La trilogía de ‘Volver al Futuro’ y los videojuegos

Entre las millones de cosas que ha inspirado la trilogía de ‘Volver al Futuro’ durante sus 30 años, por supuesto que se encuentran los videojuegos. Y aunque no existen muchas versiones de títulos inspirados en las películas, si existen bastantes guiños en algunos que han tenido material de la trilogía a través de mods, dlc o personajes.
Y lo primero que se me viene a la cabeza al hablar de juegos de ‘Volver al Futuro‘ es la versión del juego para NES que salió el año 1989.
Un juego plano y aburrido que pueden ver en todo su esplendor en este vídeo del Angry video Nerd a quien estoy aseguro le sacó más de una cana.
Además, salieron versiones para NES de las partes 2 y 3. A su vez, para la tercera parte salió un título para varias consolas basado en la historia del Doc y Marty en el Viejo Oeste.
Pero, existe una versión para la Famicon de Nintendo (SNES) que se lanzó en Japón y de verdad es muy entretenida. Como todo juego de culto, ha ido ganando muy buenas críticas durante todo este tiempo y una gran aceptación de muchos gamers. El juego se llama ‘Super Back to the Future II’ y de verdad es muy hermoso.
Lo pueden encontrar en forma de rom en este sitio para probarlo es algún emulador de su sistema operativo.
Y por supuesto, hay que mencionar a el gran juego de ‘Volver al Futuro‘ que seguramente será difícil de superar, el supremo ‘Back to the Future: The Game’ de nuestra adorada Telltale.
El juego cuenta con una historia alterna basada en los acontecimientos de la trilogía de manera muy entretenida y para los fans de la saga, resultó una grata sorpresa ya que, de cierta manera, es casi como una cuarta parte interactiva. Como es común en los títulos de Telltale Games, se entrega en varios episodios y en él ha participado varios actores de la trilogía prestando sus voces para los personajes.
Recientemente fue relanzado en versiones remasterizadas que pueden encontrar en sus tiendas favoritas.
Y sobre los guiños que les mencionaba, por ejemplo, hoy llega el DeLorean al popular Rocket League en un car pack descargable.
Y, para terminar, les dejo un genial vídeo hecho por un fan con el editor del GTA V para pc, que nos muestra una excelente versión de ‘Back To the Future‘ en el ‘Grand Theft Auto’.

Comparemos el 2015 de ‘Volver al Futuro’ con el nuestro

Este 21 de Octubre del 2015 es el “Día de Volver al Futuro” ya que es justo en este día a las 16.29 horas cuando Marty y el Doc Brown llegan a “el futuro”.
Técnicamente, llegan a las 20:29 horas de Chile ya que en Hill Valley, California, son cuatro horas menos y según la película, llegan a las 4:29 pm.
Pero este futuro fue pensado hace mucho tiempo atrás, por allá en el año 1989 cuando la segunda parte de la famosa trilogía fue estrenada y es muy pero muy diferente al 2015 que vivimos hoy.
Pero, ¿es tan diferente?, veamos algunas pocas predicciones que hizo la película.
Primero, los viajes al futuro: podrían existir, pero no en un DeLorean:
Es casi obvio mencionarlo porque es parte de un tema clásico en muchas películas y por muy de ciencia ficción que nos suene la idea, hay muchos avances actualmente que nos podrían hacer pensar que hay alguna posibilidad de que se logre desarrollar la tecnología para hacerlo.
De hecho ya existen muchos estudios que avalan la idea, incluso uno que se lleva a cabo durante estos días en la Universidad de Birmingham.
La famosa Hoverboard o patineta voladora:
Después del DeLorean, es el objeto de la película que más se recuerda y asocia a la trilogía, además de inspirar a cientos de científicos y creadores de patinetas a buscar la hooverboard perfecta.
La más cercana a la de la película es la Hendo que funciona con cuatro electroimanes, vuela a menos de 3 cm y funciona por los mismos principios que los trenes de levitación magnética.
Las vídeo llamadas:
Aunque no fue la primera película que las instaló en su guión como un recurso que se usaría en el futuro, la verdad es que es la predicción más exacta ya que en nuestro 2015 existen muchas formas de realizar vídeo llamadas e incluso, mucho mejores a las que aparecen en el filme de 1989. Apps como Skype o Hangouts cumplen esa función desde pequeños dispositivos como nuestros smartphones o hasta en los Smart TVs.
Los autos voladores y con piloto automáticos:
Aún no existen de la manera que se ven en el film, pero si existen algunos prototipos que cumplen la premisa de desplazarse sin la necesidad de usar ruedas, lo cual también aplica a otros medios de transportes como por ejemplo los trenes.
Los Cubs, la Pepsi, Tiburón y la ropa:
Cuando llegan al 2015, el Doc Brown le da algunas indicaciones a Marty de como debe usar su vestimenta y claro, por allá en él año 1989 eran bastante ridículas pero la verdad es que hoy en día, no serían tan alocadas dado que vivimos en un tiempo donde todos tenemos la mente mas abierta a cosas distintas a las que para nosotros son normales así que, si viéramos a alguien con los bolsillo afuera por ejemplo, no nos causaría extrañeza. De hecho es muy normal ver a jóvenes usando los pantalones así.
Y hay muchos otros productos o predicciones que se han ido cumpliendo pero de forma un poco forzada como por ejemplo lo que está haciendo hoy la Pepsi, vendiendo algunas unidades de la “Pepsi Perfect” a través de Amazon y Walmart, aunque solamente para residentes de Estados Unidos.
También está la versión número 19 de la película ‘Tiburón’ que, a pesar de estar muy lejos de llegar a filmarse, si tiene un tráiler oficial.
Además, aún existe la predicción de que este año los Cubs ganan la serie mundial, aunque se ve bastante difícil ya que van perdiendo 3-0 la actual serie de 7 partidos.
Y dejo para el final LA predicción de la película que es de hecho una paradoja temporal ya que en una escena podemos ver que existe un café temático de los años 80 que recuerda justamente todo lo que estamos recordando hoy en día.
Esto para mi se ve reflejado completamente en este 2015 en ese sentimiento retro que nos inunda y que se ve en por ejemplo fiestas kitchs o series de televisión como la reciente ‘Los 80‘.
Hoy el futuro de ‘Back to the Future‘ se cruza con el real y a pesar de que queda mucho para que algunos de los artefactos y máquinas que aparecen en el film existan, celebramos el ingenio de los realizadores de la trilogía que hace treinta años pudieron imaginar un futuro que precisamente hoy, pasa a transformarse en el pasado.
Y como dice el Doc Brown en este video, el futuro no se parece al que seguramente imaginamos, pero todos tenemos el poder de cambiarlo y hacer el nuestro así que, háganse uno bueno.

