‘A Plague Tale: Innocence’: Una mezcla de crueldad e inocencia infantil

A mediados del año 2019, el estudio independiente Asobo Studios, lanzó ‘A plague Tale: Innocence’, el videojuego que sorprendió y maravilló tanto a críticos como a jugadores.

A Plague Tale: Innocence’, —según nos cuenta Focus Home Interactive—, es un videojuego que sigue las aventuras y desventuras de los hermanos huérfanos: Amicia y Hugo en Francia del siglo XIV, específicamente en el año 1349. Un país devastado por las consecuencias de la guerra y una masa incontrolable de ratas voraces que avanzan inexorablemente por pueblos, huertas y campos de batalla; devorando todo a su paso, animales y hombres por igual, con el fin de satisfacer su sed de sangre.

Estas hordas de ratas que en su trayecto destructivo van sumando integrantes, dejan pocas esperanzas de sobrevivencia a los protagonistas, quienes además, deben escapar de los inquisidores: caudillos de una iglesia corrupta, castigadora y muy temida en la época medieval.

HISTORIA Y POESÍA

A Plague Tale: Innocence’ mezcla el éxodo de sobrevivencia de Amicia y Hugo, con acontecimientos históricos e incluso poesía. Muestra de esto, es el hermoso tráiler de presentación donde Asobo Studios colaboró con el actor Sean Bean (Ned Stark de ‘Game of Thrones’), donde la estrella de Hollywood recita en un corto, el poema llamado «El niño perdido» de William Blake.

Lo más destacable está a la vista en los primeros minutos del juego: el apartado visual. ‘A Plague Tale: Innocence’ tiene un nivel de arte, diseño y calidad gráfica increíble, elementos técnicos vistos en muchos videojuegos realizados por estudios con mucho más presupuesto que Asobo y según mi punto de vista, incluso mejor que varios juegos ‘Triple A’.

La calidad y el cuidado con que se trabajó para representar a los personajes principales, las localidades y trayectos que, el jugador debe recorrer junto a Hugo y Amicia, resuenan en otros videojuegos tan queridos como el ‘Hellblade: Senua’s Sacrifice’. También se distingue la cinemática, elemento que a muchos gamers no les agrada, sin embargo en ‘A Plague Tale: Innocence’ son agradables e imprescindibles para contextualizar la historia central del juego.

Y como he afirmado en varias de mis reseñas, el juego podría verse muy bonito y espectacular, pero si no lo acompaña la jugabilidad, la ficción no valdría la pena y a la larga, te terminaría aburriendo.

Algo que en este juego no pasa.

 ‘A Plague Tale: Innocence’ entrega muchas misiones y la principal mecánica de juego es la del sigilo. Los hermanos están bajo la mirada atenta de casi todos los personajes con los que se van encontrando en su viaje; de hecho, en gran parte del juego debes sortear enemigos con elementos que, si miras con atención, encontrarás en tu entorno; como por ejemplo, golpear una lata con una piedra para distraer a los soldados y huir rápidamente por un agujero.

Durante el largo periplo en el que los hermanos Amicia y Hugo, deben hacer frente a una serie de adversidades, ‘A Plague Tale: Innocence’, entrega una narrativa atrayente y maravillosa. Durante las aproximadamente diez horas de duración del juego, Aboso busca conectar al usuario con el drama familiar y el contexto histórico en el que está basada la historia de los niños, y lo logra desde el primer momento. 

En consecuencia, ‘A Plague Tale: Innocence’ en un videojuego donde el gamer, no sólo intenta pasar las diferentes etapas como un logro personal, sino que lo convierte en una especie de misión rescate: quieres y necesitas que estos niños huérfanos sobrevivan el horror del momento que les tocó vivir.

A Plague Tale: Innocence’ se encuentra disponible para PlayStation 4, Xbox One y PC y según mi opinión, es definitivamente un juego que debes adquirir si buscas alguna alternativa durante estos días de confinamiento, recomendación que se valida con las más de un millón de copias vendidas mundialmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te podría gustar...