‘Alex Rider’: Acción y drama en la dosis justa

Calificación:

Como si la adolescencia no fuera una etapa suficientemente tumultuosa, todo se complica más en la vida de Alex Rider, un estudiante común que, cuando se entera de que su tío, quien lo crío, no es un simple banquero, sino un espía del MI6, el servicio de inteligencia secreto británico. Y fue esa profesión tan peligrosa la que le costó la vida en un solitario estacionamiento de los suburbios de Londres.

En ese punto clave comienza ‘Alex Rider’, la serie británica que lleva el mismo nombre de su protagonista y que está basada en la serie literaria escrita por Anthony Horowitz. Que desde su lanzamiento en el 2000 lleva más de doce novelas publicadas, a lo largo de los últimos 20 años.

Un dato importante es que, aunque la saga de libros parte con ‘Operación Stormbreaker’ (2000), la adaptación que llega mañana a Amazon Prime Video, y que está protagonizada por Otto Farrant (‘The White Queen’), hace su entrada a la pantalla chica con la trama de ‘Point Blanc’, el segundo tomo de esta larguísima serie literaria que ha conquistado a miles de jóvenes lectores alrededor del mundo.

Y la verdad es que esta nueva introducción al universo del espía más joven de la ficción viene bastante bien, porque la historia se concentra en un grupo de adolescentes que, al igual que Alex, han sido separados de sus padres para ser llevados a la exclusiva escuela Point Blanc, ubicada en los Alpes franceses. Un giro que se ajusta perfecto a los trágicos eventos que motivan al protagonista a unirse al MI6.

Un chico común

Alex, en los libros y en la serie, es retratado como un atleta nato, pero que a pesar de sus increíbles talentos se mantiene humilde y tranquilo. Además, es tímido y su mejor y único amigo es Tom (Brenock O’Connor, Olly en ‘Game of Thrones’). Un chico mucho más conversador que él, pero igual de inadaptado social, que goza profundamente del cine clásico y sueña con ser realizador audiovisual.

Hay que decir que Tom es un personaje original de este show, y vaya que es una excelente adición, porque le da un toque de humor muy sutil, además de servir como principal motivador de su amigo en esa doble vida que empieza a llevar cuando es reclutado por la Agencia de inteligencia.

Tom es también quien acompaña a Alex en sus primeros acercamientos a descubrir la verdadera identidad de su tío Ian (Andrew Buchan), indagaciones que finalmente incitan a que Alex, al igual que su tío, se convierta en un espía. Y en esa nueva faceta, bastante peligrosa para un adolescente, hasta ese minuto un joven corriente, se infiltra en Point Blanc, un lugar cuyo nivel de secretismo es tan extremo que los estudiantes ni siquiera pueden mantener contacto con el mundo exterior; y un posible escape es obstaculizado por kilómetros de nieve y montañas.

Pero ese fiel amigo no es el único personaje que rodea a Alex, ya que tras su terrible pérdida, el joven queda a cargo de Jack Starbright (Ronkẹ Adékoluẹjo), su ama de llaves y amiga. Una inmígrate estadounidense que postergó su carrera profesional para cuidar a un huérfano.

Cuando Alex descubre la real profesión de su tío, también conoce a sus verdaderos empleadores: Alan Blunt (Stephen Dillane, Stannis Baratheon en ‘Game of Thrones’), el jefe de operaciones especiales del MI6 y a la señorita Jones (Vicky McClure), segunda al mando y la encargada de que las misiones de Alex salgan bien. Junto a ellos operan varios otros agentes que ayudan y guían al joven recluta a iniciar su camino en el espionaje.

Y en Point Blanc Alex es presentado al resto de los personajes secundarios, que son un grupo de estudiantes, en su mayoría niños problema, con padres millonarios, que fueron enviados a la fuerza a los confines del mundo para que crueles profesores los enderecen y los conviertan en dignos herederos de sus familias, en los hijos perfectos que todos desearían tener.

Sin embargo, ese colegio de elite esconde un oscuro secreto, y debido a su juventud, Alex es el candidato más idóneo para burlar la seguridad del lugar, y entrar como un alumno más. En esa misión secreta, y en las verdaderas causas de la muerte del agente Ian Rider, se centra la trama de esta primera temporada, que para su final deja mucho que explorar en una futura nueva tanda de capítulos.

Entretenimiento de calidad para los más jóvenes

En el 2006 se hizo una adaptación al cine de ‘Stormbreaker’, la primera novela de la saga, y en esa oportunidad estuvo protagonizada por un joven Alex Pettyfer (‘Soy el Número 4’, ‘Elvis & Nixon’) de tan solo 16 años. Y si bien es injusto comparar dos producciones que tienen casi 15 años de distancia, es imposible no confrontarlas. Y en ese ejercicio hay que decir que la versión 2020 del personaje creado por Anthony Horowitz es mucho mejor, y no sólo porque los efectos hayan mejorado, sino porque se siente verosímil, a pesar de lo increíble de las situaciones que se muestran.

Es decir, se comprende que la historia está dirigida a un público adolescente, pero caricaturizar los conflictos de los personajes es subestimar a las audiencias más jóvenes, algo que sucede mucho en la película del 2006, y que por suerte no pasa en la serie de Amazon Prime que podrán disfrutar desde mañana.

‘Alex Rider’ es un thriller de espías, y por lo tanto tiene un tono más serio, pero no por eso es aburrido, todo lo contrario. Está llena de momentos tensos que, a pesar de ser predecibles a ratos, no dejan de ser tremendamente entretenidos. Y logran que uno quiera ver la serie de un solo tirón, convirtiéndose en un perfecto maratoneable de fin de semana.

Además, cuenta con escenas de acción bastante dignas, y tiene un ritmo en general que resulta dinámico para el espectador, por tanto no aburre. Un dato aparte, pero que me parece interesante de comentar, es que la canción del opening, ‘The World is Mine’, interpretada por Samm Henchaw, es igualmente buena que el resto de la serie, de hecho, no van a querer apretar el botón “omitir intro”.

Otto Farrant —quien interpreta a Alex Rider— tiene 23 años, varios más que su personaje, pero tiene la suerte de verse mucho más joven; y su edad, creo, le otorgan madurez y realismo a esta serie que logra con mucho éxito transformar un producto que está originalmente dirigido a los jóvenes, en un panorama para todas las edades.

Ya ha sido confirmado que se rodará una segunda temporada, basada esta vez, en el ‘El Golpe del Águila’, la cuarta novela de la saga. Lo que habla de que el guion, a cargo de Guy Burt —que además de libretista es autor—, es maleable y adaptable a las necesidades de la trama que fue tan bien construida durante esta primera parte.

Ficha Técnica

Título original: ‘Alex Rider’.
Año: 2020.
País: Reino Unido.
Dirección: Guy Burt (showrunner), Andreas Prochaska, Christopher Smith
Guion: Guy Burt, Anthony Horowitz (creador de las novelas).
Fotografía: Ben Wheeler.
Elenco: Otto Farrant, Stephen Dillane, Vicky McClure, Andrew Buchan, Brenock O’Connor y Ronke Adekoluejo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te podría gustar...