Category Archives: LIBROS

Así es ‘Star Wars: Catalyst’, la precuela de ‘Rogue One’

Hay que decirlo con franqueza. ‘Rogue One. Una historia de Star Wars’, fue una grata sorpresa que ha hecho más llevadera la espera por ‘Star Wars: The last jedi’, la octava cinta de la saga creada hace cuatro décadas por George Lucas, que se estrenará en diciembre de este año.
Sí, ‘Rogue One’ brilla con luz propia, en tanto es aquella historia oscura, sucia y adulta que muchos esperábamos hace tiempo. Una cinta de guerra ambientada en aquella “galaxia muy, muy lejana”, con traiciones sobre traiciones, y personajes entrañables por sus defectos, traumas y oscuros pasados.
Por eso viene bien hablar de la novela ‘Star Wars: Catalyst’, la precuela de ‘Rogue One’, publicada en inglés en noviembre del año pasado y que estará disponible en castellano (al menos en España) a partir del próximo 31 de marzo.
Su autor es James Luceno, responsable de novelas de ‘Star Wars’ pre Disney como ‘Labyrinth of Evil’ (2005), ‘Dark Lord: The Rise of Darth Vader’ (2005), ‘Millennium Falcon’ (2008) y ‘Darth Plagueis’ (2012). Y que ahora su suma al nuevo canon con ‘Star Wars: Tarkin’ (2015) y esta precuela de ‘Rogue One’.
La trama se inicia cuando aún se libra la guerra entre la República ―ya controlada por el Canciller Palpatine― y los separatistas. En ese contexto, Orson Krennic, quien forma parte del proyecto de construcción de la primera Estrella de la Muerte (también conocida como Estación Orbital de Batalla DS-1), busca la ayuda de un viejo amigo: el científico Galen Erso.
Pero los vanguardistas estudios sobre energía de Erso no solo han llamado la atención de Palpatine, y cuando Galen, su esposa Lyra y su hija Jyn son secuestrados por un comando separatista, Krennic entra en escena, rescatándolos.
Ahora, la familia Erso está en deuda. Algo que Krennic tiene claro al momento de ofrecerle a Galen la oportunidad de continuar con su trabajo científico con todos los recursos que él necesite, obviamente, trabajando para el futuro Imperio. El punto es que tanto Galen como Lyra saben que tanta generosidad tendrá un alto precio a pagar y que el uso de sus descubrimientos no será necesariamente pacífico.
Algo de esto se insinúa en ‘Rogue One´, durante un flashback de Jyn, en el que vemos a Galen compartiendo con Lyra y Krennic en su hogar, en alguna ciudad que hasta podría ser Coruscant. Un tiempo de mayor confianza y amistad entre ellos, mientras las raíces del Imperio crecían por la galaxia.
Si bien ‘Rogue One’ es el primer spin-off cinematográfico de ‘Star Wars’, lo cierto es que abrió un universo propio (a pesar de que no ofrece ninguna posibilidad de secuela). Uno que es necesario explorar en reversa a través de precuelas, y no solo de los integrantes de la familia Erso.
Cada uno de los personajes que conocimos ofrece la posibilidad de contar nuevas y apasionantes historias, ya sea en formato de cómic o novelas como ‘Star Wars: Catalyst’. Ojalá que no demoren mucho en escribirlas.

George R.R. Martin cree que ‘Vientos del Invierno’ saldrá este año

Continua la intriga por el sexto libro.  
George R.R. Martin continua trabajando en lo que será la conclusión del sexto libro de su saga ‘Canción de Hielo y Fuego‘. Y aunque muchos esperan con ansias esta entrega, aún no se conoce fecha oficial de su publicación.
Pero el autor, trató de calmar las aguas al actualizar a un lector de su blog, cuando éste le preguntaba sobre el estado del libro, ‘Vientos del Invierno‘.
No está listo aún, he tenido progresos, pero no tanto como esperaba hace un año, que es cuando pensé que a esta altura ya estaría listo. Pero creo que saldrá este año, aunque eso mismo pensaba el año pasado“, comentó.
Cabe recordar que ‘Game of Thrones‘, la adaptación televisiva de su obra, ya superó los hechos relatados por Martin en los primeros cinco libros.

