami) se ha mantenido como una de las series originales de anime con mejor recepción del último tiempo.

En esta tercera temporada, Trevor, Sypha y Alucard continúan sus aventuras, pero debiendo enfrentar nuevos retos por separado esta vez, ALERTA DE SPOILER pero sin Drácula, que murió.ALERTA DE SPOILER. A los roles titulares vuelven Richard Armitage (Trevor), Alejandra Reynoso (Sypha) y James Callis (Alucard).

Los primeros recorren los alrededores de Valaquia como cazadores de monstruos, eliminando miembros del ejército del Infierno que Drácula invocó, mientras que Alucard intenta vivir como un humano en el castillo de su padre por primera vez.

Sypha y Trevor llegan al pueblo de Lindenfeld, donde encontrarán bastante resistencia de parte de los monjes del priorato e interactuarán con nuevos personajes, el “Juez” y el Conde St. Germain, mítico personaje conocido por su sabiduría en alquimia y viajes en el tiempo (interpretado brillantemente por otro mítico actor, Bill Nighy).

Alucard, por otro lado, se enfoca en retomar una vida normal, hasta que conoce a una pareja de hermanos, Zumi y Takka, que vienen de Japón a pedirle ayuda sospechosamente para luchar contra vampiros y salvar a su pueblo. Además de estas dos tramas, se nos presenta a la familia de la vampiresa Carmilla y la travesía que inicia Isaac, el forjador de monstruos del infierno, ahora un hombre libre.

La temporada inicia bastante lenta debido a la dispersión de fuerzas en oposición, sin embargo toma vuelo pasada la mitad, al develarse por completo el secreto de los monjes del priorato de Lindenfeld. Las tramas de la familia de Carmilla y Héctor junto a la de Alucard no tienen mucho avance hasta el episodio 9, en donde tienen una escena sincronizada.

Isaac, pese a ser un personaje secundario, adquiere más y más importancia, ya que experimenta una transformación interna al emprender el viaje de vuelta a Valaquia, se siente un hombre libre pero presa de un profundo resentimiento contra la raza humana, -heredado de Drácula-, aunque al mismo tiempo piensa que puede realizar un cambio en las personas, al enseñarles a ser buenas.

Algo parecido sucede con el Conde St. Germain que debuta esta temporada en Lindenfeld, en una relación extraña con el “Juez”, los monjes, Trevor y Sypha. Sus intenciones no se develan tan rápido pero busca algo que implica más que confianza. Su naturaleza intrépida, curiosa por el saber lo incentiva a adentrarse a un lugar más allá del límite imaginario de la historia, motivado también por una pérdida personal que no queda muy clara.

Tras descubrirse la trama oculta del priorato, la temporada alcanza su clímax involucrando a Trevor y Sypha en la lucha. Derivado del episodio 9 “The Harvest”, Alucard experimenta una traición tan profunda, -sumado a que sus amigos no están con él-, en el final de temporada “Abandon All Hope”, que nos transmite desolación y desesperanza, como si nunca más lo recuperaremos de la oscuridad en que ha caído. Esta nota oscura y extraña tiñe todas las demás tramas de alguna forma.

‘Castlevania’ parece estar preparando una cuarta temporada llena de acción, en la que esta sirve de preámbulo. Después de que el único y principal conflicto de la serie desapareciera, la decisión de Warren Ellis fue ampliar y diversificar el foco en varias tramas, innovando pero dejando a la vez una incomodidad comparable a la primera temporada.

No es la mejor ni la peor temporada de la serie, tiene momentos memorables pero deja muchos sinsabores respecto a lo que se esperaba de ella. Recomendable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te podría gustar...