‘Cardcaptor Sakura: Clear Card’: ¿Qué pasó en el episodio 47?

En esta oportunidad contaré, para todos los fanáticos que pensaron que la historia de Sakura había terminado, el episodio del manga de ‘Card Captor Sakura’ en el arco Clear Card, que desde el año 2017 nos ha entregado nuevas aventuras de Sakura atrapando nuevas cartas creadas por las artistas femeninas del animé (CLAMP).

Lo tengo claro, estoy comenzando por el capítulo 47, así que haré un pequeño resumen de la obra, después del capítulo anterior y finalmente comenzaremos con el nuevo episodio.

Las nuevas cartas

Más de algún fan pensó, y me incluyo, que al atrapar todas las cartas Clow (que son 19 en el manga y 52 en el animé), y transformarlas a Cartas Sakura, sería todo, pero, lo que no sabíamos, es que esto más bien sería el inicio.

Esta nueva aventura comienza empalmando con el final del manga, en que Syaoran, finalmente regresa a Tomoeda acompañado del osito, que confeccionó y le regaló Sakura—al que Syaoran nombró como su creadora (Sakura), costumbre que sigue la leyenda del lazo eterno a través de un oso—, con la promesa de esperarse mutuamente. Cuando finalmente se encuentran, Syaoran aún tiene al oso, ambos se emocionan, se abrazan y son felices al fin.

Esa misma noche, ella tiene un sueño —y, recordemos que todos los sueños en Sakura te quieren decir algo más— en que una figura misteriosa, que llamaremos Magocapucha-chan, la acecha en compañía de un gran dragón que pretende quitarle algo; ella intenta defenderse y saca una nueva llave.

A la mañana siguiente, más grande es su sorpresa, cuando descubre que esta nueva llave es real, y encima todas las cartas Sakura han desaparecido. Y cuando misteriosas fuerzas acechan Tomoeda, es ella quien las sella de a poco, y van tomando la forma de sus nuevas cartas que son conocidas como Clear Cards.

En paralelo, llegan tres personajes misteriosos, que son: Akiho Shinomoto, una chica de la misma edad de Sakura quien no posee poderes mágicos, pero viene de una dinastía de magos muy respetada, ella adora los libros y es comparada con nuestra protagonista, además del detalle no menor de que, sus madres se conocieron.

Akiho está acompañada de Kaito, un mago misterioso que se hace pasar por el mayordomo de Akiho y que está esperando a que Sakura cree una carta específica; y Momo-chan, la nueva mascota cute de la serie y que, cuando no simula ser un peluche, está comiendo chocolates en un trono especial.

A medida que pasa el tiempo, Sakura descubre que es ella quien va creando las cartas de manera inconsciente, por los sentimientos que le provoca el regreso de Syaoran, o también por no comprender qué está pasando con relación a sus cartas; pero la conocemos, y Sakura Kinomoto posee la magia más poderosa de todas: un conjuro invencible que lo puede todo. Y de a poco las va atrapando, en compañía de Syaoran, la queen absoluta y la mejor manager en la historia Tomoyo Daidouji, sin embargo…

Recap Capítulo 46

Sakura ha podido enfrentar indirectamente a Magocapucha-chan, pero cuando en uno de sus sueños logró quitarle la capucha, descubrió la cara de Syaoran en un estado de trance. Ella no comprende, si es él quien ha invadido sus sueños, pero mientras está enfrentado esta nueva fuerza sin nombre, se da cuenta que es todo una ilusión y atrapa a la carta Mirage (Espejismo).

En casa de Syaoran, éste invita a Sakura a que sea abierta en sus sentimientos y le comunique qué siente, que ese es un lugar seguro para expresar sus emociones. Así ella comienza a hablarle acerca de sus sueños, los que comenzaron cuando Syaoran regresó.

Éste se siente culpable, pero Sakura sabe que él volvió por el bien de ella, y le da detalles como el hecho de que siente el sonido de un reloj, los engranajes, las cartas transparentes y Syaoran la insta a que use su carta Record, para mostrar los recuerdos que tiene de Magocapucha-chan.

Syaoran reconoce el traje que es de un antiguo clan de magos europeos, y al ver el dragón, dice que puede que no sea real, pero si no es una creación es una muy poderosa; luego van explorando otros recuerdos y Sakura pide a Record que se detenga, pero ya es tarde y Syaoran ve el recuerdo de Sakura, descubriendo a Syaoran como Magocapucha-chan.

De inmediato él le dice que no posee una túnica así, y Sakura confía. Al ver de nuevo ese recuerdo nota algo raro. ¡Es una carta! La carta Dreaming.

Sakura se muestra feliz de haber logrado descubrir esta nueva carta y que Syaoran no esté involucrado, es una situación que le había producido mucha tristeza y ansiedad, pero Syaoran se mantiene impasible y le menciona que hay sueños que también pueden ser premonitorios provocando la preocupación en su persona más preciada.