‘Armada’ de Ernest Cline: Noticia de una muerte anunciada de la cultura Geek

La esperada segunda novela de Ernst Cline, Armada, trajo con su publicación altas expectativas entre los lectores al tratarse justamente de un autor que las había dejado por lo alto con su primera incursión en el género: Ready Player One. ¿Podría refrendarlas? ¿Conduciría irremediablemente a la decepción? Ahora podemos saberlo en Chile, ya que el sello Nova de Ediciones B la publica en español para beneplácito de todos los aficionados hispanoparlantes.
Tiene algo de paradójico que la gente que disfrutó de la novela Ready Player One,novela cuya adaptación al cine, tiene fecha de estreno para el 30 de marzo del 2018— y se volvió fan de su autor, Ernst Cline, lo mejor que podría haber hecho para cultivar ese gusto y admiración e incrementarlos, quizás, era empezar por Armada, la segunda novela de su catálogo.
Y no es precisamente porque Armada sea decepcionante: para nada; ni tampoco porque sea una obra tan entretenida y con todos los elementos que hicieron de Ready Player One una notable primera novela que, desde antes de ser publicada ya aguardaba su adaptación al cine de la mano del infaltable director de la filmografía de ciencia ficción, Steven Spielberg.
En Armada está esa ambientación nerd, llena de datos del ámbito de los videojuegos, la televisión, la música pop y una amplia serie de referentes de la cultura ochentera, como textura de la narración. También se encuentra presente el estilo directo y ligero de la escritura, que permite una lectura veloz, sin reparar que al final son 428 páginas las que se han leído casi de un tirón.
Pero definitivamente, aunque muy probablemente igual llegue a las pantallas cinematográficas y su trama llegue a millones de espectadores, Armada no es Ready Player One.

Premisas invertidas
Ernest Cline vuelve a incursionar en su segunda novela en el género de la ciencia ficción, pero para armar el argumento de Armada en cierta forma invierte las premisas de Ready Player One.
Si en ésta el lector asistía a un mundo distópico del que era preferible refugiarse en una realidad virtual, ante el caos, la miseria, la corrupción y en general la falta de estímulos para formar parte de una realidad real, como sí los había en OASIS (Simulación de Inmersión Sensorial Ontológica Antropocéntrica), en Armada el sueño de todo gamer se volverá realidad: el mundo se convierte en una especie de videojuego, en el que los héroes serán precisamente los más calificados y hábiles en las consolas en las que pasan horas de entretenimiento.
Pero eso es solo el trazado general de la novela. En el fondo se tratará de evitar una invasión alienígena, tal como ocurre en el videojuego que Zack Lightman juega hasta la obsesión todas las noches: Armada.
Ver una nave espacial idéntica a las de aquel videojuego en el que pasa horas, hace dudar a Zack de su cordura. Será real o solo está alucinando. (Algo bastante usual entre los Gamer. Lo juro)
Sin embargo, esto es real. Eso comprobará Zack, antes de querer compartir sus percepciones con otras personas. La certeza llegará con un Transbordador Aeroespacial de Tropas del modelo TAT-31, una de las naves que la Alianza de Defensa Terrestre utilizaba tanto en el videojuego Armada, como en el de Terra Firma: “Tenía claro que aquella vez no era una alucinación, ya que había muchísima gente mirando el transbordador con cara de asombro. Y también oí cómo resonaban los motores de fusión y sentí en la cara las oleadas de calor que emanaban. Estaba ahí de verdad”.
¿Y qué hacer ante una invasión extraterrestre que parece salida de un videojuego?