 

Nuevas imágenes de ‘Batman v Superman: Dawn of Justice’

La Trinidad nuevamente se deja ver.
La revista Total Film ha revelado la que será su portada del mes de diciembre, la cual estará centrada en la nueva cinta de Zack Snyder, ‘Batman v Superman: Dawn of Justice‘. En la parte frontal podemos ver a los protagonistas de este proyecto, Batman (Ben Affleck), Wonder Woman (Gal Gadot) y Superman (Henry Cavill).
Además, dentro de la publicación podemos ver nuevas imágenes detrás de cámara, de esta cinta que llegará en marzo del próximo año.
Recordemos que temiendo las acciones de un superhéroe que posee el poder de un dios y va por libre, el formidable y contundente vigilante de Gotham City se enfrenta al héroe más venerado de Metropolis, mientras el mundo intenta descubrir que tipo de héroe necesita. Y con Batman y Superman en guerra entre ellos, una nueva amenaza va ganando poder, poniendo a la humanidad en el mayor peligro de toda su historia.
A continuación los dejamos con los adelantos.

RP8AVjj nFKcSqP hFxWnmP3jh0ourDIwG9wP

 

Volví al futuro

Cuando veo  ‘Volver al futuro‘ 1 y 2 (¿hagamos como que la tercera parte no existe? ¿vale?), la pantalla de mi tele (vieja, nada de touch ni nada) conectada a mi equipo de DVD (me niego a que sea considerada tecnología obsoleta) adquiere las cualidades del DeLorean porque me lleva al pasado.
No de la historia de esta saga de Robert Zemeckis, con Marty McFly en plan de un tipo de Doctor Who torpe y gratamente ignorante (para la ciencia tenemos al bueno de Doc) y cambiando de novia, de la linda Claudia Wells a la maravillosa Elisabeth Shue, si no que al pasado de uno viendo en los años 80 cómo luciría el futuro: radiante y divertido y con autos voladores y con la a veces esperanzadora música de Alan Silvestri de fondo, marcando el hito de un viaje que podría traer esperanza y un mejor porvenir.
Hoy es 21 de octubre de 2015 y Marty, en ese día y año de la secuela de ‘Volver al futuro‘, saltó de 1985 a su propio futuro para cambiar su destino: evitar la ruina de su familia y la propia. Y uno, ahora más viejo, más arrugado, cuando uno vio a McFly saltando en el cine hacia ese futuro, saltamos muchos con él al abordaje de una fantasía optimista y casi de cartoon, como es el santo seña del director Robert Zemeckis que filma –personajes de carne y hueso o animaciones- como si fuera un animador de la llamada Terraza Termina, ese antro maravilloso y creativo, un rincón de los estudios Warner clásicos, cuando no había restricciones ni límites para crear la grandeza de los ‘Looney Toones’, Bugs Bunny, Porky’s y el Pato Lucas.
Zemeckis viene de esa escuela, ok, no es tan viejo, pero su obra y cuerpo de trabajo tiene esa moral y ética y es parte de la inspiración de su estilo: un maniqueo y gracioso movimiento dramático “animado” que hace de ‘Volver al futuro’ una pieza de culto, ok, lista y empaquetada para llevar para nerds de todo el mundo, pero además una pieza maestra lista y empaquetada para sorprender y derrochar ideas, geniales ideas.
Como, por ejemplo, la fecha.
Marty McFly, en la era Reagan no viaja al año 3000 si no que a la vuelta de la esquina: 30 años en el futuro porque lo que importa es lo que le va a pasar a él. A sus hijos. A su vida. Y, ergo, lo que importa es lo que nos pasa a nosotros siguiendo a ese adolescente que tanto adolece del solemne y castrador saco de la adultez.
Este 21 de octubre es una efeméride nerd, quizás un número sin importancia, pero su peso simbólico y dentro de la cultura pop es tan importante como una de las mejores ficciones del cine. Esta es una fecha hito porque, emocionalmente, como el buen recuerdo de una buena película que es, nos afecta y mucho cuando 30 años han pasado y sin DeLorean mediante, muchos hemos viajado lenta y a veces feliz y otras tristemente por la vida en dirección a un futuro que no tiene autos voladores, ni hay Tiburón 19, ni patinetas de leviten ni la sensación de la promesa de una alegría que no llegó.
