Poder sin límites: un docureality sobre superhéroes

 

Hay algo en “Chronicle: Poder sin límites” que llama la atención y es el uso de la cámara subjetiva que está en manos de uno de los protagonistas. Podríamos decir que este recurso ya se ha convertido en una suerte de género en sí mismo que posee, al menos que yo recuerde, dos grandes exponentes anteriores. El primero es “La bruja de Blair” y el segundo es “Cloverfield”. Lo que tienen en común estos dos ejemplos es que la cámara se transforma en la de un corresponsal o de un documentalista que convierte su experiencia en un documento para la posteridad, es decir, no está el encuadre o el manejo simbólico del director que juega con los planos y la edición, sino que se supone que lo que se está viendo es la realidad, no una obra de arte para meditar o una cinta de acción para divertirse. El gran “pero” de estos ejemplos es que ese efecto de realidad no se logra del todo justamente porque siempre aparece la duda o el escepticismo para el espectador en relación a si alguien, una persona común (que no es además un corresponsal de guerra), puede mantener la porfía de seguir filmando cuando su propia vida está a punto de acabar o el mundo se está viniendo abajo. O simplemente porque nadie se imagina pegado a una cámara 24/7.

En el caso de “Poder sin límites” también tenemos algo de eso, un chico obsesionado con registrar todo con su cámara, decisión que persiste aún cuando él y sus amigos ya tienen los poderes de un superhéroe y, prácticamente, pueden hacer todo con el puro pensamiento. No les contaremos exactamente cómo lo hace, pero el protagonista logra una solución (o el guionista para ser más preciso) para nuestro escepticismo en torno a que alguien pueda mantener una cámara todo el rato en sus manos (o bien, frente a la pregunta de cómo se puede abrir el plano de filmación para incluir a la persona que está filmando sin tener que recurrir a otra cámara).

No sé si me han seguido en este pequeño análisis. Pero bueno, esta es una de las cosas que más me llamó la atención de “Poder sin límites”, además de ser una interesante exploración a esto de la posibilidad de crear superhéroes contemporáneos, tal como pensé que podría haber pasado con “Matrix” (lo que tiene que ver con buscar nuevas fuentes para explicar el origen de que alguien pueda volar o hacer añicos algo con su mirada). No sé si estoy de acuerdo con todas las decisiones del guión, pero “Poder sin límites” tiene suficiente oscuridad y medio tono como para no unirse al resto de las películas desechables de superhéroes. De hecho, su protagonista es un adolescente retraído y marginal (que va a una escuela pública) y que debe lidiar con las dificultades de un padre abusivo y una madre enferma. Lo mejor de todo es que lejos de encontrar un nuevo sentido a su vida o de resolver sus problemas y taras gracias a sus nuevos poderes, el protagonista ve cómo sus problemas se agudizan.

Nerd News y Fox los invitan a ver “Poder sin límites”, película que se estrena este jueves en los cines, y de paso estaremos sorteando 8 entradas dobles para el cine a través de un concurso que comenzamos desde hoy y que pueden revisar aquí.

Concurso: Entradas para ver “Chronicle: Poder sin Límites”

Esta semana se estrena "Chronicle, Poder sin Límites" y te invitamos a participar en nuestro concurso (gentileza de Fox) para ver esta cinta que cuenta la historia de tres chicos que, producto de un extraño incidente, se ven dotados de increíbles poderes. Si deseas participar en el sorteo de 8 entradas dobles debes ser fan de nuestra página de Facebook y contarnos en el muro cuál sería el superpoder que te gustaría tener.     

Algunos besos para recordar

No es original, pero que fué… total es verano. Aquí les dejamos una selección típica de besos que quedaron en nuestra retina. Ojo con la princesa Leia, que lo vemos con Han Solo, Luke (que para colmo era su hermano) y hasta con Chewbacca. Una princesa algo descarriada.