Los mejores puntajes
Parecería obvio que si el mundo está sufriendo una invasión alienígena al estilo de un videojuego, la solución estaría en que la defensa de la Tierra la lleven a cabo los mejores gamers de quienes se tenga registro. (Por favor no relacionar con la película Pixeles del pesado Adam Sandler. No.)
En ese punto, Cline permite enlazar al protagonista con el conocimiento que le ha brindado el hurgar en las libretas de apuntes de su padre, arrumbados en cajas después de que muriera hace tiempo.
Entran entonces a escena las teorías de conspiración más descabelladas que el papá de Zack elaboró meticulosamente durante años a partir de videojuegos, películas y series, y que en sí consistían en la amenaza extraterrestre y la creación de un registro gubernamental subrepticio de los mejores puntajes de diversos videojuegos de naves, con una finalidad no del todo clara y en apariencia absurda e inútil.
Pero de pronto, ante la realidad de la invasión extraterrestre, el contenido de esas libretas de apuntes no solo parecerían tener un sustento real, sino que brindan claridad a lo que el gobierno sabía desde tiempo atrás y el plan para combatirlo: identificar a los mejores videojugadores para reclutarlos a fin de encabezar la lucha contra los alienígenas y defender así el planeta.
Regocijo nerd
En Armada, Ernst Cline logra ambientar al lector en un mundo propio del videojugador, con retos, descripciones y lugares casi electrónicos, que por lo demás Zack conoce a la perfección.
Hay, incluso, algunas fantasías cumplidas para todo gamer, como la de trabajar en una tienda de venta de videojuegos con un jefe (Ray) que no solo es amigable y en sintonía con el protagonista, sino que lo motiva a mejorar sus puntajes, mientras escucha música (Vital Signs de Rush) con la que afina puntería y se adentra en la inercia (los erráticos movimientos insectiles de soldados Araña, por ejemplo) de Terra Firma.
La estructura, la trama, las descripción y desarrollo de las batallas (cuya característica es que se da en naves drones, sin tripulación aunque sí capaces de dañar el mundo real), el asumir que videojugar puede ser una labor tan fundamental como para defender un planeta, si bien se fundamenta sobre el clásico tema de la invasión alienígena tantas veces tocado por la ciencia ficción, Armada es un gran regocijo nerd.
Vuelo del original
No obstante, cierto pero puede derivar en el lector que tiene como referencia Ready Player One en la memoria, porque difícilmente evitará la comparación. Y esa primera novela de Cline tiene destreza literaria, novedad temática y diversas densidades tanto en la trama como en los personajes, lo cual puede causar la sensación de mayor y mejor acabado.
Armada no desmerece por sí sola. Pero sí, quizá, como parte del catálogo de un autor tan elogiado por su obra anterior, como Cline. Hay elementos que podrían identificarse ya con su narrativa, pero esa misma virtud en otro prisma podrían valorarse como clichés del autor, como repeticiones que no alcanzan el vuelo del original.
El lector de ciencia ficción que se adentre en Armada igual va a disfrutar la aventura, porque está lejos de ser indeseable. Y es más: resulta un ágil y fluido esparcimiento, que junto con la ambientación popera y querible con la que el autor se empeña en amueblar su narración, no puede sino reconstruir en letras esa fascinante sensación de quien entra en una sala de arcades o toma el control de su consola de juego con una sola aspiración —¿cuál más?—: la de sentir que tiene el futuro del mundo y la humanidad en sus manos.
En Armada eso es estrictamente cierto.

‘Todo mejora con Zombis’, el libro que te enseña lo que necesitas saber de the walking dead

Este domingo vuelve The Walking Dead, y para aquellos que aún se están recuperando del trauma que les dejó el último capítulo de la sexta temporada, Ediciones B nos trae “Todo mejora con Zombis: El libro que todos los fans de The Walking Dead, estaban esperando”, del escritor  y “seriéfilo de pasión”, Mon Suárez quién se ha dado un tiempo para hablar con Nerdnews.cl sobre la serie que inspiró su libro.
Este 23 de octubre es el día esperado por todos los amantes de los cadáveres caminantes: es la fecha en que vuelve The Walking Dead, la aclamada serie de AMC, que el pasado mes de abril terminó con un tremendo cliffhanger que dejó a los fanáticos en la más absoluta oscuridad en cuanto a qué personaje encontrará su fin en las manos del nuevo ultra maligno Negan y su amada Lucille.