En el comienzo, Robert Zemeckis creó a Marty McFly  a la imagen y semejanza de un joven llamado Eric Stolz, pelirrojo de increíble registro dramático pero sin la chispa, sin la juventud, sin lo esencial:
No adolecía de adultez.
Era un viejo chico que en el rodaje de 1984, de la primera “Volver al futuro”, resultaba perfectamente la versión vieja, encerrada en el cuerpo de un teenager, de Marty McFly. Entonces, antes de siquiera terminar la película, Zemeckis destruyó su creación y negoció con los dueños de su primera elección, Michael J. Fox, los estudios NBC y la serie ‘Lazos familiares’, para volver a ese joven petizo canadiense, bueno para la talla y fresco y juvenil.
Un amigo me decía que con el paso de los años, 30, nos hemos vuelto muchos una versión vieja del MartyMcFly de Eric Stoltz en este Hill Valley que parece Chile, con tablets, pantallas touch, drones y el futuro listo para vender en la vitrina, pero en cómodas cuotas listas para garantizar la deuda eterna de los ciudadanos y ciudadanas y mantener engrasada la maquinaria del mejor invento hasta ahora: el robo legal de ISAPRES; AFP; y demases.
Somos Eric Stoltz porque hemos perdido la magia y la chispa y la esperanza de una generación realmente perdida en ese bloque de años que el DeLorean viajó en un pestañeo, y que a nosotros nos moldeó, formateó y quitó los sueños durante treinta años, bajo un sistema feroz que nos ha convertido en Terminators, aniquilando y devorando al del lado sin conmiseración, culpa ni remordimiento.
Sí, mi amigo suena grave. Es grave el loco.
Los soñadores e ingenuos chicos de los 80 que querían imitar a Marty McFly, y que además se imaginaban llegar a adultos siendo tan cool como Han Solo, Indiana Jones, El Vengador, que se transforma en un Robot y más héroes o aventureros, este 21 de octubre de 2015 muchos de ellos no son nada más que, me decía mi amigo pesimista, gordos, avaros y apagados adultos, más adultos que el Eric Stoltz que nació viejo de carácter.
-¿Qué has dicho, Biff?
-“Gallina McFly”
-¡Nadie me llama gallina!
A McFly nadie lo llamó gallina.
Ni lo fue.
 Ese 21 de octubre de 2015, Marty McFly podría estar llegando del pasado para evitar que todo se vaya al carajo.
Pero esta realidad ¿alterna? ¿En la que Biff es el jefe?, ¿los malos son los jefes y todo está podrido? sin duda es más gris, más árida y más parecida a la realidad futurista de ‘Children of man’, de Alfonso Cuarón, una película que es como si apagaran el neón colorinche de la noche eterna de ‘Blade runner’ y te mostrarán los ‘leftovers’ de lo que quedó a plena luz de día.
En la calles vacías de alegría.
Grises.
En el triste, solitario  y final.
Si Robert Zemeckis fuera el director de cine de este presente, si este presente fuera su película, seguro nos daría esa cristiana “second chance” que le brinda a sus personajes en sus películas con Ebenezer Scrooge enfrentando los fantasmas de navidades pasadas, presentes y futuras (‘Un cuento de Navidad’), con náufragos perdidos en su propia salvación (‘Castaway’), detectives buscando redención entre toons (‘¿Quién engañó a Roger Rabbit?’), pilotos borrachos asumiendo su alcoholismo (‘El vuelo’) y con un niño viajando al pasado, presente y futuro y de nuevo al pasado, para que el libre albedrío no se transforme en desastre final del Apocalipsis.
La fecha.
21 de octubre de 2015.
Sí, es la fecha de una película de Hollywood, comercial, con efectos especiales y hasta tonta para tu novia o novio que no entiende lo que significa para ti.
Pero es la fecha, el día, el mes y el año, en el que debes recordar por qué nadie nunca debe llamarte gallina.
Nunca.