Ahora sí, resumen de capítulo 47:

https://www.youtube.com/watch?v=UM7SHpJrSAM

El capítulo comienza de una manera inusual porque, normalmente inician con Sakura o Akiho, pero en esta ocasión fue con Syaoran acompañado de las Cartas Sakura en un estado sumamente depresivo: siente que no fue capaz de comprender los sentimientos de su querida Sakura, a la que por tanto tiempo le estuvo ocultando que sus adoradas cartas estaban bien con él.

No siente culpa por lo que le dijo en sí, sino porque ya era demasiada información para la chica y él la abruma con más. No puede evitar sentirse miserable. El haber ensombrecido ese rostro después de que estaba sonriendo. No puede perdonarse el haber quitado la sonrisa del rostro de Sakura.

Las cartas Light y Dark le dicen que trate de no sentirse así, y que ella entiende que todo lo dijo fue por su bien. A ellas se les une Mirror, que le menciona que la ama, Sakura entiende muy bien sus sentimientos, pero Syaoran insiste en que debe hablar con ella y pedir perdón. Light entonces sugiere que lo haga y luego la invite a salir… como en una cita.

Syaoran entonces tiene sus objetivos claros al día siguiente, hablar con Sakura, disculparse y si es posible, pedirle salir juntos los dos solos.

Si conocemos a las CLAMP, a veces hasta el saludar es una tarea titánica, porque al poco tiempo, la ve ahí a su persona más preciada, tan hermosa, tan dulce, con esa sonrisa tan pura y cuando la llama, se echa a correr.

Syaoran, ofuscado y muy asustado corre detrás de ella para darse cuenta de que no es que lo evite, sino, que está siguiendo a un par de alumnos de la escuela primaria de Tomoeda que necesitan ayuda por un sombrero que está en lo alto de un árbol.

Sakura, siendo la persona amable que es, de inmediato salta para rescatar el sombrero perdido y dárselo a los pequeños que la miran con gran admiración. Ella les comenta que también solía ir a esa escuela, y ellos le hablan del profesor Terada, que gracias a él entendieron matemática, y les sonríe…

Syaoran no puede evitar mirar la escena con ternura hasta que aparece Tomoyo Daidouji, quien saluda amablemente a Syaoran y vuelve a admirar a su persona más amada, porque, recordemos que no sólo Syaoran está enamorado de Sakura, Tomoyo también lo está. Y ambos lo saben y se comprenden mutuamente.

A medida que caminan hacia la escuela, es la primera vez en mucho tiempo que vemos los pensamientos de Syaoran respecto a Sakura (normalmente es al revés), y sabemos cuánto ama y aprecia la persona que es, y lo agradecido que está de ella.

Por supuesto que a Tomoyo no se le va una y se da cuenta de que Syaoran necesita hablar con Sakura, por lo tanto afirmando que necesita hablar con una profesora, se retira y los deja solos.

Syaoran comienza a disculparse pero no contaba con que Sakura también lo haría. Esta última le dice que al final es mejor dar las gracias por la preocupación mutua, lo cual es un lindo guiño a un diálogo de ‘Tsubasa Reservoir Chronicle’, que es protagonizado por Sakura y Syaoran.

El contexto es diferente, pero la frase tiene el mismo efecto, es un lindo guiño que te hace pensar que, como siempre, nada de lo que ponen ahí las CLAMP, es coincidencia.

Recuerden que, en este mundo y sobre todo el de Sakura, no existen las coincidencias, sólo lo inevitable. Syaoran agradece tenerla a su lado y ya con todo aclarado, es hora de pasar al desafío 2: la cita.

Clásico Syaoran, le cuesta mucho dejar salir las palabras, y cuando logra decir “¿quieres que salgamos juntos?”,  Sakura, inocente como ella sola, pregunta “¿al salón?” (y van en salones separados) y Syaoran nuevamente tiene problemas para hablar.

Es más, Kero y Spi tienen que terminar la frase por él. No vemos la reacción de Sakura eso sí. Pero a juzgar con la cara sonrojada con la que llega a saludar a Akiho, sospecho que está en las nubes.

En paralelo, Syaoran se muestra preocupado de Naoko, quien claramente no ha dormido escribiendo la obra de teatro de la escuela, y basta que Syaoran hable para crear un nuevo personaje en la obra, por lo tanto todo parece en orden… ¿verdad?

Pues no. Porque esto es CLAMP, y las CLAMP nunca son tan tan buenas.

El episodio finaliza con Kaito colapsando en la casa de Akiho, porque, al parecer, le queda poco tiempo. Así es señoras y señores. Kaito está muriendo. Mi teoría va por el lado de que la magia que él posee, es poder retroceder en el tiempo, y eso, tarde o temprano, debe repercutir en el cuerpo. Y si Kaito lo ha hecho tantas veces, con mayor razón.

Pero calma, las CLAMP no serían tan malas como para matar a alguien, ¿verdad? Bueno, eso, tendremos que averiguarlo en el siguiente episodio. Son muchas cosas que procesar, pero, ya veremos que nos tiene preparados las CLAMP para la próxima ocasión, por ahora, nos vemos pronto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te podría gustar...