El retorno se da en el marco de la confirmación de la octava temporada para el show, y la recomendación tenebrosa de Andrew Lincoln, actor que personifica al exsheriff Rick Grimes, que no puede infundir mayor miedo e incertidumbre a los seguidores de esta saga basada en el cómic de Robert Kirkman y Charlie Adlard, al referirse al estreno del primer episodio de la séptima temporada, que mantuvo a los fans cerca de nueve meses especulando y teorizando en la Web:
Creo que los miembros de la audiencia no deberían mirar el episodio de estreno solos. Estén con sus seres queridos y tómense de las manos, preparen una rica comida y díganse cosas agradables. Díganles que los aman, antes de embarcarse en el nuevo episodio”, son las palabras de Andrew en el documental  The Walking Dead: The Journey so far.
Si desde que The Walking Dead llegó a la televisión en halloween del 2010 sigues las desventuras de Rick Grimes y su grupo, no importa qué tan asustados o enojados estén por el fatal destino que se aproxima, porque los productores y creativos de la serie se han encargado de hacer imposible la idea de no ver el capítulo de estreno este domingo. Y seguramente lo verás. Es insostenible la sola idea de no enterarse de cómo Rick va a manejar la situación, después de verlo de rodillas frente a Negan, totalmente devastado e indefenso.
El capítulo 7×01 iniciará inmediatamente después del final de la retransmisión de la sexta temporada, por lo tanto el público no tendrá que esperar más tiempo para averiguar quién es el desafortunado al que Negan machacará con su bate cubierto de púas.
Y justo para aquellos que aún se están recuperando del trauma de las últimas temporadas, por los grandes eventos y pérdidas de personajes entrañables, y no pueden recordar en dónde quedó la historia o mejor aún desean repasarla, Ediciones B  nos trae “El libro que todos los fans de The Walkig Dead estaban esperando”: Todo mejora con zombis, del columnista del diario español ABC, Mon Suarez; escritor que habló en exclusiva para los lectores de NerdNews.cl
Todo mejora con zombis 
The Walking dead no es sobre zombis, es sobre ustedes. Esa es la premisa que postula el autor del libro Todo mejora con zombis: Mon Suárez. Un narrador distinto, un periodista que no recuerda su nombre, siempre hambriento de carne humana y que de paso se queja de lo complicadas que son las personas cuando generan lazos, es quien lleva de la mano al lector del volumen.
La decisión de relatar la historia desde el punto de vista de un Zombi es debido a que consideraba que ya existían muchos libros sobre series y todos siguen el mismo patrón. Me encanta ser un outsider e introducir un punto más gamberro a mi escritura. Además, me permitía darle un toque cómico en algunas ocasiones.”, cuenta Suárez.
El libro es una especie de versión literaria del documental de AMC The Walking Dead: The Journey So Far. Hace un recorrido desde los orígenes mitológicos del zombi, pasando por las películas de George Romero y el zombi moderno, hasta adentrarse en el cómic de Robert Kirkman, la adaptación a la televisión y la lucha de Frank Drabont por encontrar una casa televisora para producir la serie. Todo ello salpicado por perfiles de los personajes más importantes y los eventos decisivos de la serie desde al año uno al quinto.
Todo mejora con zombis, de una manera divertida y como ya había anticipado: desde el punto de vista de un experiodista infectado por el virus Z, narra de forma seria, a veces en broma, pero siempre dejando mensajes importantes entre líneas, los inicios de la novela gráfica que se convierte en serie; un cómic que por cierto hasta el día de hoy, es un éxito de ventas y de seguidores.
Realmente hay que tener en cuenta que aunque sea en forma de parodia ser un periodista y un zombi a veces está unido. En la sociedad actual, las noticias corren como la pólvora, la información está al alcance de cualquier persona sea periodista o no. Los teletipos ya no importan, importan los tuits. En el periodismo actual prima el click rápido por encima del contenido de calidad. Hay que intentar pensar que en la vida real no se puede ser un zombi e ir en manada buscando lo mismo. Hay que marcar la diferencia.”, explica la persona detrás del zombi.
Mon, también compara la serie y el cómic para encontrar que comparten muchas cosas, incluyendo personajes y argumentos. Sin embargo, las dos van en direcciones diferentes y solo convergen de vez en cuando: cuando un personaje o circunstancia es transportado desde la novela gráfica a la serie de televisión, pero incluso entonces, por lo general, la historia está cambiada para que los lectores del cómic puedan disfrutar del programa sin demasiados spoilers o sin esa soberbia de creer que todo el tiempo saben para dónde va la micro.
Tanto la novela gráfica como la serie comienza con el personaje principal, Rick Grimes baleado, despertando de un coma, para luego descubrir que está en medio de un apocalipsis zombi, quizás un guiño a la película  28 días después, dirigida por el premiado director de cine, Danny Boyle.

