“Capricornio Uno”

Y ya pasaron 45 años de la llegada del hombre a la Luna. De aquel 21 de julio de 1969, cuando Neil Armstrong dejó para la posteridad su inmortal frase (“un pequeño paso para el hombre, pero un gran paso para la humanidad”) y que sus huellas fuesen las primeras en quedar marcadas en la polvorienta superficie lunar. Buzz Aldrin lo siguió unos 20 minutos después, mientras que Michael Collins se quedó orbitando la Luna, en la cápsula que los traería a todos de vuelta a la Tierra.
Sin embargo, hasta hoy persisten las teorías conspirativas que sostienen que el hombre jamás llegó a la Luna (eso que la última fue el Apollo 17, en diciembre de 1972) y que todo fue un estupendo montaje. Tal vez en eso, precisamente, se inspiraron en Hollywood para realizar la película “Capricornio Uno” (1977). Un thriller escrito y dirigido por Peter Hyams (“Atmósfera Cero”, “2010: Odisea Dos”, “Timecop”).
En una fecha no precisada (pero claramente dentro de los años ’70 u ‘80), Estados Unidos se apresta a lanzar su primera misión tripulada a Marte: el Capricornio Uno. Sin embargo, el día del despegue, inesperadamente, los tres astronautas son sacados del cohete y llevados a una instalación militar abandonada en medio del desierto.
Desconcertados, la tripulación formada por el coronel de la Fuerza Aérea Charles Brubaker (James Brolin), el teniente de la Fuerza Aérea Peter Willis (Sam Waterston), y el comandante del Ejército John Walker (O. J. Simpson) ven cómo la nave despega sin ellos.
Una vez en la base, el doctor James Kelloway (Hal Holbrook) les explica que la NASA descubrió muy tarde que el sistema de soporte vital de la nave, construido por un fabricante corrupto, estaba destinado a fallar y que eso les habría costado la vida camino a Marte. Pero la opción de cancelar el lanzamiento no era factible, considerando la “carrera espacial” con la Unión Soviética y la necesidad de garantizar los abultados presupuestos para la agencia espacial. De modo que la única posibilidad era seguir adelante, hacer creer al mundo que la misión fue exitosa y que llegaron a Marte.
Al comienzo, los astronautas se niegan a participar de semejante montaje, pero las autoridades a cargo de la misión acaban de convencerlos cuando les dicen que su negativa podría poner en peligro a sus familias. Ante semejante amenaza, la tripulación del Capricornio Uno acepta.
Durante los siguientes meses, a regañadientes, los tres astronautas se dedican a grabar las imágenes del viaje, la llegada a Marte y el regreso de la misión. Todo en diferentes estudios de televisión, especialmente acondicionados para hacer creíble la misión espacial.
Finalmente llega el día en que ellos “regresan” la Tierra. Nuevamente les ponen los trajes espaciales y los suben a un avión que los llevará al lugar donde está previsto que descienda la cápsula. Sin embargo, a poco de despegar, el avión vuelve a la base. ¿La razón? Algo salió mal. La cápsula se quemó durante el reingreso y todo el mundo da por muertos a los tres astronautas. Por lo tanto, ninguno de ellos puede volver a aparecer en público, jamás.
Capricornio Uno - POrtada DVD
Ante eso, los responsables del montaje comprenden que no tienen más que una alternativa: matar a los astronautas. Pero ellos, previendo que eso ocurriría, escapan de la base, poniendo en peligro todo el plan.
“Capricornio Uno”, siendo de una película de fines de la década de 1970, se adelantó muchísimo a todos los thrillers sobre encubrimiento gubernamental y ocultamiento de la información. Una cinta por la cual no ha pasado el tiempo y que se mantiene tan vigente como el día de su estreno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te podría gustar...