Un nuevo universo probable
Grimes trata de entender el nuevo mundo en el que ha despertado, su mejor amigo Shane y su familia —su esposa Lory y su pequeño hijo Carl, al darlo por muerto— tratan de seguir con su vida lejos de la ciudad y de él, en este caso.
Parte de la primera temporada gira en torno al viaje que Rick emprende para encontrar a su familia a las afueras de Atlanta y las lecciones que aprende en el camino. En este mundo, nadie sabe qué son esos seres repugnantes que gruñen y comen carne humana. No han visto las películas de George Romero, ni han leído Zombi: guía de supervivencia de Max Brooks, por lo tanto los personajes, no saben cómo enfrentarlos ni tampoco el origen de estos. Esas son las reglas cosmogónicas de TWD.
Suárez también postula que The Walking Dead es similar a la serie Juego de tronos, al menos en algunos aspectos. Ambas son series acerca de los personajes, las relaciones entre ellos, las luchas por y para el poder, y casi en segundo plano aparece lo sobrenatural.
De hecho, en Juego de tronos hay capítulos completos sin elementos fantásticos y al igual que en The Walking Dead, existen episodios con pocos zombis o derechamente ninguno, y en los que solo se explora la psicología y el interior de personajes duros de pelar como Daryl Dixon.  Eso no quiere decir, como bien destaca el zombi narrador del libro, que los monstruos no sean importantes. Lo son, pero sobre todo en términos de cómo afectan a los personajes y la historia.
Cuando los escritores o libretista hacen mucho hincapié en la fantasía o en la ciencia ficción, más que en los personajes se rompe la ilusión de realidad. La historia pierde veracidad  incluso cuando los personajes reaccionan a estos elementos, se nota artificial. En cambio, los creadores de The Walking Dead y Juego de tronos, consiguen todo lo contario al desarrollar personajes profundos, queribles y en ocasiones muy odiados. Nada más humano.
“Esa es la cuestión: la idea es que la historia pueda ser contada sin zombis. Eso hace que todo sea más real y cercano. Tú crees que puedes ser Rick con su dicotomía entre el bien y el mal. Cualquiera que en un mundo “normal” sea una persona normal puede convertirse en un auténtico psicópata si no hay reglas que nos frene. Nunca sabremos si nosotros seríamos héroes o villanos en esa historia.”, argumenta el autor.
El misterio del virus
Si en esta guía imprescindible para todo el fanático del género zombi se pretende encontrar respuestas a la cuestión de cómo se genera el apocalipsis zombi, habrá decepción, pues quizás sea lo menos importante. Aunque el autor sí nos cuenta la idea inicial de Robert Kirkman, para dar respuesta a esta pregunta, sin embargo, Suárez está seguro que revelar en la historia al origen del virus Z no es relevante: “La gracia de toda historia de zombis es que no sean lo importante en la historia, por eso soy de los que opina que nunca debe explicarse la razón del Apocalipsis.”, afirma.
En The Walking Dead, la historia se cuenta a través del punto de vista de un pequeño grupo de personajes. Y ellos saben lo que saben. Tampoco están buscando el porqué los muertos cobran vida.  Al contrario, solo buscan sobrevivir. El único que parecía entenderlo es el científico Edwin Jenner, último sobreviviente del CDC (Centro de Control de Enfermedades), quien ante la impotencia de su capacidad racional, se suicida en el capítulo final de la primera temporada.

Cifras exitosas
Con una audiencia en aumento, The Walking Dead, hace lo que la mayoría de los programas de televisión tienen como objetivo: entretener a millones. Pero esta serie logra más que eso. TWD es la próxima etapa de un género que tiene como legado utilizar el miedo y la muerte para hablar sobre temas sociales. Y si eres fanático de la serie o no, el programa siempre tiene algo que decir, como por ejemplo la perdida de los valores y la humanidad, o la posibilidad de ser un tirano sin saberlo, con tal de sobrevivir y defender a tu gente.
“Pensáis que sois humanos y perdéis lo único que os hace ser lo que sois: la humanidad. Sois capaces de matar a vuestros iguales solo por el mejor hecho de sobrevivir ¿qué os hace diferentes a nosotros? Me temo que lo única diferencia es que vuestros corazones laten y los nuestros no, narra el autor en el capítulo de Las primeras pérdidas, palabras que nos recuerdan al personaje de Dale, interpretado por el actor Jeffrey de Munn, abierto del estómago por las garras de un terrible zombi mientras padecía la impotencia de explicar esos conceptos a sus compañeros.
El narrador de Todo mejora con zombis, aconseja como primera lección de supervivencia del ataque zombi algo fundamental: nunca enfrentarse a ellos estando solos. Hay seguridad en los números, sí. De hecho es lo que vemos en los protagonistas de la serie y esta primera regla desafía algo que en la realidad es muy apreciado: El individualismo.
Sin embargo, existen personajes como Carol y Michone, que han logrado grandes cosas de forma individual. Han emprendido empresas de rescate y han logrado salir adelante de forma exitosa sin la ayuda de nadie. Un ejemplo de ello es cuando Carol mientras está en el exilio rescata al grupo de Rick que está a punto de convertirse en salchichas, en la terrible comunidad de caníbales llamada Terminus.
Esto es admirable, pero también es algo que, al menos en este mundo, no se puede llevar demasiado lejos. Opuesto a lo que sucede en nuestra realidad, en el que el individualismo, es el camino irrenunciable a la supervivencia (exitismo).
En Todo mejora…, el autor no solo analiza cómo influye el individualismo en los  personajes, sino que también la vida en grupo. A estas alturas de la serie, que ya va en la séptima temporada, las relaciones se han vuelto mucho más complejas. El grupo de supervivientes original se ha encontrado con otras comunidades, muy distinta de la propia. Woodbury, Terminus, o más recientemente Alejandría. Algunas, incluso, con una falta de ética que se contradice con la de Rick y los suyos.
Dentro de cada grupo de sobrevivientes, hay problemas, y cómo cada grupo enfrenta sus conflictos internos es importante porque termina por definirlos. En este sentido, Suárez también explica que cuando se generan fuertes lazos entre los protagonistas, en un mundo en que los caminantes están amenazando constantemente la poca estabilidad que con mucho esfuerzo han logrado, se vulnera la unión y la sobrevivencia del grupo.
Cuando ves el mundo desde nuestra perspectiva —zombi—, todas esas sensiblerías son las mayores debilidades y hacen que cometáis errores que nosotros aprovechamos“, narra el autor en Todo mejora

La persona detrás del Zombi
Mon Suárez, es un embriólogo que dedica una parte de su vida —como reza la solapa del libro— a dirigir un laboratorio de reproducción asistida en Madrid y la otra mitad, a la crítica de series de televisión en el diario español ABC. Desde hace años que analiza y escribe sobre de TWD, episodio por episodio, por lo tanto se podría decir que es una autoridad en el tema y su libro debut Todo mejora con Zombis es el mejor respaldo.
En este sentido, no descarta hacer una segunda parte de esta mini enciclopedia de TWD, pero “lo decidiré cuando la serie llegue a su fin. Ahora mismo tengo varios proyectos en mente sobre otros temas e incluso una novela. Solo me falta tener algo de tiempo para sentarme a escribir, pero admito que esta descomposición y estas ganas de comer cerebros no ayuda en nada“… bromea el autor.
Aún no se sabe hacia dónde se dirige The Walking Dead, ni tampoco en dónde va a terminar: “Es difícil saberlo. TWD tiene una primera temporada magistral y un bajón considerable en la segunda que fue difícil de superar. Creo que ahora mismo han conseguido equilibrar la historia con la acción y poder darle al público lo que realmente quiere. En mi opinión ya habría cerrado la serie en la sexta temporada, es el número mágico de las grandes series. Pero admitámoslo, si AMC tiene la gallina de los huevos de oro no va a encerrarla ahora.
Algunos miran la serie porque es muy entretenida. Otros la evitan porque no pueden soportar a los zombis y la violencia y el gore que van junto con ellos. Sin embargo, si les gustan o no los zombis, la línea de fondo sigue siendo que este es un género con una rica historia que trata de hacer algo más que asustar en incomodar. Nos muestra la verdadera naturaleza del ser humano, que mientras más evolucionan más básicos y primitivos se ponen. Así es la vida fuera de nuestra realidad, una completamente zombi que trata de hacernos a su imagen y semejanza. O nos destruye. 
Todo mejora con Zombis
Ediciones B (B Series)
Precio de ref.: $8900.-

Publican la edición ilustrada de ‘Juego de tronos’

Hace 20 años, específicamente en agosto de 1996, se publicó por primera vez en Estados Unidos ‘Juego de tronos‘, la novela que habría de iniciar la épica saga Canción de Hielo y Fuego, de George R.R. Martin. Y para celebrarlo, este 18 de octubre salió a la venta en inglés la edición aniversario ‘A Game of Thrones: The Illustrated Edition’, libro de 896 páginas y tapas duras que ―tal como lo indica su título― incluirá detalladas ilustraciones en cada uno de sus capítulos.
La noticia fue confirmada por el propio Martin hace un par de meses en su sitio ‘Not A Blog’, oportunidad en la que recordó aquel momento clave en su vida.
Las críticas fueron buenas en general, las ventas estuvieron… bueno, estuvieron bien. Sólidas. Pero nada espectacular. No figuró en listas de best sellers, ciertamente. Hice una gira para promocionar el libro y firmé ejemplares en Houston, Austin y Denton, Texas; en St. Louis, Missouri; en Chicago y Minneapolis; y en la costa oeste, en San Diego, Los Ángeles, Berkeley, Portland y Seattle (…) Los asistentes no llegaron a las cien personas en ningún lugar, y en una parada (St. Louis, si quieres saberlo), la audiencia no solo fue cero, sino que además cuatro personas dejaron la librería”, recordó Martin.
Pero las cosas han cambiado un poco en los últimos veinte años”, continuó. “Mis multitudes son más grandes ahora (aunque, por desgracia, ya no puedo conversar cinco o diez minutos con cada cliente). Las novelas figuran en todas las listas de libros más vendidos en el país, y la mayoría de las que están en el Reino Unido y el resto del mundo también. Hay un exitoso programa de televisión del cual usted puede haber oído hablar, con ratings que marcan records, altísimos niveles de piratería, y un número récord de premios Emmy. Hay juegos, miniaturas, máquinas tragamonedas, máquinas de pinball, cosplayers, muñecas, figuras de acción, monedas, camisetas, novelas gráficas, traducciones en más de cuarenta idiomas”.
Han sido veinte años increíbles, veinte años que han transformado mi vida y carrera, veinte años en los que la novela nunca ha dejado de imprimirse. Y algo así tiene que ser conmemorado”, finaliza.
Esta nueva edición considera 73 ilustraciones en blanco y negro, y 8 en colores. Algunas de ellas ya se han visto en los Calendarios de Hielo y Fuego, mientras que otras provienen de ‘El Mundo de Hielo y Fuego’ (especie de enciclopedia de la saga) y del juego de cartas coleccionables. Sin embargo, el libro además incluye 48 ilustraciones absolutamente nuevas.
Y dentro de los artistas que aportan con su arte se cuentan John Picacio, Paul Youll, Gary Gianni, Didier Graffet, Victor Moreno, Michael Komarck, Arantza Sestayo, Magali Villeneuve, Ted Nasmith, Levi Pinfold y Marc Simonetti, entre muchos otros.
Sin duda, una manera de conmemorar en grande las “dos décadas de vida” que tiene ‘Juego de tronos’.